porno

Inicio | :: Articulos | Santiago y el ordenamiento territorial dominicano

Santiago y el ordenamiento territorial dominicano

monumento-santiago-republica-dominicana

Para un país poder aprovechar sus recursos naturales debe empezar por conocerlos. La riqueza de un país depende de cómo sepa aprovechar sus recursos. La existencia de grandes recursos naturales, de por sí, no indica que un país sea rico.

Para conocer la existencia y cantidad de recursos un país debe tomar la decisión política necesaria y organizar y disciplinar sus instituciones a tal fin.
En la República Dominicana, cada institución cuenta con dependencias responsables de determinar y evaluar los diferentes recursos, pero la experiencia de más de un siglo ha demostrado que, aunque se han realizado mediciones y establecido estadísticas, éstos no han sido medidos correctamente ni continuamente para que tengan un rigor científico que sirva para la formulación confiable de proyectos.

La planificación hecha a base de informaciones incompletas o incorrectas conduce a planes y proyectos inviables o plagados de incongruencias y perdidas de dinero y tiempo.

Aunque en nuestro país muchos proyectos de manejo de cuencas, por ejemplo, cuentan con presupuestos asignados, la experiencia ha sido que los instrumentos de medición no reciben el mantenimiento adecuado, el personal capacitado no tiene la permanencia necesaria, los medios de transporte son inadecuados, carecen de combustibles y los pagos de los operadores no llegan a tiempo. La mayoría de las veces los incumbentes de instituciones importantes para la planificación relegan a últimos lugares los presupuestos de los entes encargados de recabar informaciones claves para la misma planificación.

Hay obras indispensables para la medición y regulación de vectores que fueron destruidas o vandalizadas y que no están operando desde hace décadas.
Para el Manejo Integral de una Cuenca es indispensable, entre otras cosas, que se mantenga un inventario del uso de los suelos. Áreas que fueron forestadas y que ahora están urbanizadas han cambiado en su capacidad de retener agua, en el tiempo de concentración de las aguas para llegar a formar parte de los cauces de ríos y en su capacidad de sostener la biodiversidad, entre otras consecuencias. Estos cambios deben ser registrados sistemáticamente.

Las fuentes de agua y las lluvias deben ser medidas y estas mediciones ser registradas religiosamente para que aporten informaciones y las estadísticas necesarias para la planificación y construcción de obras y para que se pueda prever la ocurrencia de grandes caudales que pueden ser destructivos y ocasionar inundaciones. 

La determinación de la factibilidad económica y ecológica de la explotación minera debe contar con la evaluación geológica necesaria, y con la valorización del medio ambiente de su entorno.

Las áreas que deban ser protegidas deben contar con las evaluaciones de todos los factores que implique la supervivencia humana y de la flora y fauna del lugar.
En la República Dominicana, aunque existen las disposiciones necesarias para efectuar estas mediciones, no hay una Ley que obligue a las Instituciones a disciplinar la coordinación entre ellas. Hay una resistencia a la subordinación técnica y social en pos de los criterios de Desarrollo Integral.

En la República Dominicana, aunque hay ciudades y algunas regiones que cuentan con Planes de Ordenamiento, enfatizan los aspectos urbanos en unos casos, y la reforestación en los otros. En el caso de la minería existe un ordenamiento elitista eficiente solo para la minería. En estos casos se carece de un verdadero carácter holístico que aplique los principios fundamentales del Ordenamiento Territorial.
Existen hoy en día, en la República Dominicana, prácticas técnicas y científicas atrasadas a tal nivel que en otros países han sido abandonadas y substituidas por otras más actualizadas hace decenas de años. 

La falta de vigilancia y mantenimiento nos hace dependientes de las observaciones y criterios de extrapolación de otras regiones del Caribe y Centroamérica.
La mayoría de los países que llevan ventaja en el alcance del Desarrollo, lo han hecho porque cuentan con sus respectivas Leyes de Ordenamiento Territorial y Desarrollo.

Una definición de la ordenación del Territorio indica que «es una disciplina científica, y técnica administrativa; influida por multitud de disciplinas; especialmente por la Geografía física, la Geografía humana y las Ciencias Ambientales que tiene como objetivo una ocupación racional del territorio, mediante la aplicación de normativas que permitan o prohiban unos determinados usos de la tierra.»

El Ordenamiento Territorial es la evaluación espacial, física, económica, política, ecológica y social de todas sus regiones, y constituye, por tanto la base para el desarrollo del país y de la determinación del valor inmobiliario del mismo.
Quizás porque Santiago de los Caballeros es la ciudad con mayor grado de vulnerabilidad en la República Dominicana, debido a la presa de tierra ubicada aguas arriba, es que esta ciudad debe luchar para que nuestro país cuente cuanto antes con una Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo. 

La presa de Taveras no cuenta con la instrumentación necesaria para medir los caudales entrantes ni los riesgos sísmicos relacionados con el llenado y vaciado de su embalse. La instrumentación necesaria desapareció hace más de 30 años y no ha sido reemplazada. Se necesita una Ley que norme la función técnica y científica de las Instituciones responsables y se evite esta penosa situación que afecta todo el territorio Nacional.

Las instituciones y organizaciones de Santiago cuentan con personal técnico capacitado que pueden aportar los argumentos e informaciones necesarios para que nuestros legisladores puedan dar impulso a la creación de una Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo que beneficie la región y el país. 

Una Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo complementará y servirá de soporte a las Leyes relacionadas con el Medio Ambiente, de Planificación e Inversión Pública y todas aquellas relacionadas con el desarrollo del país.
De otra forma estaremos condenados a seguir sufriendo de la incapacidad de nosotros mismos para progresar.

Por: Emilio Peralta Zouain
La Informaciónrd 

2 comentarios

  1. Mucha teorizadera y poca acción por el medio ambiente. Santiago, la otrora ciudad corazón ya no forma parte del país. El actual presidente sólo invierte en Santo Domingo.

    ¿Cuándo fue la última vez que Leonel estuvo en Santiago?

    En Campaña.

  2. Republica Dominicana lleva un buen trecho recorrido para consolidar una politica, ley y plan nacional de ordenamiento y desarrollo territorial, pero no bajo el marco teorico – conceptual tradicional, debe de evolucionar el modelo del conocimiento de la multidimensionalidad del territorio, de la materializacion de procesos y la transaccion con actores claves. Los invito a conocer mas de este tema en:

    http://www.planificacionestrategicamunicipal.blogspot.com
    http://www.foro-odt.com
    http://www.gobernacion.gob.hn en el LINK de la Direccion General de Ordenamiento Territorial.

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php