Inicio | :: Articulos | Ébanos verdes para honrar a Erik Ekman

Ébanos verdes para honrar a Erik Ekman

La Fundación Progressio celebró el centenario de las exploraciones de Ekman con un acto durante el cual se sembraron dos árboles de la especie ébano verde, magnolia pallescens, descubierta y descrita por el botánico en su exploración por la República Dominicana.

La siembra fue dirigida por el presidente de la Fundación, Enrique Armenteros, quien mostró su admiración por el legado del botánico sueco y se mostró complacido por los resultados de la preservación de esta especie en la reserva científica.

«No es que lo digamos. Ustedes lo pueden constatar visitando todos sus recodos. El proceso que estaban viviendo estas tierras (Cordillera Central) ha sido revertido gracias al trabajo que ha venido realizando la Fundación Porgressio desde el mismo día que la recibió. Ese es un logro, un blasón que nadie puede quitar al personal aquí conmigo y los amigos de la Fundación Porgressio», afirmó Armenteros con emoción.

Actualmente la reserva provee de manera sostenible 3.3 metros cúbicos por segundo de agua, de los cuales 1.1 metros cúbicos por segundo cubren al río Camú. Además, alimenta las aguas de ríos y arroyos como Jatubey, La Palma, La Sal, Arroyazo, Masipedro y Jayaco.

En cuanto al ébano verde, se han sembrado, desde 1995, 36,000 plantas cultivadas en viveros, de las cuales ha sobrevivido el 50 % aproximadamente, lo que también ha contribuido al aumento significativo de la población de aves endémicas y migratorias.

La Fundación invitó al homenaje al señor embajador de Suecia en República Dominicana, Claes Hammar, y al sobrino nieto de Erik Ekman, Claes Ahlin.

Ahlin agradeció a la Fundación Porgressio por la invitación y como familiar del botánico se sintió honrado de ser parte de la celebración del centenario de las exploraciones de Ekman en el Caribe. Expresó también su admiración por el trabajo de preservación en la reserva científica.

También participó en el acto el presidente de la Academia de Ciencias, Milcíades Mejía, quién explicó el trabajo realizado por Ekman en la región, principalmente con el descubrimiento y descripción del ébano verde.

Nombre Común: Ébano verde
Nombre Científico: Magnolia pallescens Urb.& Ekm.
Familia: Magnoliaceae

Descripción:
Árbol de 15 metros o más y diámetro de 40 cm o más, a veces de hasta 150 cm o más; hojas obovado-orbiculares, pálido-tomentosas en el envés, redondeadas a truncada; flores terminales de pétalos blancos; frutos globosos u ovoideos con semillas rojas. La madera es color aceitunado, dura, resistente, de fibras y granos finos que dan un excelente pulimento, no tuerce ni encoge, fácil de trabajar.

Fenología:
Se puede encontrar con flores en los meses de septiembre a junio; con frutos durante casi todo el año.

Uso del Árbol:
La madera es utilizada para trabajos de ebanistería.

Distribución:
En bosques nublados de la Cordillera Central, entre Jarabacoa y Constanza; endémica de la República Dominicana y en peligro crítico de extinción debido a la sobre explotación.

Fuente: CEDAF
Sobre Erik L. Ekman

Este destacado botánico sueco es considerado el mayor descubridor de las especies de plantas endémicas de la región del Caribe; sus extraordinarios aportes a la ciencia son incuestionables.

Ekman presentó su disertación doctoral en Lund en 1914. En el mismo año se suponía que partiera en la tercera expedición Regnelliana a Sudamérica. Su objetivo era Brasil, pero Ekman recibió una instrucción de los profesores Ignatius Urban (de Berlín) y C. Lindman (de Estocolmo) para hacer pequeñas paradas en Cuba (1 mes) y en La Española (8 meses) para colectar especímenes para el proyecto botánico «Symbolae Antillanae» de Urban. Ekman aceptó hacerlo bajo protesta, pero todo empeoró después por la demora de dos años de su plan original de ir a Brasil, debido al comienzo de la Primera Guerra Mundial, disturbios políticos en Haití y una epidemia de peste en Cuba.

En 17 años de arduas exploraciones botánicas emprendidas en las islas de Cuba y La Española, entre 1914 y 1931 descubrió y describió cerca de 2,000 especies y más de 55 géneros de plantas nuevas. Es el botánico que más contribuyó al conocimiento de la flora de Las Antillas. Sus colecciones son usadas como referencia obligada, cuando de investigación sobre la flora de Las Antillas se trata.

El doctor Ekman, también hizo varios descubrimientos geográficos. Dibujó nuevos mapas de las montañas de Haití y fue uno de los primeros en medir con mayor precisión la altura de los picos más elevados de Las Antillas, como el Pico Duarte, Pico Turquino, La Gran Piedra, Pico de la Selle, entre otros; además, colectó aves, mamíferos y reptiles. La comunidad científica tiene una gran deuda de gratitud con este mártir de las ciencias botánicas, quien falleció en 1931. a los 47 años de edad en Santiago de los Caballeros.

Vía: http://www.diariolibre.com/

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php