Inicio | :: Asi Andamos | El potencial ecoturístico de la observación de manatíes en Samaná

El potencial ecoturístico de la observación de manatíes en Samaná

SAMANÁ. Esta provincia está posicionada como uno de los mejores puntos de observación de ballenas jorobadas a nivel mundial.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que más de 57 mil turistas nacionales y extranjeros visitaron el Santuario de Mamíferos durante la Temporada de Observación de Ballenas Jorobadas 2017.

Dicha actividad genera millones de pesos anualmente directa e indirectamente, por lo que se considera una de las actividades económicas más importantes en esta provincia, con la única desventaja que la temporada de observación de ballenas dura solo tres meses, entre enero y marzo.

Por otro lado, tanto en la bahía de Samaná como en la costa norte, se ha reportado la presencia de otros mamíferos marinos como delfines y manatíes, siendo también un atractivo potencial para el turismo.

En mayo de este año, utilizando un dron de última generación, se pudo documentar por primera vez, un grupo de manatíes residentes en Portillo, frente a la playa conocida como Calolima.

Leer artículo: “Drones y manatíes: el uso de la tecnología en la conservación de esta especie en peligro crítico”.

Luego de varias visitas a la zona por parte del personal técnico de la Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (ANAMAR), El Ministerio de Medio Ambiente y de Diario Libre, se pudo constatar el grupo de manatíes reside frente a esta playa, por lo menos siete individuos incluidas dos crías.

Como parte de los esfuerzos de conservación de esta población, se ha creado el proyecto denominado “Potencial ecoturístico de la observación de manatíes en la costa norte de la Península de Samaná”, con la participación de un equipo multidisciplinario conformado por seis personas de las instituciones ANAMAR, BCyT y Diario Libre.

Del 7 al 9 de agosto del año en curso, se realizó el primer viaje de prospección del proyecto.

Para las evaluaciones aéreas de manatíes desde la bahía de Cosón hasta la playa de El Limón, se utilizaron dos drones de los modelos Phanton IV y Phanton IV Pro, unos 21 kilómetros lineales de costa.

Con el primer dron, se realizaron 15 vuelos autónomos siguiendo un patrón de vuelo recorriendo líneas perpendiculares a la costa hasta 500 m de distancia de la costa, con una distancia de 200 m entre líneas, y volando a una altura constante de 100 metros.

Con estos barridos se recorrieron aproximadamente 16 kms. de distancia en 3.2 horas acumuladas de vuelo. Se obtuvieron 3,209 fotografías que se analizaron individualmente para identificar manatíes y se construyeron mapas detallados del área de estudio con el programa Drone Deploy.

Con el segundo dron, se realizaron 22 vuelos aleatorios en el área de estudio volando a diferentes alturas, recorriendo alrededor de 128.6 km en 6.5 horas de vuelo. Se obtuvieron fotografías y videos de manatíes de manera exitosa, e incluso se identificaron dos manatíes con cicatrices que se espera puedan ser re identificados en los siguientes viajes.

Adicionalmente, el equipo técnico midió algunos parámetros físico-químicos en las siguientes fuentes de agua dulce: río Balatá, río Cosón, arroyo Caño Salado, arroyo el Jobo, La Jagua, río Las Terrenas, un arroyo en Punta Carolina, un arroyo en La Barbacoa y el río Limón.

Con estos estudios se pretende analizar la calidad del agua dulce donde pudiera haber manatíes, ya que estos necesitan hidratarse con estas aguas que llegan al mar través de estos cuerpos de agua o de forma subterránea.

En junio de este año fue encontrado muerto uno manatí adulto en la playa Calolima, fue diagnosticado con una parasitosis crónica. Por eso es importante para las autoridades conocer la calidad de las aguas y el alimento en donde habitan estos mamíferos marinos.

Con este primer viaje se validó el uso de drones como una herramienta de investigación para evaluar la presencia y distribución de los manatíes en el área de estudio, además de las posibles amenazas a la especie, como pueden ser cierto tipo de actividades recreativas.

Además, con estos vuelos se está evaluando cómo puede afectar a los manatíes la presencia de estos aparatos, tanto por ruido como por movimiento. Esta información servirá para establecer las mejores prácticas del uso de drones en la investigación de mamíferos marinos en su hábitat.

Luego del análisis de imágenes, se constató la presencia de diferentes animales, adultos y crías, en varios tramos de la costa norte de la Península de Samaná en Cosón, Las Ballenas, Portillo, Punta Calolima y La Barbacoa.

El levantamiento de datos se seguirá realizando mensual hasta diciembre de 2017.

De encontrar una población estable y residente en la zona, se analizará las posibilidades de desarrollar la observación de manatíes como una actividad ecoturística, que pudiera no solo generar recursos económicos, sino también, ayudar a la conservación de esta especie en peligro crítico de extinción.

Huracán Irma y los Manatíes

Una de las provincias más afectadas por el pasado huracán Irma fue Samaná, justo en el litoral norte, donde se lleva a cabao este proyecto. En este mes de septiembre se evaluará si la población de Portillo permanece en el lugar y si las dos crias observadas sobrevivieron al evento. Además de hacer comparaciones del hábitat antes y después del huracán, para saber como esto puede afectar a la especie.

Por Marvin del Cid
Diario Libre

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php