BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates

sikiş izle

başakşehir escort ikitelli escort güneşli escort kayaşehir escort bağcılar escort esenler escort eyüp escort güneşli escort kumburgaz escort topkapı escort

Inicio | :: Asi Andamos | Problema de agua potable afecta comunidades

Problema de agua potable afecta comunidades

Santiago. Los problemas de agua potable que enfrentan los moradores del municipio de Tamboril han generado protestas, mientras que en los distritos municipales de Hato del Yaque y La Canela los problemas en el canal de riego Monsieur Bogaert afectan el abastecimiento en los hogares y la producción agrícola.

Con relación a la situación que da en suministro de agua potable en el municipio de Tamboril y que se atribuye a fallas eléctricas, la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) dijo que la empresa Edenorte Dominicana trabaja en solucionar la avería eléctrica que ha afectado el servicio.

“El problema ya fue resuelto y hoy se inicia a operar de manera normal. Paulatinamente llegará el servicio a los diferentes sectores”, apunta la entidad acuífera. Sin embargo, los tamborileños dicen que la situación de escasez del vital líquido persiste desde hace más de una semana.

En tanto que el acueducto de La Canela, de acuerdo a la Coraasan, ha comenzado a operar de manera regular, aunque las autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) continúan realizando ajustes de lugar en un tramo del canal Monsieur Bogaert, colapsado en una de sus estructuras.

No obstante, la disminución del cauce, ha reducido la cantidad de agua que deben recibir en distrito municipal de La Canela y sus comunidades Platanal, Hatillo San Lorenzo, El Túnel, Piedra Gorda, Sabana Grande, Los Almácigos, Cuesta Arena, Batey I, Los Guandules.

Mientras se normaliza la situación, envían agua desde un tanque en Barrio Lindo y desde una laguna que permite llevar el líquido aunque de manera limitada. Otros tienen que comprar agua de los camiones. En esta zona, los más afectados son los parceleros, algunos dedicados a la siembra de guineo, arroz y otros rubros. En tanto que para paliar la situación que se ha generado, una parte del agua que consumen en La Canela y Hato del Yaque es llevada desde el acueducto Juan Bosch.

 

El Caribe