Inicio | :: Articulos | Laguna de El Limón ahoga su agricultura

Laguna de El Limón ahoga su agricultura

laguna-el-limonEl Limón, Independencia.- La laguna El Limón, ubicada en el distrito municipal que lleva su mismo nombre en la región Suroeste del país, ha incrementado su volumen de agua de forma continua, ante la mirada impotente de los habitantes de aquí que han perdido su medio de supervivencia, mientras sus casas han quedado a menos de 500 metros del lago.

A su paso, las inundaciones de esta laguna han anegado más del 90% de sus predios agrícolas lo que ha creado un revuelo entre los afectados quienes se quejan de ser una especie de cenicienta para las autoridades, porque dentro de los planes del Gobierno para solucionar los problemas dejados por las inundaciones del lago Enriquillo y la laguna de Cabral, no los incluyeron.

De acuerdo al presidente de la Asociación de Parceleros de El Limón de Jimaní, Simeón Cuevas, la laguna El Limón tiene bajo agua más de 25,000 tareas que estaban sembradas de plátano, guineo, yuca, guandules, maíz, auyama, batata y otros cultivo que comercializaban en la región y el vecino Haití.

“Nosotros hemos dejado de producir comida y ganado, por lo que pedimos la ayuda del Gobierno Central. A raíz de que la laguna tomó nuestras tierras los hombres y mujeres de aquí andamos deambulando por las calles sin saber qué hacer”, agregó.

Informó que la laguna El Limón apenas ocupaba un kilómetro y medio líneal, pero a raíz de que se presentara el extraño fenómeno, ha ocupado más de seis kilómetros lineales de este a oeste, cubriendo todo lo que ha encontrado a su paso.

Como solución inmediata, demandó del Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos la canalización de las aguas a través de canal Trujillo del Limón de Jimaní que conduce estas aguas hacia la Laguna Nueva o Laguna En Medio, que aunque su volumen de agua también se ha ido incrementando a la misma velocidad que la de El Limón, no representa ninguna amenaza para la producción agrícola.

“Esas aguas han ocasionado que la ganadería en El Limón de Jimaní desaparezca.

Y las pocas reses que quedan hemos tenido que soltarlas a su suerte. Los ganaderos de aquí están vagando junto a los productores agrícola, y estamos pidiendo a Dios que el Gobierno intervenga antes que sea demasiado tarde”, dijo Cuevas.

Precisó que los productores de aquí, entre ellos los de El Secano, El Burín, El Mortero, Piedra Gorda, El Otro Lado y otras comunidades, perdieron sus tierras en un 100% y la angustia ha hecho presa de ellos, porque tampoco tienen capacidad para llevarle el sustento diario a su familia.

Disfrute 
El aumento de las aguas de la laguna El Limón ha sido como una bendición para los niños de este poblados, quienes ajenos a los problemas de salud que pueden acarrearle, han convertido los espacios menos profundos en balnearios.

Sin embargo, para sus padres es de alta preocupación el aumento de sus aguas que avanzan silente cubriendo sus sembrados y poniendo en peligro lo único que les queda; sus casas.

“Nosotros estamos atentos a lo que va a pasar aquí.

Sabemos que el día menos pensado vamos a tener que echarnos los líos a la cabeza y salir huyendo, porque esto está ocurriendo sin que se registren lluvias importantes en la zona, y ya estamos en plena temporada de los huracanes”, dijo la señora Dominga Pérez, habitante del lugar.

Señaló que los dirigentes comunitarios de la zona han hecho esfuerzos para que las autoridades los auxilien, pero no han recibido ni siquiera promesas. Los lugareños informaron que la laguna empezó a crecer a raíz del paso de las tormentas Noel y Olga, pero no se explican el fenómeno que enfrentan, pero están seguros de las consecuencias que les traerán en el futuro cercano.

Medidas 
Simeón Cuevas pidió al Estado que el proyecto Agrario AC-129 del Instituto Agrario Dominicano que está abandonado en El Limón, sea retomado en beneficio de los productores que han quedado sin tierra.

Sin embargo, destacó que las aguas dulces de la laguna El Limón prácticamente colindan con ese proyecto, y sería arriesgado invertir en ese lugar.

Informó que de 180 familias que fueron asentadas allí, apenas quedan alrededor de 26, porque les han retirado todo el apoyo oficial que tenían. “Necesitamos financiamiento del Banco Agrícola y necesitamos ese apoyo para poder seguir la producción”, señaló.

Por: Adriana Peguero
Listin Diario