Inicio | Articulistas | Que coja su “tique” y espere su turno

Que coja su “tique” y espere su turno

POR  DOMINGO ABRÉU COLLADO 
Como van las cosas, a este puente que espera la comunidad de El Badén y las comunidades de la carretera que va de San Cristóbal a Villa Altagracia, no le queda de otra. Tiene que coger su “tique” y esperar a que le toque su turno.

En el área de “El Badén”, junto a la carretera Duarte, tienen un lío con los Mora por un asunto de tierras, y porque la gente tiene que utilizar el badén sobre el río Catarey (que es el mismo Haina al final), y cuando hay crecida el río se lleva gente, bienes y propiedades. Que de hecho no habría problemas con los bienes y propiedades, que algún día se recuperan. El problema es con la gente arrastrada por el río, que no vuelve.

La cosa es que la gente de El Badén y los otros lugares indicados quieren que les reconstruyan el puente, ese que ustedes ven en la foto. Pero ocurre que los Mora tienen las tierras al otro lado del puente, ese que ustedes ven en la foto. Pero para reconstruir ese puente no se sabe de dónde se van a sacar los denarios, si es que dicho puente, ese que ustedes ven en la foto, es considerado como una prioridad o por lo menos como una obra importante.

En realidad, lo que debería construirse frente a lo que queda del antiguo puente es una cadena de bancos para sentarse a esperar el turno que le tocará para su reconstrucción, quizás luego de que se construya la isla artificial, el metro, el superswat contra la delincuencia y el elevado de Villa Mella.

Otro asunto es en qué tipo de moneda y papeleta se buscarán los denarios para este puente. Pues hay que saber si vendrán en euros, en dólares, en yenes, o en… ¿hay rublos todavía en Rusia o ya se manejan euros allá?

Porque esa es otra cosa. Dependiendo de qué moneda nos agarremos para construir el puente dependerá si nos alcanza para terminarlo. Porque igual lo comenzamos con euros y lo terminamos con yenes, o con dólares, quién sabe.

Pero nada. Ahí está el pedazo de puente que espera por el pedazo que le falta. Que lo más probable sea que no se pueda reconstruir utilizando el mocho ese, sino que haya que demoler el pedazo y construirlo entero. Todo depende de lo que digan los ingenieros. Porque igual le construyen lo que le falta y viene una riada y se lleva el pedazo nuevo. Porque no es verdad que lo van a construir con la misma calidad con que los mandaba a construir el perínclito aquel.

Mientras tanto, la gente de El Baden tendrá que seguir esperando con su “tique” en la mano y sentada en los bancos -si se los construyen- a que les toque su turno. Y que no se desesperen, que más esperaron los judíos por la llegada del Mesías y finalmente… bueno, finalmente siguen esperando todavía, pero ahora con más fé.

LA CARRETERA “FALLIDA”

Como todo parece indicar que el término “fallido” se va a poner de moda, aprovecho para irme delante, antes de que lo manoseen tanto que luego sea un asco utilizarlo.

La carretera “fallida” es lo que más se parece a un estado fallido. Un ejemplo de carretera fallida es la Autopista 6 de noviembre; por lo siguiente (y pónganle atención a la comparación con Estado fallido): primero, fue construida para aliviar el tránsito por la carretera Sánchez o Santo Domingo-San Cristóbal, dejándo a ésta solamente para el tránsito pesado y enviando el tránsito liviano hacia la nueva autopista.

Segundo, su diseño, a la altura de las grandes autopistas de otros países, fue la primera en utilizar en todo su trayecto las señalizaciones debidas, carriles bien delineados y reflectores de piso (ojitos de gato) para su mejor utilización y seguridad nocturna.

Tercero, se estableció la no construcción a sus lados para mantener agradable el paisaje y evitar el aspecto de arrabal de las demás carreteras.

