BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates

sikiş izle

başakşehir escort ikitelli escort güneşli escort kayaşehir escort bağcılar escort esenler escort eyüp escort güneşli escort kumburgaz escort topkapı escort

Inicio | Realidad Climática | Gobierno de Canadá da un vuelco a política ambientalista

Gobierno de Canadá da un vuelco a política ambientalista

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, nombró a un ex activista de Greenpeace apodado «Jesús Verde» como ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático en una medida que ha causado consternación en el oeste rico en petróleo del país, comentó The Washington Post.

Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y Steven Guilbeault, el recién nombrado ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático

Con anterioridad, Trudeau respaldaba a la industria del petróleo y el gas, pero es evidente su alineación a la acción climática.

Steven Guilbeault, el recién nombrado ministro, trabajó para grupos de defensa del medio ambiente, incluido Greenpeace, durante más de una década antes de ingresar a la política. Apodado el «Jesús Verde de Montreal» por el periódico La Presse de Quebec, Guilbeault una vez escaló la Torre CN de Toronto para develar una pancarta que denunciaba a Canadá y al entonces presidente estadounidense George W. Bush como «asesinos del clima».

“Poner a un activista en un papel como este realmente indica que el gobierno de Trudeau está intensificando su compromiso con la acción sobre el cambio climático y la transición energética”, dijo Lisa Young, politóloga de la Universidad de Calgary.

Trudeau logró una mínima victoria en las elecciones federales de septiembre, y dar mayor impulso en los problemas ambientales puede ser una forma de recompensar a los votantes que respaldaron su gobierno de minoría liberal y cimentar su legado en lo que podría ser su mandato final.

“Esta podría ser su última oportunidad para avanzar realmente en algunos temas de política”, dijo Young, y señaló que Guilbeault ha hecho campaña para que el gobierno federal restrinja el desarrollo de petróleo y gas y obstaculice el acceso de los hidrocarburos a los mercados internacionales. «La estrategia aquí parece estar acorralando gradualmente a la industria con el fin de reducir su importancia relativa para la economía canadiense».

La reorganización de Trudeau, que también trasladó a otra cartera un ministro de recursos naturales en quien la industria energética confiaba, recibió críticas en la provincia rica en petróleo de Alberta.

Los «antecedentes de Guilbeault en estos temas sugieren que alguien es más absolutista que pragmático cuando se trata de encontrar soluciones», dijo el primer ministro de Alberta, Jason Kenney, y agregó que el nombramiento fue una señal «muy problemática».

En Guilbeault, Trudeau «no podría haber elegido un villano más perfecto», dijo Heather Exner-Pirot, miembro del Instituto Macdonald-Laurier en Calgary, la capital petrolera de Canadá. «Esto envía una señal escalofriante a los posibles inversores que podrían haber estado interesados​​en Canadá».

Sin promesas más ambiciosas, se proyecta que el mundo se calentará 2,7 grados Celsius (4,9 grados Fahrenheit) para fines de siglo en comparación con fines del siglo XIX, muy por encima del objetivo del acuerdo climático de París de limitar el calentamiento a «muy por debajo» de 2 grados Celsius (3.6 Fahrenheit).

Trudeau ha dicho que abordar el cambio climático es una prioridad máxima y prometió emisiones netas de carbono cero para 2050. Pero el Climate Action Tracker estimó que Canadá no alcanzaría su objetivo de emisiones con una actividad industrial reducida debido a la pandemia. El país es uno de los mayores emisores de carbono del mundo per cápita, según Our World in Data.

Al Mayadeen Español