Inicio | :: Asi Andamos | “Ley de Ordenamiento Territorial es fundamental para enfrentar cambio climático”

“Ley de Ordenamiento Territorial es fundamental para enfrentar cambio climático”

Max Puig, se refirió a los desafíos climáticos que enfrenta el mundo en el Diálogo Libre. (PEDRO BAZIL)

Para el doctor Max Puig, el proyecto de ley de Ordenamiento Territorial, Uso de Suelo y Asentamientos Humanos es fundamental para enfrentar el cambio climático en el país, al tiempo que lamentó que la pieza no ha sido aprobada, 20 años después de que la Ley de Medio Ambiente estableciera ese plan.

El vicepresidente del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio manifestó en Diálogo Libre que, si todas las soluciones urbanas desarrolladas por el Estado no se insertan en el marco de una Ley de Ordenamiento Territorial, el trabajo se estará haciendo a medias.

En ese sentido señaló que, con el plan, proyectos como la Nueva Barquita, Nuevo Domingo Savio y otras remodelaciones “pudiesen hacerse mejor concebidas y planificadas”. Narró que “llora ante la presencia de Dios” el uso urbano que se está dando a las mejores tierras de Constanza y otras demarcaciones del Cibao, a la vez que urgió a que se establezcan reglas a través del plan.

Puig agregó que el proyecto de ley está relacionado con la “justicia climática”, es decir, el reclamo a las grandes naciones para que compensen a los países vulnerables por el cambio climático. “Podemos exigir, pero ellos nos dirán si ustedes dejan que la gente esté en las cañadas, si no ordenan su territorio, entonces, ¿cómo quieren que los compensemos? Nosotros tenemos que ser responsables como país”, dijo el funcionario.

El artículo 194 de la Constitución califica como una prioridad para el Estado la formulación y ejecución de un plan que “asegure el uso eficiente y sostenible de los recursos naturales de la Nación, acorde con la necesidad de adaptación al cambio climático”. Actualmente el proyecto es estudiado por una comisión bicameral.

¿Cuánto necesita RD para hacer frente al cambio climático?

Al ser preguntado sobre el monto requerido por el país para hacer frente al cambio climático, recordó que la República Dominicana requiere 18,000 millones de dólares al 2030, que serían divididos en dos partidas: 9,000 millones para mitigación y 9,000 millones para adaptación.

El Estado, a través del Consejo Nacional para el Cambio Climático, el Ministerio de Medio Ambiente y otras entidades trabajan en acciones para contrarrestar la problemática, sobre todo en los sectores energéticos y de transporte, que emiten el 62 % de los gases de efecto invernadero en la República Dominicana.

Puig sostuvo que, en cuanto al sector eléctrico, se han presentado iniciativas sobre la superación del carbón y facilitar las energías renovables, en esta última, según el funcionario, “ahora mismo hay proyectos y hay inversión”. Señaló que se buscan mecanismos para hacer frente a una de las debilidades de las “energías limpias”, que deben ser puestas en línea de forma inmediata y no existen formas de acumularlas en grandes volúmenes.

El transporte

Sobre el tema del transporte en la República Dominicana, el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático, Max Puig, aseguró que junto al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) trabajan en el desarrollo de planes para el avance hacia la movilidad eléctrica con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el país.

El ahorro del agua en la agricultura

Max Puig expresó que en la actualidad están requiriendo especialistas en pro de la transformación de la agricultura en el país ante “terribles” cifras vinculadas al uso del agua en ese sector.

“El 80 % del agua de la República Dominicana se destina al uso agrícola, pero el 80 % (de ese porcentaje) se pierde”, indicó. Sostuvo que se realizan estudios para impulsar la tecnificación de riego y reducir el desperdicio; destacó el trabajo realizado por la Comisión de Fomento a la Tecnificación del Sistema Nacional de Riego, encabezada por Claudio Caamaño Vélez.

Resiliencia de las ciudades y la construcción

Puig informó que, junto a la Mesa Francesa de Cooperación, trabajan para apoyar en una primera etapa a demarcaciones como Santiago, Barahona, Las Terrenas y el Distrito Nacional en su resiliencia.

Citó la importancia de modificar la regulación de las construcciones en las ciudades, ya que las edificaciones usan el 30 % de la energía y para disminuir esa cantidad buscan el ahorro en el diseño. Añadió que, en coordinación con los ministerios de Obras Públicas y Vivienda, “nosotros vamos a poder hacer ciudades mucho más adaptadas y con menor inversión”.

En el marco de la COP26 Diario Libre consultó a ambientalistas sobre cómo generar resiliencia y abogaron por la existencia de una sinergia entre todos los niveles de las poblaciones: autoridades y organizaciones civiles.

Los expertos señalaron que todos los sectores deben unirse para determinar “cuáles acciones de adaptación y mitigación pueden a corto plazo ponerse en marcha y cuáles ameritarán trabajos que podrían irse a más largo plazo, en la medida que la situación se agrave, porque es un hecho innegable, que se va a seguir agravando”.

Sobre la educación ambiental

Al ser preguntado sobre las iniciativas para educar en materia ambiental a la población en todos los niveles, pedimento hecho por ambientalistas, Puig manifestó que desde el Consejo han desarrollado un acercamiento con los ministerios de Educación y Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Se recuerda que especialistas consultados por este medio indicaron que es imperativo que se eduque a la población en el tema ambiental y dentro de ese contexto “hay que hablar de la crisis del clima”.

Manifestaron que, aunque el país ha hecho esfuerzos en el contexto internacional de hacer notar la relevancia de la crisis del clima para estados insulares, “uno percibe que la mayoría de los dominicanos no está debidamente al tanto de la magnitud de lo que nos enfrentamos”.

En ese sentido, Max Puig informó: “Estamos preparando un programa para un plan de sensibilización nacional de un gran organismo internacional”. Citó, además, acuerdos con las universidades para el uso de laboratorios que permitan el desarrollo de trabajos de investigación vinculados a temas ambientales.

Informó, además que el Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio creó una unidad científica que trabaja directamente con el Ministerio de Educación Superior, las universidades dominicanas y centros científicos internacionales.

El exministro de Trabajo fungió como copresidente de la delegación de República Dominicana en la Conferencia de Naciones Unidas para el Cambio Climático, culminada el pasado 12 de noviembre, junto al ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera.

Diario Libre

Deja una respuesta