Inicio | :: Asi Andamos | Valle Nuevo y la recta final para su rescate

Valle Nuevo y la recta final para su rescate

El ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, durante una rueda de prensa realizada el pasado lunes, 27 de septiembre, dio a conocer la resolución 034-2021, la que contiene los pasos a seguir para concluir con el rescate del Parque Nacional Valle Nuevo, luego de cumplirse los primeros cien días del plazo original para el cese de la agricultura dentro del límite sur del área protegida.

Con una notoria ausencia de ambientalistas y miembros del Consejo de Cogestión del referido parque, el ministro se dirigió a la prensa para explicar una serie de medidas adicionales a la resolución 0016/2021, del pasado mes de junio, que estableció la prohibición de todas las actividades agrícolas y ganaderas, así como el ingreso al parque de semillas, fertilizantes, agroquímicos, insumos en general, herramientas e implementos de labranza agrícola; otorgando un plazo de 100 días para cosechar y/o retirar los cultivos en desarrollo, desmantelamiento de las infraestructuras y equipos relacionados con la agricultura y la pecuaria. El plazo terminó el pasado domingo, 26 de septiembre.

La nueva resolución anunciada por Jorge Mera deroga la 0016/2021 y reitera la prohibición de nuevas siembras, el retiro de ciclo corto, alternativas al ciclo largo y de reubicación acorde al Censo de Familias y Predios Agrícolas, que fue elaborado este año por un equipo multidisciplinario con la compañía de la Asociación de Productores Hortícolas de la Horma (ASOPROHORMA).

A partir de este lunes, el Ministerio también adoptó una vigilancia permanente en coordinación con el Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA).

Los próximos 60 días

Entre las medidas dispone un plazo de 60 días para presentar el proyecto de reubicación para los diferentes tipos de ocupantes que se encuentran dentro de los límites del Parque Nacional Valle Nuevo.

Según el censo realizado entre julio y agosto de 2021, en la vertiente sur, que comprende los parajes de La Morita, La Nuez, Las Espinas (Arriba y Abajo), La Cienaguita (Cima de Mejía), Las Nueces, Loma de Los Chivos, Las Cuevas y El Vallecito de los Manieleros en el municipio de Constanza, se registraron un total de 194 agricultores (167 hombres y 27 mujeres) y 111 viviendas, además de un registro de 220 trabajadores extranjeros.

Estas ocupaciones agrícolas comprenden casi 51,000 tareas, donde 92 de los 194 agricultores tienen siembras de aguacate. Destaca en el censo que según los agricultores se han tomado préstamos por más de RD$268 millones en diferentes entidades bancarias. Además, 112 productores dicen pertenecer a alguna asociación o cooperativa, de los cuales 88 (45%) pertenecen a la Asociación de Productores Hortícolas de la Horma (ASOPROHORMA).

El ministro aprovechó la oportunidad para aclarar que los que se va a realizar en el lindero sur del parque no es un desalojo, sino una “reubicación”, por lo que la resolución explica en el artículo 5: “Se Otorga un plazo de sesenta (60) días, partiendo de la publicación de la presente Resolución, para que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en coordinación con el Ministerio de Vivienda, Hábitats y Edificaciones, el Instituto Agrario Dominicano y el Programa Supérate, elaboren y presenten un proyecto de tipo asentamiento agrario, que permita la reubicación de aquellas familias que habitan de manera permanente y en condición de vulnerabilidad dentro de los límites del Parque Nacional Valle Nuevo, tal y como ha sido evidenciado en el Censo de Familias y Predios Agrícolas realizado en el año 2021”.

Con respecto a los que posean título de propiedad, se trabajará en la finalización del levantamiento de aquellos que correspondan a parcelas ubicadas dentro de los límites de la vertiente sur, para realizar las compensaciones o permuta de lugar, de acuerdo al artículo 31 de la ley 202-04. Al ser consultado sobre la cantidad aproximada de poseedores de título, expresó que son “muy pocos”.

Sobre el nuevo plazo de 60 días, la Fundación Moscoso Puello, miembro del Consejo de Cogestión del parque, opina que en 2016 se estableció un plazo de 120 días para el retiro de productos agrícolas, el cual tuvo que ser ampliado, pues no es posible predecir con exactitud la duración de una cosecha cuya extracción la definen factores climáticos diversos.  “La Resolución No.0034/2021 de septiembre 27, 2021 establece formalmente ampliación del plazo original no contemplado en resoluciones anteriores pero que sin duda resultará necesario conceder. Sería inaceptable que la obligatoriedad de cumplir plazos perentorios ocasionara la pérdida de alimentos cuya fecha de cosecha no puede ser determinada arbitrariamente, sino que depende de factores naturales ajenos a la voluntad del Ministerio de Medio Ambiente”, explicaron.

