Inicio | :: Articulos | Tumban bosque en nacimiento del Río Joba

Tumban bosque en nacimiento del Río Joba

 

Denuncian tala árboles en Sabana de la Mar

Por: Rafael Martínez

Personas influyentes ordenaron  destruir 168 tareas de bosques vírgenes,  en la cabecera del río Joba que abastece a más de 30 mil personas.

El bosque está localizado en la  sección Los Ramones, distrito municipal de Joba Arriba, en este municipio perteneciente a la provincia Espaillat. 

Representantes de distintos sectores solicitaron la intervención del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, ante lo que califican de  “crimen ecológico en contra de la flora y la fauna”.

Pidieron al ministro de Medio Ambiente, doctor Jaime David Fernández Mirabal, aplicar todo el peso de la ley a la persona que ordenó el desmonte.

“La comunidad de Gaspar Hernández reclama justicia contra los depredadores del medio ambiente”, dijo Nerón Burgos, director de la Junta Distrital de Joba Arriba.

Agregó que esta acción es calificada como criminal, porque atenta con la vida de alrededor de 30 mil personas que residen en distintas comunidades del municipio costero de Gaspar Hernández.

Manifestó que la población de Gaspar Hernández tendría que esperar unos 20 años, para recuperar los árboles que fueron cortados producto a la tala indiscriminada registrada en la loma.

El dirigente comunitario Daniel García dijo que la devastación fue ejecutada en perjuicio de las comunidades de Joba Arriba, Jagua Clara, Las Veredas, Los Ramones y otras situadas en la cima de la Cordillera Septentrional.

Precisó que con relación al crimen ecológico no hay una sola persona detenida, porque a su juicio existe  complicidad entre funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente con un terrateniente residente en San Francisco de Macorís, cuyo nombre no fue revelado.

En ese sentido el vicepresidente de la Federación de Juntas de Vecinos, Francisco Bierd, llamó a los sectores organizados de Gaspar Hernández a pronunciarse contra los responsables de este crimen que atenta con destruir la vida silvestre de una zona protegida.

Via: El Nacional