Inicio | :: Los Haitises | El culpable fue un duente

El culpable fue un duente

La columna de ayer en realidad debió decir: “Los zapaticos me aprietan/ las medias me dan calor/ el beso que me dio mi madre/ lo guardo en el corazón de la libertad de expresión”. Y agregaba: “La rosa cayó en el agua/ pero no se deshojo/ mi madre quiere mucho a los que no opinan como yo/ pero más la quiero yo”. Y concluía: “Mirar para arriba/ mirar para abajo/ viendo a mi maestra/ con tanto apego al debido respeto al pensamiento ajeno…”. La columna, ya en la parte final, se perdió en el infinito espacio cibernético, cuando empezaba a escribir sobre el sentido de grandeza de Arthur Och Sulzberger, quien siempre respetó las opinionees de los escritores y lectores del New York Times, aunque a veces lo criticaran a él mismo…Sucedió, pues, que uno de los duendes de los que tantas bromas pesadas le jugaron a Rafael Herrera, hizo otra de las suyas entre estos teclados…y la borró.

 

Nota: Esta es mi protesta por la negativa de El Caribe a publicar “Un Minuto” sobre el peligro que corre Los Haitises si se instala allí una cementera. Esta protesta tampoco se publicó.

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com