Inicio | :: Asi Andamos | Los que sabotearon la Ley de Residuos

Los que sabotearon la Ley de Residuos

 
Son grupos pequeños en su conjunto,  por lo regular no pasan de 5 «familias» de negocios.
 
No se conformaron con torpedear durante mucho tiempo la aprobación de las normativas para reducir las bolsas de plástico y así lograr que su prohibición se fechara en más de 5 años. 
 
No les bastó con agenciarse años y más años  de producción de plásticos chatarra, tipo foam, y conseguir que ni siquiera le pusieran fecha tope para la sustitución. 
 
Tampoco se doblegaron a la idea de que para seguir produciendo sus envases no reciclables tenían que ser recuperados bajo su única  responsabilidad. 
 
No, ¡que va! Su angurría, esa ambición infinita que no alcanza a saciar sus almas, también «logró infiltrar» entre los parrafitos transitorios de la tan manoseada propuesta de Ley una «letras pequeñas» donde se garantizaba que sus «emprendimientos» tuvieran una suerte de protección oligopólica, que dejaría en el pavimento  a cualquier intento de competencia en el vasto mercado del aprovechamiento, recuperación o reciclado de residuos.
 
Pero no se alarmen todavía, que no fue sólo eso: de igual modo se idearon la forma de tomar por asalto los fondos del FIDEICOMISO, una cuenta que se nutriría con el dinero de todos. Esto es, que pretendían obtener pagos  por labores de «limpieza» retroactiva de aquellos desperdicios acumulados que, ni sirven para reciclaje, ni se reutilizan y mucho menos se biodegradan. 
 
¡Sopresa! en el país no pasan de dos las empresas que juegan ese rol. 
 
Como ven, la urgentemente necesitada Ley de Residuos al parecer fue visualizada como una especie de «vaca» por parte de ciertos grupos políticos y empresariales, donde cada uno quería  su tajada y que fuera, desde luego, de la parte más jugosa posible.
 
Con esa actitud carnicera y carroñera vandalizaron apenas 2 de los 176 artículos de la Ley, llevando al Poder Ejecutivo una la devolución forzosa -con observaciones puntuales y  selectivas- para que  sea replanteada por necesidad en el nuevo congreso. Para que se enteren y quede claro: Las observaciones NO TOCAN el tema de los plazos para eliminar las plásticos chatarra, eso tendremos que exigirlo por separado.
 
Con ello, han condenando al retraso doloroso (en lo que se acomodan en sus curules los nuevos congresistas, conocen sus roles , estudian las propuestas, ejercen su histrionismo y acaso finalmente aprueban la legislación)  todas aquellas iniciativas vitales que necesitamos como país  para por lo menos mitigar el daño hecho: como el cierre definitivo de los vertederos a cielo abierto, el proceso de educación para clasificar los residuos desde el origen, la conformación de la estructura técnica y operacional que dirigirá los procesos, la entrada en vigencia del régimen de consecuencias…y un largo etcétera.
 
Pero ustedes que a lo mejor están leyendo estas notas,  ni se les ocurra pensar que se trata de un simple trama de quienes hoy están en en el gobierno. ¡no señor!, estos grupos tienen cabezas que han dirigido y dirigen «gremios empresariales»,  han sido y son funcionarios del gobierno, pero desde luego que a partir del 16 de agosto sus representantes igual estarán «de nuevo en el poder».. Anótenlo, que será así de simple. 
 
Nelson Bautista
Fundación Acción Verde, Inc.

 

css.php