Y cuarto, el mantenimiento de los tres primeros puntos garantizaría un manejo ambiental adecuado y una vida útil bien larga, tomando en cuenta que el suelo sobre el que se diseñó cruzan dos ríos y dos arroyos que en cierta manera debilitan su base.

Pues bien. Como no se siguieron las pautas de su diseño (como cuando no se siguen las razones de fundación de un Estado); y como se permitió el paso del tránsito pesado (como cuando el Estado se endeuda irracionalmente); y como se permitió su arrabalización (como cuando el Estado se deja en manos del tigueraje y la delincuencia); la Autopista 6 de noviembre ha resultado severamente dañada, y sus propósitos han sido fallidos, como cuando un Estado no puede siquiera hacer cumplir los propósitos para lo que se construye una carretera.

EL ÚLTIMO ATRACTIVO DE LA CARRETERA A VALLE NUEVO

El más reciente atractivo turístico descubierto en la carretera que va desde Constanza a San José de Ocoa, y que pasa por Valle Nuevo, es ese huevo petrificado de dinosaurio gigante que ustedes ven en la foto y que es escalado por un grupo de estudiantes.

Parece que con la llegada de la edad del hielo al último dinosaurio gigante que había en la isla no le dio tiempo a enterrarlo debidamente, por lo que le quedó una parte afuera, además se rompió, como parece indicar una zona del dichoso huevo.

Pero como “no hay mal que por bien no venga”, ahora el huevo petrificado del último dinosaurio gigante sirve como uno de los atractivos geológicos, paisajísticos, ecoturísticos y pseudocientíficos que existen en la indicada carretera. Solamente habría que estimular un poco la curiosidad de la gente, principalmente de los amantes del escalamiento y la aventura entre rocas; de los estudiantes ansiosos de aventuras diferentes, y de los jóvenes que en busca de emociones fuertes están matándose en los barrios en combate entre bandas, para que el sitio se convierta en un destino turístico ideal.

Pero además está la atracción que puede resultar entre aquellas personas que nunca imaginaron que en lo que hoy es la República Dominicana pudieran haber existido dinosaurios. Así es que, mientras aparece alguno con el cual confirmar la teoría, por lo menos nos vamos haciendo la idea de cómo será uno de sus huevos cuando finalmente aparezca.

Una cosa sí es cierta. Y es que en las cercanía de donde se encuentra este huevo del último dinosaurio gigante del Caribe pueden encontrarse las morrenas dejadas por la última glaciación, y eso sí que debería motivar. Las morrenas son agrietamientos resultantes de la presencia de hielo y de las bajísimas temperaturas que ocurrieron en esta parte de nuestra isla.

EL ECOTURISMO MÁS COMPLETO

Aquí, donde están estas instalaciones, arrancará el ecoturismo de montaña más completo que ofrecerá la República Dominicana.

Estas instalaciones están manejadas actualmente por la Federación de Campesinos Hacia el Progreso, de la provincia Monseñor Nouel. Se encuentran en el paraje denominado Hoyo del Pino, y se llega hasta allí saliendo de Bonao por la carretera que lleva hasta Los Quemados, y siguiendo desde ahí lomas arriba, por la carretera que bordea el río Yuna y que lleva hasta la Presa de río Blanco.

En este lugar se está preparando un área de descanso de montaña con la temperatura y ambiente más indicada para el descanso más completo que se pueda imaginar. Pero además, desde estas instalaciones se están diseñando las caminatas de montaña más emocionantes: por cauces de río, sobre crestas de montaña, visitando cuevas con relicto indígena, atravesando bosques de pinares y latifoliados, pasando del Valle de Bonao al Valle de Constanza, tocando el Valle Encantado y el Valle Nuevo, viviendo las temperaturas más bajas de la alta montaña, interactuando con las familias campesinas y sus actividades cafetaleras, ganaderas y de agricultura de montaña.

En fin, el más completo turismo ecológico de montaña que se puede ofrecer en la República Dominicana saldrá de ahí, del corazón de las lomas de Bonao.

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com