Inicio | :: Asi Andamos | Una acción por la conservación del agua

Una acción por la conservación del agua

consevacion_aguaSanto Domingo.-Los recursos hídricos del planeta son esenciales para la subsistencia de los seres vivos y un insumo fundamental para las actividades económicas de los países: agropecuaria, industria, turismo y demás ámbitos de la economía.

“El agua es un tema transversal, con dimensiones sociales, económicas, productivas, territoriales y ambientales”, establece el estudio “La incertidumbre de los recursos hídricos y sus riesgos frente al cambio climático: herramientas para los tomadores de decisiones de los sectores público y privado”  publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Sin embargo, muchas personas no parecen estar conscientes de la gran importancia de este recurso de la naturaleza que con el crecimiento poblacional se va haciendo insuficiente.

En nuestro país las regiones más pobladas ya empiezan a exhibir valores preocupantes de volúmenes anuales de agua disponibles por habitante y la disponibilidad per cápita, en base a las proyecciones del crecimiento de la población, es particularmente crítica, señala una presentación del director Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, titulada “Situación de los recursos hídricos en  República Dominicana” disponible en internet.

Según el referido documento, el potencial hídrico del país es de 32,739 millones de metros cúbicos al año. Pero esto no quiere decir que existe una situación holgada de disponibilidad de agua, además de que factores como las variaciones estacionales de las lluvias pueden poner en juego nuestra seguridad hídrica, precisa la publicación.

Pese a esto, en sus diversas actividades la gente derrocha mucha agua. Una de ellas es en el lavado de sus autos, advierte el joven Andris Disla, quien consciente y preocupado por esta situación creó el Centro Ecológico de Lavado de Carros Green CarWash, donde se lavan los vehículos sin utilizar agua ni electricidad.

Disla estima que en el lavado tradicional de un auto se desperdician entre 300 y 350 litros de agua, si esto se relaciona con el parque vehicular del país, que  al 31 de diciembre del año 2014 superó los 3.3 millones de unidades, según la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), el gasto sería impresionante.

Para justificar su iniciativa, por la que fue reconocido con el premio nacional Innovadores de América en el área de Sostenibilidad y Ecología por la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), Disla ejemplifica que lavar 70,000 carros al mes en Green CarWash representaría un ahorro de alrededor de 210 millones de litros de agua, lo que equivaldría a unas 84 piscinas olímpicas.

Impacto

Uno de los objetivos principales de este joven innovador es crear conciencia en la sociedad dominicana acerca de la necesidad de cuidar el medio ambiente y los recursos naturales. No obstante, cuenta que lo más difícil de su iniciativa ha sido hacer entender esto poruqe aquí se le da poca importancia a este tema.

“Nuestra visión siempre ha sido crear conciencia porque en nuestro país no se valora lo ecológico. En ese sentido la conciencia de la gente está muy dormida  y necesitamos despertarla, especialmente la de la juventud”, manifiesta Disla.

Disla asegura que el producto que se utiliza en su negocio es 99% ecológico porque, además de que no se utiliza agua, está compuesto de ingredientes de origen animal y vegetal (por lo que es biodegradable). Explica que con esto se evita verter al ambiente los residuos, grasas y demás componentes que se utilizan en el lavado tradicional y que contaminan los ríos y el subsuelo.

Destaca que es necesario hacer entender a la población el daño y las consecuencias que acciones como el gasto excesivo e innecesario del agua provocan. Pero insiste en que esto genera poco interés en el país.

Resistencia

“Cuando yo me acerco a una persona mayor y le hablo de un producto como este me lo rechaza totalmente. A las personas les resulta chocante cuando le decimos que le lavaremos el auto sin agua”, lamenta. Es por esto que Disla entiende que el momento de educar sobre la necesidad de proteger el ambiente es ahora.

“En la juventud es que se tiene que despertar esa conciencia para que las generaciones futuras tengan la  fortaleza que se necesita para proteger nuestros recursos naturales”, sugiere.

Esfuerzo

Consolidar este proyecto no fue tarea fácil para este joven. Fue mucho el tiempo y los recursos que tuvo que invertir en investigación, para patentizarlo y demás procedimientos que conlleva concretar un negocio en el país. Dice que en la fase inicial gastó alrededor de RD$300,000.

Cuenta que ha sido tan difícil el proceso que inicialmente conformó una pequeña empresa fuera de su casa, pero esto implicaba muchos gastos y se vio obligado a ofrecer los servicios nuevamente desde su hogar con un reducido grupo de colaboradores (entre 3 y 4 personas).

“En una empresa se gasta mucho. Ahora estoy tratando de invertir sólo el dinero necesario en cada cosa”, indica Disla.

Sin embargo, dice que aunque todavía su demanda no es muy alta, diariamente vende alrededor de 100 botellas, que cuestan desde RD$150.

Es por esto que Disla está muy centrado en la comercialización de su producto, pues además de incrementar sus ventas su meta es que este método de lavado de autos que él ideó cobre auge en el país para que el agua se utilice en lo que sea realmente necesario.

((Disponibilidad
35% de la población no tiene agua potable

En el país el 65% de la población nacional tiene acceso al agua potable, siendo 75% en la zona urbana y 45% en la rural, según el documento “Situación de los recursos hídricos en  República Dominicana”.

La publicación indica que aquí hay 36 presas, con capacidad para almacenar más de 2 millones de metros cúbicos de agua y destaca la necesidad de construir grandes, medianas y pequeñas presas para la regulación de ríos y arroyos para aumentar la disponibilidad de agua, controlar las inundaciones y crear reservas estratégicas para enfrentar las sequías extremas y los efectos del cambio climático.

Por Lilian Tejeda
Listin Diario