e altyazılı porno

LO ULTIMO
Inicio | :: Asi Andamos | Consultorio Ecológico: En Villa González las protestas contra la mina no se detienen

Consultorio Ecológico: En Villa González las protestas contra la mina no se detienen

Consulta

Profesor, en Villa González las protestas contra la mina no se detienen ¿y ahora, cuál es el problema?

Respuesta

Tal parece que la minería le va a dar mucha agua de beber a los dominicanos. Sucede que Medio Ambiente ha otorgado un permiso para la apertura de una mina no metálica (extracción de agregados) en Palmarejo – Villa González, para la extracción de áridos arrastrados y depositados históricamente (tiempos geológicos)por el Río Arenquillo en el pie de monte de El Peñón, justo en el área de amortiguamiento del Monumento Natural Diego de Ocampo.

Las áreas protegidas es preciso salvaguardarlas, protegerlas y cuidarlas como la niña de los ojos de todos los dominicanos, pues ellas preservan el porvenir y la esperanza de los habitantes de nuestro país, del presente y del mañana, pues su principal servicio ecosistémico o al menos, el que más valora la ciudadanía, es el agua que en ellas se origina.

Las áreas de amortiguamiento desempeñan un rol muy especial en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas de cualquier país y por estas razones forman parte de las normas mundialmente aceptadas la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), para detener, resguardar o evitar que los impactos al ambiente que se producen alrededor de cualquier unidad de conservación, afecte los valores que se encuentran en su área núcleo.

Pero las protestas en Palmarejo van más allá del cuidado del Diego de Ocampo (III-UICN), pues el permiso de extracción de materiales de la Corteza Terrestre cubre una superficie de aproximadamente 100 tareas del bosque de transición allí imperante, sino porque la mina estará en una zona de acuíferos y muy próximo al curso principal del Río Arenquillo, que corre superficialmente solo en épocas lluviosas, pero que es la única fuente de agua natural de este lugar y cuando hace sus avenidas, se convierte en un peligro para los moradores, como sucedió con 11 casitas que fueron arrastradas con las lluvias de 2016.

Esa es la preocupación del ciudadano común, pero sucede que allí es la Asociación Dominicana de profesores (ADP) la que está en las calles pegando el grito al cielo contra la mina, pues la polvareda que levantarán los camiones, afectará dos escuelas y un liceo que están en la misma vía. La sala capitular en pleno (regidores) y la Alcaldesa, acusan a Medio Ambiente de violar las normas de la municipalidad, pues ellos son el gobierno local.

Eleuterio Martínez
Periódico Hoy