Inicio | :: Articulos | Osiris de León dice en RD hay un acelerado deterioro de la calidad de las aguas

Osiris de León dice en RD hay un acelerado deterioro de la calidad de las aguas

osirisdeleon-carlosdia_01

Osiris de León

El geólogo Osiris de León dijo en la IV Reunión del Programa de Agua de la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS), celebrada en Managua, Nicaragua, que las mayores reservas de aguas dulces en la Rep. Dominicana son las aguas subterráneas contenidas en los acuíferos de la Planicie Costera Oriental, Los Haitises, el valle de Neiba y la sierra de Bahoruco, pero que las aguas subterráneas de la Planicie Costera Oriental están severamente contaminadas porque la falta de alcantarillados sanitarios estimula la construcción de pozos filtrantes, siendo el caso más grave el de la ciudad de Santo Domingo, donde el 75% de la ciudad carece de alcantarillado sanitario, sin que ningún gobierno se preocupe por solucionar ese grave problema.

Osiris dijo que la disponibilidad de aguas superficiales de buena calidad es cada día menor, ya que las industrias lanzan sus descargas a las corrientes fluviales sin ningún tratamiento previo, las ciudades lanzan sus aguas negras a ríos y arroyos, convirtiéndolos en cloacas municipales, y que muchos ayuntamientos disponen las basuras a la orilla de los ríos y los contaminan.

Al hablar en representación de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, Osiris de León expresó que el suministro de agua a la ciudad de Santo Domingo es de 405 millones de galones diariamente, y que esa cantidad es el equivalente al doble de lo requerido, pues una persona no debe consumir más de 250 litros de agua cada día, pero que fruto de las pérdidas por fugas en las redes y por mal uso del agua en los hogares, la mitad del agua se pierde sin ser aprovechada, dejando a otra parte de la población sin agua.

Consideró que es necesario poner en práctica un plan de corrección de fugas en las redes de distribución, un plan de educación de la población para que evite las fugas en los hogares y se evite el dispendio, y que es necesario buscar nuevas fuentes de producción de agua potable para suplir la creciente demanda, adicionando fuentes para contrarrestar la disminución de los aportes superficiales y evitando el abatimiento de los acuíferos y la acelerada salinización de los acuíferos costeros de la región Este del país.

De León fue enfático al expresar que “En el futuro las aguas subterráneas de Los Haitises serán una fuente importantísima para abastecimiento de agua potable para Santo Domingo, San Pedro de Macorís y toda la Región Turística del Este del país, ya que en los próximos 25 años el crecimiento urbano e industrial de Santo Domingo y la Zona Este requerirá de unos 20 metros cúbicos por segundo, adicionales al suministro actual, con el agravante de que las fuentes superficiales de hoy estarán severamente reducidas y contaminadas, mientras las fuentes subterráneas estarán muy abatidas, muy contaminadas y salinizadas en las franjas costeras, y que bajo ninguna circunstancia esas aguas deben ser expuestas al peligro de la contaminación que pudiera generar una industria minera y cementera privada que ha sido autorizada por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, por la Dirección General de Minería y por el Presidente de la República”.

El académico entiende que la Presa de Hatillo, que almacena 440 millones de metros cúbicos de agua, es una opción para en el futuro cercano suministrar 10 m3/seg. para el acueducto de Santo Domingo a través de un sistema de tuberías de gran diámetro.

De igual modo dijo que las provincias de Azua, Barahona, Bahoruco e Independencia requieren de un acueducto regional que está siendo construido, pero sin disponer de una fuente confiable para el suministro de agua, ya que la única forma de garantizar agua suficiente para este importante acueducto regional es construir la presa de Monte Grande, la cual ha sido evaluada desde el año 1992, pero hasta la fecha no se ha construido, aunque muchas veces se ha anunciado el inicio de la obra.

Dijo que las provincias de La Altagracia y La Romana, así como toda la zona turística oriental, que incluye Bayahibe, Boca de Yuma, Juanillo, Cap Cana, Punta Cana, Bávaro, Cabeza de Toro y Uvero Alto, requieren de un acueducto regional que ha sido reclamado durante muchos años, ya que todo el aporte de agua procede de los pozos perforados en la planicie costera oriental, muchas veces sin estudios hidrogeológicos, lo que ha provocado una sobre-explotación e intrusión salina, puesto que se extrae más agua que la recarga neta que recibe el acuífero, por lo que el Estado debe tomar control del régimen de explotación del acuífero.

Osiris manifestó su oposición a las discretas pretensiones de privatización de los servicios de suministro de agua potable y opuesto a la privatización de las presas, porque eso representaría un impedimento para que la gente pobre tenga acceso a un adecuado suministro de agua potable, advirtiendo que es obligatoriedad del Estado el suministro de agua potable a toda la población, pero que hoy día mucha gente pobre debe pagar hasta 50 pesos por una cubeta de agua cruda, mientras otros pagan hasta mil pesos dominicanos por un pequeño camión de agua para su cisterna.

Via: El Nuevo Diario

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php