porno

Inicio | :: Asi Andamos | Green Fins Hub: propuesta para un turismo marino sostenible

Green Fins Hub: propuesta para un turismo marino sostenible

En junio de este año, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzó el desafío “Más allá del turismo”, una iniciativa internacional para apoyar soluciones innovadoras que reactiven el sector a raíz de los retos que plantea la pandemia del nuevo coronavirus.

Una propuesta de la fundación Reef-World y Reef Check República Dominicana estuvo entre las ocho ganadoras.

Se llama “Green Fins Hub – Escalamiento digital para el turismo marino sostenible” y se trata, explican los creadores, de “la primera plataforma en línea de su tipo que empodera a los emprendimientos de turismo marino para mejorar en forma medible el cumplimiento de los estándares ambientales internacionalmente reconocidos, salvaguardar la biodiversidad y estimular el turismo verde”.

La propuesta, a su vez, se desprende de Green Fins, una iniciativa público-privada sin fines de lucro que promueve la conservación de los corales en el desarrollo de un turismo sostenible y ofrece cursos y capacitación a sus miembros alrededor del mundo con este fin.

Auspiciada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y la fundación Reef-World, Green Fins se encarga, por ejemplo, de otorgar el único código de conducta reconocido internacionalmente usado para reducir el impacto ambiental de la industria del buceo y el esnórquel.

¿En qué consiste, pues, la propuesta ganadora del BID? ¿Qué ofrecen a sus miembros? ¿Cómo funcionará la plataforma y cuándo estará lista?

Smeldy Ramírez, del Laboratorio de Innovación del BID; y Rubén Torres, de Reef Check Dominicana, comparten las respuestas con los lectores de Listín Diario.

CUIDAR EL AMBIENTE

“La funcionalidad única del Hub será ayudar a los gerentes de los centros de buceo a comprender qué actividades específicas están llevando a cabo actualmente y que pueden estar causando el mayor daño al medio marino, además de brindar soluciones adecuadas para abordar estos”, explican.

Esto les ayudará a comprender dónde deben comenzar a tomar medidas para abordar sus amenazas ambientales más urgentes.

Tendrá, además, un área comunitaria interactiva que permitirá a los usuarios comunicarse directamente con otros centros de buceo de todo el mundo para compartir éxitos, desafíos y aprendizajes ambientales.

DENTRO DE LA PLATAFORMA

Indican que, una vez que el miembro haya completado el registro, se le dirigirá a través de una serie de preguntas sobre sus operaciones comerciales que evaluarán el riesgo ambiental de las diferentes áreas de su negocio.

“Durante la autoevaluación, el usuario se moverá visualmente a través de un centro de buceo virtual mientras responde preguntas. A continuación, se les proporcionará una selección de soluciones adaptadas para abordar las amenazas más altas identificadas para que elijan las más adecuadas para su operación y situación individuales”.

Y adelantan que el acceso continuo a sus planes de acción, con enlaces a educación, herramientas y recursos relevantes, así como una función de apoyo a la comunidad, permitirá que el centro de buceo continúe progresando a través de la interacción continua con la plataforma.

VALOR TURÍSTICO

El BID aportará 332,000 dólares del monto total del proyecto, que asciende a 664,885 dólares. ¿Por qué apoyar un proyecto dirigido a una actividad que no es masiva y, encima, tan costoso?, le preguntamos.

Pues tiene que ver con lo que representan los corales para el turismo y para la biodiversidad.

De acuerdo con el Pnuma, los ecosistemas en los arrecifes de coral proveen recursos valorados en unos 375,000 millones de dólares al año.

“Estos hábitats naturales son el hogar del 25% de la vida marina y alimentan a millones de personas, aportan al descubrimiento de nuevos productos farmacéuticos y además proveen trabajo a través del turismo y la industria pesquera”.

En cuanto al turismo basado en los arrecifes de coral, se estima que genera alrededor de 36 mil millones de dólares anualmente en el mundo.

Desafortunadamente, dicen los creadores del Green Fins Hub, los arrecifes de coral están en riesgo de extinción a nivel mundial y existe la posibilidad de que desaparezcan por completo de los océanos para el 2100.

Apuntan que se ha documentado que los factores estresantes directos locales disminuyen significativamente la salud de los arrecifes de coral. Entre esos factores figuran los  asociados con las operaciones diarias de los operadores de turismo marino.

“Al mitigar estas amenazas, podemos recorrer un largo camino para ayudar a los corales a ser más capaces de luchar contra esos factores estresantes a mayor escala”, consideran.

Sobre el turismo en República Dominicana, recuerdan que este representa más del 17% del PIB y que en 2019 recibió 6.4 millones de visitantes.

“El país es visto como un destino de arrecifes de coral y, como tal, sus arrecifes son el principal atractivo para los turistas internacionales. El 80% de sus más de 10 millones de habitantes vive en la costa y más del 20% vive en la pobreza extrema. El océano sustenta la mitad de todos los medios de vida, principalmente a través de la pesca y el turismo. Los arrecifes de coral tienen una gran cantidad de valor económico e intrínseco para la gente de República Dominicana y deben ser vistos como un activo que vale la pena proteger”, señalan.

¿Sobre el costo del proyecto? Sostienen que el sistema debe ser accesible para una amplia gama de audiencias basadas en una amplia gama de ubicaciones; que debe estar actualizado, fresco y atractivo.

Así, “el desarrollo de un sistema accesible globalmente con la funcionalidad requerida para tener un impacto tangible en la conservación requiere una inversión significativa en el desarrollo de software, las herramientas que lo acompañan y los expertos necesarios para entregarlo”.
La Reef-World Foundation, en asociación con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se encargará de administrar el sistema.

 

DE INTERÉS

El nombre.  “Green fins” significa “chapaletas verdes” y  “bug” es un “espacio de encuentro”.

Apoyo. El BID informa que, más allá de la contribución financiera, está brindando un apoyo intensivo en el diseño del proyecto, incluido un asesor experto en transformación digital, para garantizar el máximo impacto del proyecto.

Piloto. BID Lab está aportando 330,000 dólares en recursos no reembolsables para realizar el piloto en República Dominicana y Costa Rica a lo largo del 2021. Se espera que la plataforma esté lista para principios de 2022.

Rol. Reef Check República Dominicana apoyará las pruebas en tierra de la plataforma en República Dominicana, asegurando que esté cumpliendo con las expectativas. La Reef-World Foundation, en asociación con el Pnuma, se encargará de administrar el sistema.

Sobre Green Fins. Cuenta actualmente con alrededor de 170 miembros activos en todo el mundo. Los miembros activos han sido evaluados por un asesor de Green Fins en los últimos 18 meses.

¿Le interesa? Los operadores de buceo y esnórquel en uno de los 13 países activos de Green Fins pueden postularse para ser miembros.

Local. República Dominicana cuenta con 13 miembros activos o pendientes de evaluación este año en Green Fins. Otros 3 han expresado interés.

Listín Diario

css.php