Inicio | :: Articulos | Preocupa el futuro de Güibi

Preocupa el futuro de Güibi

El futuro de la tortuga carey que anida en Güibia, bautizada como “Güibi” por los biólogos que la han manejado, y que ha captado la atención de varios medios de comunicación, preocupa a biólogos y representantes de organizaciones de protección a la biodiversidad en el país.

La noche del 16 de septiembre, Güibi volvió a su playa de anidamiento, Güibia, y puso su segundo nido de la temporada (el primero fue el 31 de agosto). La bióloga Yolanda León, profesora investigadora del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y Grupo Jaragua y Omar Reynoso, biólogo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, estaban esperándola y pudieron ponerle marcas numeradas y obtener las primeras fotos de Güibi, dándole una cara por primera vez a esta tortuga.

Varias personas pudieron admirarse del proceso de anidamiento la segunda vez que ocurrió y despedir  a la tortuga en su regreso al mar, sana y salva. El nido fue dejado incubándose naturalmente en la playa y las autoridades le han puesto una vigilancia de 24 horas, pero el futuro del reptil es incierto, pues aún no termina su temporada de anidamiento y se espera que vuelva a hacer más nidos.

León afirma que “el futuro de Güibi es incierto porque está amenazada por la codicia y la ignorancia de muchos que creen en un mito y podrían comercializar su carne o sus huevos”. Explica que esta tortuga debería ser una “embajadora” para su especie porque “se trata una carey “capitaleña”, que nació en Güibia y merece ser considerada como patrimonio, ser cuidada por la ciudadanía y sus autoridades”.

La bióloga explicó que el saqueo parcial de huevos afecta la sobrevivencia de la especie.

SOLO UNA DE CADA MIL TORTUGUITAS SOBREVIVE
“Proteger la integridad del nido es importante para maximizar la cantidad de tortugas que nazcan, ya que se calcula que sólo una de cada mil tortuguitas que nace llega a la adultez, debido a todos los peligros que enfrentan y al largo tiempo que toman en crecer: Si sumamos la ingesta de plástico, que cada vez está llevando a más tortugas a la muerte en todo el mundo, cada tortuga que llega a la madurez se merece una medalla olímpica”, dijo León, también representante nacional de la Red Caribeña de Conservación de las Tortugas Marinas (WIDECAST).  Los operativos de limpieza de playas han hecho de Güibia un espacio temporalmente más hospitalario para el anidamiento. Las autoridades mantienen vigilancia en el lugar.

Vía: Listín Diario