BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates

sikiş izle

başakşehir escort ikitelli escort güneşli escort kayaşehir escort bağcılar escort esenler escort eyüp escort güneşli escort kumburgaz escort topkapı escort

Inicio | :: Asi Andamos | Investigador dominicano redescubre magnolia en Haití después de 97 años perdida para la ciencia

Investigador dominicano redescubre magnolia en Haití después de 97 años perdida para la ciencia

La situación de Haití es complicada, en especial para extranjeros no residentes. Esto no frenó al investigador y fotógrafo de conservación Eladio Fernández para aventurarse al norte del vecino país en búsqueda de una magnolia descrita por el botánico Erik Ekman, en 1925, la cual estuvo perdida para la ciencia por 97 años.

Magnolia emarginata es una de las 5 especies descritas en La Española, al igual que el ébano verde, Magnolia pallescens, se encuentran en peligro de extinción.

La Fundación Progressio ha dedicado décadas a la protección de los bosques y en especial las tres magnolias presentes en República Dominicana, esa fue la visión de su fundador Enrique Armenteros (1927-2019), quien creó la reserva científica Ébano Verde en la Cordillera Central.

El sueño de don Enrique era proteger las tres especies presentes en el país, dos de las cuales solo existen en República Dominicana, Magnolia Pallescens y Magnolia hamorii, una compartida entre ambos países. Magnolia domingsensis y dos descritas en Haití, la Magnolia ekmanii y la redescubierta por Fernández. Pero la destrucción y fragmentación de los bosques de montaña en el vecino país mantuvieron ocultos los ejemplares de la emarginata hasta ahora.

En junio de este año se realizó una expedición de tres días al norte de Haití, dirigida por Eladio Fernández, con el apoyo de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos, la Fundación Progressio, Sunrise Airways y la colaboración de Haiti National Trust y la ONG internacional RE:Wild.

Durante la expedición, Eladio y su equipo de tres personas, junto con dos  guías locales, emprendieron la búsqueda de la magnolia perdida, donde en un acto, que Eladio describe como lo más cercano a la ¨fe¨, los llevó a un fragmento de bosque a 700 metros de altura en Massif Du Nord, sin saber si encontrarían la planta descrita por Ekman.

Con un equipo al borde del agotamiento, por las condiciones del terreno, Eladio logró encontrar la magnolia perdida para la ciencia, donde asumió el papel de investigador, botánico y fotógrafo, motivado por cumplir el sueño de don Enrique y aportar a la ciencia datos actuales sobre el estado de esta planta, clasificada en la lista roja de especies, como en peligro crítico por la IUCN.

Las fotografías de Eladio son las primeras que se hacen a la flor de esta magnolia en la historia, en un pequeño fragmento de bosque de difícil acceso, donde se lograron identificar 16 plantas adultas con flores y algunas plantas jóvenes de menos de un metro de altura.

La expedición, además, se puso en riesgo al ser acusados por unos 80 locales de estar buscando oro en la zona. La tensa situación fue aclarada luego de varias horas de diálogo y pudieron concluir su objetivo sin mayores problemas.

“Las posibilidades de encontrar este árbol eran de una en un millón, considerando lo poco de los bosques que queda en Haití”, dijo Eladio Fernández en un reporte de Re:wild. “Este redescubrimiento sirve como un faro de esperanza para la biodiversidad de Haití, a pesar del sombrío estado de los bosques degradados del país, todavía alberga especies como esta que son encontradas en ningún otro lugar del mundo, dándonos la oportunidad de salvarlos”, concluyó.

Haiti National Trust espera recolectar semillas en los próximos meses y construir viveros para reforestar la zona con esta y otras especies nativas en diferentes comunidades de la zona.

“Este redescubrimiento energiza nuestros esfuerzos para reconstruir Haití”, dijo Anne-Isabelle Bonifassi, directora ejecutiva de Haiti National Trust. “Hemos estado trabajando arduamente en el Grand Bois de Haití para reconstruir los bosques allí, incluidas otras especies de magnolias endémicas de Haití, y estamos emocionados de trabajar para preservar otra hermosa e icónica magnolia”.

Eladio Fernández con uno de los guías de la expedición. (Eladio Fernández)

Re:wild y Haiti National Trust han estado trabajando para reconstruir el extremo sur de Haití, centrándose en el ecosistema de Grand Bois y la creación de la primera reserva privada de Haití. Esta es una parte del trabajo más amplio de Re:wild, para proteger y restaurar las islas del Caribe. “Es un milagro que la magnolia del norte de Haití haya esquivado la deforestación generalizada en todo Haití”, dijo Jenny Daltry, directora de la alianza caribeña de Re:wild. “La pérdida de biodiversidad es una grave amenaza para las personas y el medio ambiente en toda la región del Caribe. Por eso Re:wild y Fauna & Flora International han unido fuerzas para crear conciencia y apoyo para proteger y restaurar las islas del Caribe, incluida La Española”.

Fernández espera volver pronto a Haití, tiene la sospecha que en la zona existe una magnolia aún no descrita para la ciencia.

Marvin del Cid
Diario Libre

Deja una respuesta