Inicio | :: Articulos | Barrick detrás de Barrick

Barrick detrás de Barrick

¿ESTÁ BARRICK DETRÁS DE BARRICK?

Los dos recientes acontecimientos de Cotuí: la marcha reprimida del jueves 27 de septiembre, y la movilización respaldada en el día de ayer, miércoles 3 de octubre, permiten la lectura de una estrategia tan «de punta», como  igual «de punta» dicen Barrick y Goldcorp que son sus metodologías de explotación.

Resulta totalmente nuevo para el pueblo dominicano, e incluso nuevo para los analistas políticos y sociales, ver grupos de personas –incluyendo encapuchados– exigiendo a una empresa que les dé empleos, aún sabiendo que esos empleos significan alta contaminación del ambiente en que viven, contaminación que provoca no solo enfermedades, sino también muertes entre sus familias y severas mermas en sus predios de producción agrícola y ganadera como consecuencia del envenenamiento de sus ríos y arroyos.

Pero otro aspecto sumamente interesante es cómo algunos periódicos destacan esas noticias. Diarios como el Listín y como Diario Libre, se han servido “a dos manos” de la oferta noticiosa de Cotuí, para servir a sus lectores “a cuatro manos” una serie de noticias que tienen los siguientes propósitos:

  1. Contrarrestar los efectos de conciencia despertados a nivel nacional por la marcha multitudinaria realizada en Santo Domingo el 16 de septiembre contra la megaminería, contra el uso de cianuro, y por la protección de Loma Miranda.
  2. Destacar que, lejos de rechazar la presencia de las empresas megamineras, una parte de la población está a favor de que operen, sin importar el daño que puedan ocasionar para toda la vida.
  3. Tratar de que los dominicanos veamos que la presencia de las megamineras es una necesidad para el “avance económico” de la República Dominicana, y que así “lo ve también” una parte de la población.
  4. Minimizar los efectos de arrase de la cobertura vegetal y suelos productivos, y minimizar también los efectos venenosos y contaminantes en nuestras aguas por el uso de cianuro.

Resulta “asombroso” cómo un periódico como el Diario Libre, luego de permanecer por años en silencio frente a la presencia de Barrick Gold y Goldcorp; en silencio frente a las protestas contra la amenaza que significa esa presencia, hoy 4 de octubre le dedique espacio a la Barrick en tres de sus páginas: en la primera plana, en la página 3 y en la página 9, incluyendo un artículo de corte editorial apócrifo, sin firma o con seudónimo, avalado naturalmente por la dirección del periódico.

Todo esto tiene un nombre: Nueva Estrategia Mediática de la Barrick y de Goldcorp. Y detrás de esta nueva estrategia está un nuevo estratega: Manuel Rocha, nuevo presidente de Barrick Gold en la República Dominicana.

¿Y QUIÉN ES MANUEL ROCHA?

Manuel Rocha es el nuevo presidente de la Barrick Gold en el país, pero no fue elegido democráticamente ni nada por el estilo, fue designado por poderes mayores para iniciar una estrategia ofensiva de la megaminería porque la estrategia pasada se desinfló. Todo aquel aparataje en periódicos, radio y televisión apenas logró un efecto pasajero, aunque ese efecto le mereció un premio publicitario a Barrick por su habilidad para mentir.

Manuel Rocha es un egresado de la Universidad de Yale, localizada en Connetticut, Estados Unidos, licenciado en Estudios Latinoamericanos. Realizó un Master en Administraciones Públicas en la Universidad de Harvard y otro sobre Relaciones Internacionales en la Universidad de Georgetown. Que se sepa, no sabe nada de minería de oro, aunque es posible que le hayan dado par de talleres para que se entere de qué va el asunto.

Se inició como diplomático en las embajadas de México, Honduras, Italia y la REPUBLICA DOMINICANA. Entre los años de 1994 y 1995 fue Director para Asuntos interamericanos de la Casa Blanca ante el Consejo de Seguridad Nacional (de los EE.UU). Se desempeñó como el máximo responsable de la oficina de representación de intereses de los Estados Unidos en La Habana, Cuba, para luego pasar a Encargado de Negocios de la Embajada norteamericana en Buenos Aires, Argentina. Posteriormente ocupó el cargo de Embajador en Bolivia hasta el año 2002.

Producto de todas esas embajadurías recibió en su país el máximo galardón del Presidente de los EE.UU. por su labor desarrollada en la política exterior de su país. Actualmente es miembro del Consejo de Relaciones Exteriores. Fue nombrado como miembro del International Advisory Board de la Universidad de Miami y colabora con el Proyecto para la Transición cubana de la misma universidad. Es decir, es de los que está tras los planes de que caiga el gobierno de Cuba para llevarla a la “democracia”. Finalmente, y para no alargar, fue miembro del Consejo Internacional sobre Terrorismo dirigido por Henry Kissinger.

