Inicio | :: Asi Andamos | Consultorio Ecológico: El valor científico de Loma Miranda

Consultorio Ecológico: El valor científico de Loma Miranda

Consulta

Profesor, ¿podría explicarnos de manera entendible el valor científico de Loma Miranda para convertirla en parque nacional?

Respuesta

“Nada permanece de pie, si no tiene una base de sustentación ajustada a la verdad”. Loma Miranda es una de las muestras más representativas de la naturaleza dominicana, jamás conservada en el territorio nacional. Ella, por sí misma, es un museo viviente de la riqueza florística que atesora la isla de Santo Domingo.

Allí existen 98 familias botánicas de las 199 que tiene la isla entera que acoge a República Dominicana y Haití. Esa verdad es incontrovertible, académica e imposible de desmontar con argumentos construidos a partir de intereses ajenos al bienestar y la conservación de las verdaderas riquezas que encierra el patrimonio natural de la República Dominicana. Ese parámetro por sí solo tiene fuerza suficiente para ser declarada “Parque Nacional Loma Miranda”, propuesta sustentada por la Academia de Ciencias de la República Dominicana y la Universidad Autónoma de Santo Domingo en el 2011.

Por si alguien no lo recuerda o no vivía en nuestro país, la Academia de Ciencias publicó en el 2012 dos boletines seguidos (16 y 16b), elaborados por su Comisión de Ciencias Naturales, como lo exige el rigor científico, que “Loma Miranda es una Mina de Agua”. Paralelamente lo hizo la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en una publicación preparada por su Comisión Ambiental y publicada en su propia imprenta, titulada: “Loma Miranda, un Bien Patrimonial que Amerita Protección”.

Estos documentos crearon tanto escozor y revuelo en la opinión pública nacional a favor de que Loma Miranda sea declarada parque nacional, que inmediatamente se montó un “Campamento a orilla del Río Jatubey”, al pie de esta montaña, recibiendo el respaldo inmediato de los medios de comunicación televisivos, escritos, radiales, Cooperativa Vega Real, Iglesia Católica y otras instancias religiosas dominicanas, pero, sobre todo, de la opinión pública nacional.

El Gobierno dominicano se vio forzado a solicitar la colaboración científica del PNUD, quien corrobora todos los planteamientos de la Academia y de la UASD y va más allá, diciendo que los especialistas traídos por Naciones Unidas, verificaron la existencia de “40 nacientes hídricas” en un solo recorrido.  

El Congreso Nacional no tuvo otra opción que aprobar a unanimidad la propuesta del Senador de la Vega de entonces y aunque el Presidente la observó, nuevamente el Senador de la Vega actual, con nuevos bríos, proclama: “Loma Miranda, Parque Nacional”.     

Eleuterio Martínez