Por otra parte, la Fundación Ambientalista Acción Verde, saluda y apoya las acciones del Ministerio y el Plan de Rescate, pero entiende que no es ¨comprensible¨ la extensión del plazo que, para ellos, se ha venido dando desde 2016. Critican que fuera apenas ayer cuando el Ministerio «tomó control» en los accesos al área protegida.

Los aguacates

En Valle Nuevo existen plantaciones de aguacates de exportación del tipo Hass, algunas ya han superado las cinco cosechas. Estas plantaciones fueron fomentadas dentro del parque por el pasado ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, generando gran controversia entre los movimientos ambientales.

La nueva resolución contempla un plazo de 60 días, a partir de su publicación, para que en coordinación con el Programa Supérate y representantes de la Asociación de Productores Hortícolas de la Horma (ASOPROHORMA) se determinen las alternativas para los productos de ciclo largo, tales como fresas y aguacates, que se esté llevando a cabo en el área protegida, a diferencia de cultivos de ciclo corto, que serán erradicados totalmente, para luego implementar un plan de regeneración ecológica.

Al ser cuestionado sobre la diferencia entre las medidas a tomar entre ambos tipos de cultivo, el ministro expresó que durante el censo se dieron cuenta que falta determinar “detalles” de dichos predios. “Falta determinar qué tiempo tienen estos cultivos, si son nuevos o son recientes, para luego en una mesa de trabajo buscar una solución”, manifestó.

Según Moscoso Puello, las cosechas de aguacate de las variedades Hass y Mega Hass ocurrirán previsiblemente entre octubre y noviembre, coincidiendo con la extensión del plazo propuesto por la resolución actual y en consecuencia no sufrirá riesgo de pérdidas.

“Una vez terminada la cosecha de aguacates las plantas deben ser erradicadas, puesto que dependiendo de sus edades de plantación, han producido entre una y seis cosechas en los últimos diez años, tiempo más que suficiente para resarcir las inversiones de los ocupantes ilegales que han usurpado el derecho de propiedad de las tierras en perjuicio del Estado Dominicano, han talado y fragmentado los Bosques Nublados de La Española, ecosistemas productores de agua en estado crítico de conservación, usufructuado y secuestrado las aguas sin el pago de los arbitrios legales y en desmedro de los productores situados en terrenos labrantíos de la provincia que sí cumplen las normativas vigentes».

Solo dos de los ocupantes que cultivan aguacates poseen títulos de propiedad, los que serán compensados legalmente y las familias en situación de vulnerabilidad reubicadas en viviendas dignas dotadas con tierras de cultivo. Los demás son ocupantes ilegales que han cometido actos tipificados en el Código Penal.

«Los Bosques Nublados de La Española y los Bosques Latifoliados de La Española son Objetos de Conservación del P.N.Valle Nuevo, su condición de bosques subtropicales les otorga una gran capacidad de regeneración natural. Con la ayuda de prácticas de restauración ecológica y regeneración asistida la naturaleza recuperará el espacio perdido¨, concluyó la fundación.

Acción Verde concluye: «Una nueva prórroga de 60 días para cosechar lo sembrado de ciclo corto y para decidir qué hacer con los cultivos de ciclo largo (léase aguacates), viene a validar esa percepción arraigada en gran parte del pueblo dominicano de que cuando se trata de cumplir la Ley ningún plazo es definitivo, que siempre habrá un nuevo chance y que luego «pasará algo» que permita postergar las medidas y continuar como si nada. ¿Cómo justificar que no se cumpliera con la resolución previa, de hace apenas 100 días, que mandaba en su primer dispositivo el cese de nuevas siembras y un alto en la introducción de insumos?».

«El gobierno, a través del Ministerio de Medio Ambiente, debe tener muy presente que el movimiento ambiental y la sociedad dominicana no esperan menos que el cumplimiento pleno de la Ley,  tanto Valle Nuevo y las demás áreas protegidas que se encuentran en situación similar, para lo cual tienen el mayor de los respaldos, por tanto no pueden darse el lujo de perder la confianza que se ha depositado en ellos», dijeron a Diario Libre los ambientalistas.

Marvin Del Cid
Diario Libre