miércoles , septiembre 23 2020
Inicio | :: Articulos | El Presidente Leonel Fernández nos juega sucio

El Presidente Leonel Fernández nos juega sucio

Por: Eugenio Perdomo

Seré mas que simple y escueto esta vez, incluso brevísimo, pues es necesario que comprendamos que lo que el Presidente comisionó al PNUD evaluar, fue lo siguiente:

1. El proceso técnico y legal de otorgamiento de la Licencia Ambiental DEA No. 0157-09 al Consorcio Minero Dominicano para instalar una fábrica de cemento en el Distrito Municipal de Gonzalo, provincia de Monte Plata.

2. La viabilidad y pertinencia de la industria en la zona.

Por lo tanto, las conclusiones del PNUD sobre esta industria, se limitan solamente al edificio de la planta cementera, a la industria, la cual puede ser ubicada, en las proximidades de Gonzalo, Sabana Grande de Boyá o en la provincia Monte Plata, como de hecho tanto el gobierno como el Consorcio Minero Dominicano han planteado que será. El Presidente piensa que quedará bien, pues acogerá las conclusiones del PNUD y se trasladará el edificio a un lugar mas pertinente pero en ese mismo entorno. No obstante agradecemos al PNUD y el equipo de técnicos que llevó a cabo la evaluación, quienes no se supeditaron al pedimento oficial y fueron categóricos al extender sus conclusiones de no viabilidad y no pertinencia a la actividad minera propuesta en la zona, basados principalmente en la falta de información para determinar con certeza las consecuencias a provocar en: Los Acuíferos Kársticos, la Biodiversidad, las Áreas Protegidas, la Salud Humana, el Patrimonio Cultural, la Economía Local y la Comunidad. Por lo que entendemos que de forma inmediata, el Presidente de la República, debe proceder a ordenar a la Dirección General de Minería, la cancelación de las concesiones mineras autorizadas sobre el Carso de Los Haitises e inmediaciones.

Es increíble que la voluntad autocrática de Leonel Fernández Reyna, lleve a este hombre a tildar a los dominicanos de estúpidos e incompetentes. Pero es justo que así el lo entienda y apele a ello para promover sus dolosas acciones en perjuicio de nuestra nación, ya que su administración mantiene sobre nuestro pueblo, condiciones de miseria, hambre, falta de educación, a la vez que promueve la inversión de valores, la delincuencia, la drogadicción y el narcotráfico.

Señores, La Concesión Minera al Consorcio Minero Dominicano CMD, no fue sometida a escrutinio, en ningún momento se ha hablado de ello, pues se entiende como un proceso ya efectuado y por lo tanto, este hombre al que hemos delegado dirigir la administración de nuestro pueblo, piensa que sus testaferros, podrán llevar a cabo la explotación minera del área de la concesion, al margen del PNUD y nuestra sociedad. Cuanta maldad. Qué maquiavélico es este hombre, que no relaja con el patrimonio que se asegura en su afán de poder.

Las acciones de guerra en defensa de nuestro patrimonio deben continuar, desde hoy mas firmes que nunca, pues estamos ante un apetito voraz que promete depredar todo cuanto le sea posible, lo peor, es que lo están haciendo sin pudor ni miramiento alguno.

Y se evidencia en la carrera de endeudamiento, en la estrecha relación que ha establecido con poderes económicos nacionales e internacionales a los cuales facilita condiciones como esta concesión, en los contratos grado a grado que no cesan y mas tristemente en las concesiones mineras de toda índole, que ha otorgado a sus acólitos y socios en toda le geografía nacional, para explotar todo tipo de materiales, sin considerar el daño que pueda causar a nuestra ecología, a nuestra flora y fauna, a nuestro paisaje, a nuestra industria turística, como a importantes inversiones inmobiliarias.

Nuestra lucha es contra la enajenación de nuestro patrimonio, es en defensa de los intereses de La República y por tanto, es en contra de la Conseciones Mineras otorgadas alegremente en este festín, entre ellas y solo por citar algunas:

– La Osua y colindantes, que atentan contra nuestros recursos hidricos del carso de Los Haitises, el Gavilán de los haitises y el carácter de una carretera turística para disfrute y acceso a nuestro parque nacional, que con dicha explotación pasa a ser una carretera de servicio a esa explotación minera, en detrimento de la industria turística nacional y todos los dominicanos.

– Pueblo Viejo, en Cotuí, específicamente las que amparan el contrato de explotación con la minera Placer Dome, adquirido por Barrick Gold. Esta en particular no tanto por el pernicioso adendum a dicho contrato, el cual fue firmado por las autoridades de este gobierno y avalado por el Congreso Nacional, por voluntad expresa y contenida en dicho documento del Presidente de la República. Con certeza en ambos caso, que no nos quepa la menor duda hubo jugosos sobornos, pues ¿Para qué afectar de esa manera a nuestra nación, si existe una tendencia al alza en la cotización del oro? Acción totalmente ilegítima según se formula y tipifica en el artículo 23 de esta nueva constitución a proclamar, como: TRAICIÓN A LA PATRIA, por lo que puede y debe someterse oportunamente a cada una de las autoridades que firmaron tal adefesio en perjuicio y representación del Pueblo Dominicano por mas de cincuenta mil millones de pesos (50,000,000,000.00).

Pero el Presidente, ni santo y mucho menos pendejo, por algo crea el Tribunal Constitucional, para contar con el favor político de los jueces nombrados por el, a los cuales en su momento también les llegará el premio ya sea en un maletín, en bonos del tesoro, en acciones de SKY, en diamantes, en villas, en castillas, en fichas de casino o hasta en el mismo oro que se piensa explotar allí, a costa del Río Yuna, de las carpas de cotuí, del agua de las comunidades de Cotuí y del bajo Yuna, de esa presa que tanto costó al pueblo dominicano y es la mas grande del Caribe, del arroz que cultivamos en toda la zona del bajo Yuna, de la flora, como de la vida silvestre y la fauna de todo el entorno del Yuna y la Bahía de Samaná, lo que significa entre otras tantas cosas: NO MAS ARROZ EN EL BAJO YUNA Y NO MAS PESCA EN SABANA DE LA MAR, MICHES Y SAMANÁ.

Perdonen la expresión señores pero no me viene otra mejor y mas adecuada u oportuna a la mente: ¨QUÉ COJONES TIENE LEONEL¨ y cuanto nos faltan a los dominicanos que no hacemos nada y permitimos que este siga abusando de esta manera. ¿Hasta cuando Pueblo Dominicano? ¡¡¡DESPERTEMOS!!! que se nos viene encima una aplanadora.

Via: NoCementera.com

css.php