Inicio | :: Articulos | Indiferencia ante desastres naturales

Indiferencia ante desastres naturales

Con el lanzamiento del Plan DECCC, la República Dominicana requerirá en las próximas dos décadas de unos 17,000 millones de dólares y estima reducir en un 70% todas sus emisiones en un escenario tendencial al 2030

Por: Leonor Porcella De Brea

¿Será posible que el Ministro de Medio Ambiente permita el corte y devastación de parte de la foresta en Jarabacoa, en Loma Miranda, y en La Cordillera Central Dominicana? De ser cierto, sería una gran ruina que debía cambiarse; se ha llegado a pensar que la sequía del presente sucede por esa causa. Hace falta la existencia de la preciosa arboleda cubriendo parte de montañas, algún verdor ha desaparecido, en cambio aparecen montañas luciendo peladas, ocasionadas por el interés desmedido de hombres y mujeres que sólo desean devengación material, sin pensar en su Patria.

Hay que ver los camiones provenientes de esos lugares llenos de troncos de árboles para venta, hasta seis, uno detrás del otro; también se observan camiones llenos de materiales de construcción, sacados de esos ríos, ahora muchos de ellos lucen secándose.

En otro caso angustiante, existen haitianos cortando algunos árboles de uvas de playa, para carbón, en bellas playas nacionales. Nuestro Ministro de Medio Ambiente debe investigar las denuncias expresadas, considerándolo justo para nuestra tierra, por la devastación de campos dominicanos, sin hacer respetar nuestras leyes, frente ese posible exterminio que daña la Patria.

En días pasados el Ministro dijo: ¨Qué todo estaba bien, o algo similar ¨ No deben persistir problemas de esta naturaleza, o se pondrá nuestra tierra como se encuentra Haití, un verdadero desierto. Al efectuar preguntas sobre ese Ministerio, el público ha respondido. Se está efectuando un Santuario de árboles desde años atrás, respetados por Medio Ambiente, igual lo aceptan Gobiernos pasados y presente; a pesar de persistir sufi cientes cortes de árboles de venta para carbón. Es incorrecto, en momento que los dominicanos debemos tener cuidado de no desmembrar nuestros bosques naturales, porque indicarían caos para nuestra amada tierra, sumada involuntariamente a un supuesto desinterés deshumanizado para el país dominicano.

Las horrendas consecuencias de podar, de ser todas ciertas, le dolería al país dominicano.

Han ocurrido fuegos terribles sin que nadie pudiera extinguirlos, ausencia de agua que empieza a generalizarse por nuestra tierra.

Es excesivamente doloroso, hablar de este problema, que para enorme sorpresa ha generado profundo silencio en toda la nación.

Consideramos que el dominicano que visualice desastres, debe hablarlo, escribirlo, o decirlo; existe conciencia de la obligación comunicativa; la poda excesiva podría llamarse anarquía; devastar bosques nacionales, supera toda ocurrencia.

Señor, podríamos quedarnos desérticos, sin tierra para sembradíos, ni para cultivos mayores; triste realidad aterradora para cualquier nación.

El Gobierno Dominicano debe sin pérdida de tiempo hacer cumplir leyes existentes, que evitan corte de árboles, y si haitianos, continuaran alguna faena devastadora, impedir su entrada a nuestra amada Patria, por conocer que han realizado evidentes crímenes, de violación y muerte, en tierra Dominicana. Tristes verdades, aunque la vida nos cambia para bienestar dominicano; actualmente vamos por excelentes caminos, consecuentemente, no debemos detener la superación nacional. Lo que nos incumbe directamente, es el bienestar de la República Dominicana. Aunque requerimos ayuda especial para nuestra pobreza nacional, que preocupa a toda persona con criterio humano.

Es una verdadera lástima, que en un país pobre como el nuestro, de inmensa y hambrienta pobreza, no existan ayudas fi jas evitando muertes nacionales.

Al Señor que nos proteja, porque lo necesitamos.

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php