Inicio | :: Asi Andamos | Consultorio Ecológico: Rep. Dominicana, Haití y la conservación de sus aguas.

Consultorio Ecológico: Rep. Dominicana, Haití y la conservación de sus aguas.

Consulta

Profesor, hay una realidad incontrovertible Haití y República Dominicana comparten una misma isla y si observamos bien, la Cordillera Central es la columna vertebral de todo el territorio insular, con una sombrilla hídrica definida por el macizo Nalga de Maco, Pico Duarte – Alto Bandera donde se origina el 80% de las aguas seguras de allá y el 54% de la utilizadas de este lado de la frontera, entonces ¿cómo estima usted, desde el punto de vista meramente técnico, se debe abordar el tema de la conservación de las aguas?

Respuesta

Sin agua no hay la más mínima posibilidad para la supervivencia en ningún espacio o ecosistema, ni mucho menos, cuando de se trata de un país. Haití no puede prescindir del Artibonito, así como República Dominicana no puede darse el lujo de arruinar el Yaque del Norte, el Yuna, el Nizao o el Yaque del Sur.

Solo por cuestiones de gravedad, las aguas fronterizas o compartidas drenan del territorio dominicano hacia la parte occidental de la isla. Nadie puede evitar que el río Dajabón o Masacre y los manantiales que forman su cabecerase originen de este lado de la frontera y luego discurra entre ambas naciones, esparciendo sus aguas en la zona de remanso para crear un inmenso humedal donde plantas y animales se distribuyen conforme a su naturaleza y sin respetar los dominios políticos.

Hay un abanico hídrico invertido formado por los ríos Neíta – Restauración – Sabana Clara, Alto Artibonito, Río Limpio, Riachuelo Mesomingo, ríos Joca, Tocino, Cidra, Yacahueque, Catanamatías, Yabonico, La Mula, Macacías, Vallejuelo-El Cercado, Caña y decenas de manantiales que se escurren y van a parar a Las Dos Bocas (Confluencia Artibonito – Macacías) para adentrarse en territorio haitiano y llenar la Presa de Peligre.

Del lado haitiano solo dos ríos importantes vienen a la frontera para llegar al Artibonito y devolver sus aguas para ese país, que son el Libón (Tirolí) y el Guayamoc (Bánica – Pedro Santana). Es decir, las aguas de la Presa Peligre, el único embalse importante de Haití, se alimenta enteramente con aguas dominicanas, tan solo a 600 metros de la frontera.

Por otro lado, de los ríos Pedernales y Mulito, que nacen en la Sierra de Bahoruco y discurren por la misma frontera, constituyen la única fuente de agua para Anse a Pitre y comunidades haitianas aledañas, como lo es para Pedernales, Aguas Negras y Los Arroyos, del lado dominicano.

Eleuterio Martinez
HOY