Inicio | :: Asi Andamos | Sociedad Ecológica objeta proyecto Iglesia Católica

Sociedad Ecológica objeta proyecto Iglesia Católica

 

Eduardo Rodríguez
Eduardo Rodríguez

La Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI) objetó ayer la construcción del proyecto “Ciudad de la Misericordia”, auspiciado por la Iglesia Católica, en las estribaciones sur de la montaña Diego de Ocampo, en la comunidad de Palmar Abajo, del municipio de Villa González,  hasta que se realice una evaluación que determine si afecta o no los espacios  ambientalmente vulnerables.

El presidente de la entidad, Eduardo Rodríguez, explicó que por mutuo acuerdo con el sacerdote Emilio Acevedo, se mantendrá paralizada la obra hasta tanto culmine el proceso y se obtengan los permisos necesarios de la Secretaría de Medio Ambiente.

Señaló que debido a que una porción importante de la finca adquirida para el proyecto católico sobrepasa los 400 metros sobre el nivel del mar, límite establecido para la zona protegida, existen restricciones legales para determinado tipo de intervenciones y usos.

“Para SOECI, la zona protegida de la montaña Diego de Ocampo es innegociable e intocable”, expresó.

Rodríguez dijo que la zona montañosa en cuestión es un santuario natural para la conservación de una gran diversidad de especies y de ambientes, “un legado de la naturaleza que debemos preservar para el disfrute de las presentes y futuras generaciones”.

Indicó que otra parte de la finca del proyecto es parte de la zona de amortiguamiento y cuenta con pendientes muy fuertes y suelos altamente vulnerables, algunos de los cuales alcanzan la categoría VII y VIII, que, según señaló, son las más extremas en la clasificación de los suelos.

“Para SOECI es siempre gratificante el empeño permanente de nuestra Iglesia Católica por desarrollar iniciativas en beneficio de los sectores más carenciados y desposeídos, o de grupos y sectores sociales expuestos a sufrimientos extremos, como es el caso que nos ocupa”, señaló.

“Por esa razón, por mutuo acuerdo con el cura Emilio Acevedo, se realizará una evaluación conjunta del proyecto para efectuar las reorientaciones necesarias, asegurando que no sean afectados los espacios protegidos ambientalmente vulnerables”, sostuvo.

Dijo que antes de  adquirir terrenos en zonas protegidas  deben orientarse en ese sentido.

Por: JOSÉ ALFREDO ESPINAL
Hoy Digital