Inicio | :: Asi Andamos | Diócesis de Barahona advierte sobre la explotación minera en el Bahoruco

Diócesis de Barahona advierte sobre la explotación minera en el Bahoruco

El obispo de la Diócesis de Barahona, en República Dominicana, pide al gobierno la revisión de la concesión para la extracción de carbonato cálcico que no sólo traerá contaminación de las faldas acuíferas sino miseria y destrucción ambiental en toda la región.

“Animados por el Magisterio de la Iglesia, sobre todo, por el del Papa Francisco, queremos expresar nuestra preocupación ante los grandes proyectos de explotación minera que ya se realizan en la región  y que hieren de muerte la fuente de la vida que es el agua”. Así lo expresa mons. Andrés Romero Cárdenas, en un comunicado de la Diócesis de Barahona ante la grave situación a la que se expone  la región de la sierra de Bahoruco oriental con la concesión otorgada a la empresa Belfond Enterprise para la extracción de carbonato cálcico en las lomas de las Filipinas.

Devastación ecológica

“La minería extractiva generará deforestación, degradación y alteración de los acuíferos, afectación al clima, deshidratación de la montaña de la Reserva Científica Padre Miguel Domingo Fuertes y su entorno. El transporte por el malecón del carbonato cálcico y su depósito en el puerto de Barahona también va contaminando la ciudad, dañando la salud de las personas”, advierte la nota.

El Bahoruco oriental forma parte de la Sierra del mismo nombre en su parte este, provista de especies únicas y vulnerables características ecológicas. Su radio geográfico cubre el relieve montañoso de varios municipios con una superficie estimada de 955 km2. Una región donde ya operan numerosas licencias para la extracción del travertino y el yeso.

Revisar concesiones mineras

Teniendo en cuenta el impacto negativo que tendrá sobre las generaciones presentes y futuras de la región, la Diócesis de Barahona llama a las autoridades a “repensar las decisiones tomadas ”pues los recursos económicos obtenidos “no compensarán jamás” el daño infringido a la vida, la salud de las personas y a los recursos naturales en peligro.

“La necesidad económica urgente que se vive en la actualidad, no pueden llevarnos a tomar decisiones que comprometan la vida saludable del presente y del futuro. Nuestra región es muy vulnerable y las autoridades lo saben muy bien. Por tanto, debe cuidarse como ninguna otra zona, la parte verde que nos queda. Los más pobres no pueden pagar el precio del desarrollo y progreso del país a cambio de su salud y su vida”, reitera la diócesis.

Estudios serios el impacto ambiental

El comunicado llama también a las autoridades  legislativas y ejecutivas  así como a los ministerios de energía y minas y de medio ambiente a revisar la concesión en el Bahoruco oriental, al tiempo que sugiere al Ejecutivo emprender un estudio avalado por un organismo internacional como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que pueda rendir un informe sobre la realidad de la región.

Toma de conciencia de la opinión pública 

La denuncia lanzada por Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, en abril, durante la celebración del  Día Mundial de la Tierra sigue animando diversos sectores de la opinión pública  que cuestionan los diversas concesiones mineras que afectan al suroeste de la nación y la devastación que generan.

“Como Iglesia – se lee en el comunicado – invitamos a nuestro pueblo a tomar conciencia de la importancia del cuidado de nuestra casa común, preservando sus recursos naturales que son los que garantizan la vida presente y las de las futuras generaciones”.

La nota de la Diócesis de Barahona, al concluir, se hace eco de las palabras del Papa Francisco cuando advierte que aún estamos a tiempo para cambiar este comportamiento minero que “agrede, destruye y mata la naturaleza y al conjunto de la creación”.

Vaticannews.va