Inicio | :: Articulos | Ambientalistas llaman juristas unirse contra contrato Barrick

Ambientalistas llaman juristas unirse contra contrato Barrick

instalaciones-barrick

Los ambientalistas Osiris de León, Luis Carvajal y el economista Luis Vargas, coincidieron anoche en que debe haber una revisión y revocación del contrato suscrito entre el Estado y la minera Barrick Gold, para lo cual llamaron a todos los abogados que estén motivados y se sientan comprometidos a formar un frente “para defender al país de ese contrato”.

Entre las consideraciones expuestas para valorar factible la revocación del contrato citaron las violaciones a la Ley de Medio Ambiente y Recursos Naturales (64-00).

“El contrato dice que la Barrick Gold es la que le aprobará al Estado el plan ambiental de lo que ellos harían, contrario a lo que establece la Ley 64-00. El contrato es inconstitucional con el texto actual y con el nuevo también”, dijo Luis Carvajal, mientras hablaba sobre lo que considera violaciones a la Ley Ambiental que se cometieron con la firma del contrato.

Según dijo Osiris de León, la reubicación de las personas que serán desalojadas de las zonas próximas a la antigua Rosario Dominicana se hará con un préstamo que la empresa le dará al Estado y que le será debitado con los beneficios de la explotación, cuando comience a percibirlo.

Los tres expertos consideraron urgente una campaña, similar a la que se hizo contra la construcción de la cementera en Gonzalo, para hacer la presión pública necesaria que haga a los políticos entender que deben revisar el contrato.

Empresa en quiebra. En opinión del economista Luis Vargas, la quiebra de la minera Barrik Gold está determinada con la subida del oro. Esto por los 94.8 millones de acciones emitidas para conseguir el dinero para financiar el proyecto Paco Alhama, entre Argentina y Chile.

“Lo que pasa es que si usted tiene un papel por el que dice pagó US$500, como minero no se paga en dinero, sino en oro y el precio de la onza del metal está actualmente a US$1,189, es una diferencia de cerca de US$700 que deben ir al renglón de pérdidas”, dijo Vargas mientras explicaba que la subida del oro determina la quiebra y cierre de la minera.

La concesión estatal ha traído protestas.

Algunos detalles del contrato

La empresa Barrick Gold le compró el contrato de la antigua minera Rosario Dominicana a la empresa canadiense Placer Dome, que firmó con el Estado un acuerdo para la explotación minera de Pueblo Viejo, Cotuí, por 25 años, renovable en dos períodos más.

Ese contrato establecía en su artículo 8 que Placer Dome pagaría al Estado una regalía de 3.2% de los cobros netos, un impuesto de Participación de Utilidades Netas variable entre 5% y 25%, dependiente del precio de venta del oro menos un costo de producción de 275 dólares por onza (a mayor precio del oro mayor participación estatal), además de sus obligaciones impositivas. Según explicó De León, el 25% de participación del Estado en las utilidades netas ha llevado a la Barrick Gold a exigir una renegociación del contrato original, a fin de que esa participación estatal sea cero mientras no se haya obtenido una tasa interna de retorno de 10 por ciento y hasta haber recuperado los US$2,585 millones invertidos para desarrollar el proyecto, y a partir de ahí recibirá un 28.75 por ciento de los beneficios.

Dijo que con la renegociación del contrato, el Estado dejará de recibir cerca de US$30,000 millones al año, tomando en cuenta el valor del oro en la actualidad.

“Pero lo más dramático de este nuevo y confuso contrato, ya firmado, es que se dejan de lado todas las responsabilidades ambientales de las nuevas operaciones mineras, no obstante saber que hay una severa contaminación de las aguas”, dijo.

Por: CRISTIAN NATANAEL CABRERA
Hoy Digital 

css.php