miércoles , septiembre 23 2020
Inicio | :: Articulos | Vida y poder en los Haitises

Vida y poder en los Haitises

La vida en nuestro país se ha convertido en un tema continuo de reflexión y polémica en los últimos meses, en donde un sector de nuestra sociedad reduce la defensa de la vida a la negación del aborto y deja de lado la defensa de la vida de aquellos/as que han nacido y tienen derecho a que se garantice su vida y su permanencia en nuestro territorio. En nuestra sociedad se presenta continuamente el atentado a la vida y este atentado no es combatido públicamente con tanta vehemencia.

Los intercambios de disparos que realiza diariamente la Policía Nacional donde pierden la vida muchos jóvenes no se levanta como parte de la lucha por la vida. Igual ocurre con los miles de niños, niñas, jóvenes y personas adultas que sus vidas están amenazadas por la pobreza, la indigencia y las precarias condiciones de salud e higiene en que viven por las deficiencias del estado. 

Otra gran amenaza contra la vida es la que pesa sobre el parque Nacional de los Haitises.

Resulta totalmente contradictorio lo que está ocurriendo con los Haitises cuando en un mundo “globalizado” nuestro país es signatario de acuerdos internacionales para la preservación de los recursos naturales y la lucha contra el calentamiento global. ¿Como puede la Secretaria de Medio Ambiente asumir campañas contra el cambio climático en escuelas y colegios cuando esta misma Secretaria le da permiso a una cementera para instalarse en los Haitises? ¿Cuáles valores está enseñando esta Secretaria a niños, niñas y jóvenes con esta acción? 

Los informes que ofrecen diferentes estudios de los movimientos ecologistas demuestran que los Haitises alimentan las fuentes hidrológicas del país. Esto significa que si se afecta este gran bosque se aumenta la crisis de agua que ya estamos padeciendo. 

Los recorridos que hacemos continuamente por diferentes pueblos del país en distintos estudios nos muestran que es difícil encontrar una vivienda, una escuela o una oficina en la que se pueda visitar un baño. No encontremos agua corriente en la llave ni en los sanitarios. El agua escasea en casi todo el territorio nacional y se plantea que la crisis se incrementara en los próximos años. ¿Por qué vamos a agudizar esta crisis con medidas como instalar una empresa que puede establecerse en cualquier otro lugar del país? 

Las contradicciones alrededor de los Haitises se encuentran no solo en los perjuicios a esta gran reserva natural, sino también que en ella se encuentra parte de nuestro patrimonio natural e histórico. En Gonzalo, precisamente donde está instalada la cementera, se encuentran cuevas con petroglifos y pictografías que se están afectando con las operaciones que se desarrollan allí. 

La instalación de la cementera reproduce una práctica de negación de la vida y de nuestras raíces históricas.

En estos momentos en Perú los grupos indígenas están siendo masacrados y se encuentran en lucha por la preservación de la selva del Amazonas que se ve amenazada por la instalación de compañías petroleras. Los pueblos indígenas a través de la historia han defendido y preservado los bosques y selvas por su relación estrecha con la “madre tierra” o “pachamama” considerada como sagrada. Esto ocurre también en las culturas africanas. Nuestra herencia cultural combina así este contenido sagrado de la naturaleza con la destrucción proveniente de nuestras raíces occidentales.

La construcción de la cementera en los Haitises es el reforzamiento de esta ruptura cultural e histórica que heredamos así como de las huellas de nuestra historia, las cuevas.

La lucha por la preservación de los Haitises es el reflejo de esa histórica lucha de poder de sectores económicos que desconocen la importancia de las reservas naturales en el sostenimiento de la vida en nuestro territorio y en todo el planeta. 

En el caso de los Haitises hay un elemento significativo que es la presencia en la lucha de un movimiento de jóvenes de estratos medios que ha asumido el liderazgo de la misma y que tiene conciencia de la importancia de la preservación de los Haitises. Esperamos que este movimiento se amplíe y extienda hacia los sectores pobres y a todo el territorio nacional.

Por: Tahira Vargas
Clave Digital 

css.php