Dos casos de pronunciamientos políticos definen al señor Rocha, y no necesitaremos más. En el año 2002, previo a las elecciones en Bolivia que llevaron a Evo Morales a la presidencia, Manuel Rocha declaró en un cuartel militar que “si llegan a elegir en los comicios generales del domingo a dirigentes vinculados al narcotráfico y al terrorismo, estarán en peligro la ayuda y la exportación de gas y textiles”. Pues ganó Evo Morales y perdieron Manuel Rocha y sus amenazas.

En noviembre del año 2006 declaró lo siguiente al periodista paraguayo Hugo Ruiz Olazar, “estuve como encargado de asuntos militares en la Embajada de Honduras, donde nosotros teníamos el proyecto de los contras, que utilizaban el territorio hondureño para presionar el gobierno sandinista de Nicaragua…”

Y ese es el mismo Manuel Rocha que ahora ha sido colocado en la presidencia de la Barrick Gold, con todo y su historial injerencista, con todo y sus amenazas a los pueblos latinoamericanos, con todo y su agresividad para “resolver” conflictos que afecten los intereses de los Estados Unidos.

¿Entonces? ¿HAY O NO NUEVA ESTRATEGIA EN BARRICK?

La campaña de ablandamiento desarrollada por Barrick y Goldcorp no pudo mantenerse por mucho tiempo, por lo que ahora el juego es “con duro”.

Sabido es que la Goldcorp ha sido la responsable de la organización de grupos paramilitares para asesinar ambientalistas en Guatemala, Perú y otros países latinoamericanos. Y sabido es también que Manuel Rocha es un asesor militar que ha tenido delicadas responsabilidades militares en Latinoamérica. Nada que ver con oro, pero mucho que ver con dirección política y militar.

Entonces, ¿qué hace un diplomático y político militarista dirigiendo una empresa minera? Simplemente diseñar una estrategia político-militar para tratar de garantizar la permanencia y crecimiento de la Barrick Gold y de la Goldcorp, junto con la Everton, Globestar, Goldquest, MIM, Majescor, Goldfield, Unigold, Newmont, Perilya y demás hacia todo el territorio de la isla de Santo Domingo, comenzando con la Cordillera Central, según lo marcado por la empresa Eurasian Mineral Inc.

Esa nueva estrategia Barrick-Rochista ha comenzado ya con las “movilizaciones” de Cotuí para la que la Barrick otorgue empleos. Con ese propósito llegarán las declaraciones de la “necesidad de ampliar la minería hacia todos los confines de la República Dominicana para paliar el desempleo”. Y detrás de esas declaraciones vendrán otras sobre “los ingentes esfuerzos de la Garrick, Goldcorp, Goldquest, Everton, Newmont y demás para adelantar el inicio de sus trabajos en beneficio de la economía dominicana”.

Pero además, querrán azuzar pueblos contra pueblos en disputa por empleos, en disputas por terrenos y aguas, porque esa ha sido parte de la estrategia en Guatemala, Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia y otros países donde están y dónde en parte han obtenido “buenos” resultados, aunque no resultados permanentes, porque las poblaciones se están levantando contra la megaminería y el cianuro, la peor ofensiva en Latinoamérica contra la ecología, el ambiente y la economía de cada uno de esos países y de América Latina entera.

CONTRA LA NUEVA ESTRATEGIA DE BARRICK OPONGAMOS LA EDUCACION Y LA LUCHA POPULAR.

La única forma de contrarrestar la nueva ofensiva de Barrick, de Manuel Rocha, y de todas las empresas megamineras, incluyendo a Falconbridge y Xtrata Nickel, es la forma educativa y de rechazo popular.

Debemos multiplicar esfuerzos en diseminar informaciones sobre los daños terribles que ocasiona la megaminería y el uso de cianuro; la destrucción para siempre de nuestros suelos productivos; la condena a la población dominicana primero a los altos precios y luego a la escasez de comida y agua. Difundir información sobre las gravísimas enfermedades que hoy asolan pueblos enteros en Latinoamérica como consecuencia del uso de cianuro y la contaminación de sus acuíferos superficiales y subterráneos. E igualmente difundir las estrategias y formas de lucha popular que están permitiendo a varios países latinoamericanos –siguiendo el ejemplo de los países de la Unión Europea – para desembarazarse de las megamineras y llevar a los congresos y parlamentos a prohibir por ley la megaminería y el cianuro, como lo lograron los países de la Unión Europea, como lo ha logrado Costa Rica y como lo han logrado algunos estados en Norteamérica.

No hay tiempo qué perder. Barrick, Goldcorp, Everton, Cormidom, Goldquest y Manuel Rocha ya iniciaron su ofensiva en Cotuí. Nosotros, redoblemos la nuestra a favor de una República Dominicana sana y con un futuro de producción de alimentos para la Isla y para el Mundo.

DOMINGO ABREU COLLADO

ASAMBLEA NACIONAL AMBIENTAL –ANA-

css.php