Inicio | :: Asi Andamos | Consultorio Ecológico con Eleuterio Martínez

Consultorio Ecológico con Eleuterio Martínez

eleuterio-martinez-mini1P.- Profesor, queremos saber si la normativa que prohíbe la cacería a nivel nacional ha sido derogada, porque aunque desconocemos lo que está pasando en este sentido en otras regiones del país, aquí en Monte Cristy, particularmente en la zona de Los Conucos, Copey y otros puntos de la Línea Noroeste, esta es una actividad normal al atardecer de los días viernes, sábados y domingos de cada semana.

R.- Esta resolución de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente, que apenas tiene 9 meses de vigencia, no ha sido ni debe ser derogada porque ella obedece a los acuerdos internacionales que la República Dominicana ha contraído con la comunidad internacional en varios convenios, particularmente con las convenciones sobre Diversidad Biológica y Ramsar.

El país acaba de asumir varias responsabilidades con la Secretaria de la Convención Ramsar, en la recién finalizada “Convención de las Partes (COP-10)”, celebrada en Korea del Sur, entre las que se destacan la realización del Inventario Nacional de Humedales, la Conservación de los Manglares y detener la pérdida de humedales a causa del desarrollo agrícola y urbanístico, así como el sometimiento de propuestas para nuevos “Humedales de Importancia Internacional”.

Dada la gravedad de los cambios climáticos en ciernes y la declinación mundial de la biodiversidad, los países insulares están conminados a realizar esfuerzos ingentes para implementar mecanismos que resulten eficientes y atinentes a la búsqueda de soluciones a estos males que amenazan con la supervivencia de las especies, incluyendo al Ser Humano, que si bien es cierto, son de carácter global, sus efectos o impactos negativos, serán mucho más marcados en espacios discretos y aislados de las grandes masas continentales, como es el caso de la República Dominicana.

No ponemos en dudas su denuncia, pero el Servicio Nacional de Protección Ambiental tiene entre sus encomiendas perseguir todo tipo de delito ambiental y uno de ellos está orientado a evitar por todos los medios, la violación a esta normativa destinada a proteger uno de los elementos más valiosos de nuestra fauna: las aves. De igual manera, he visto varias sanciones administrativas para violadores de esta normativa en Azua y la Zona Oriental del país, pero sabemos que los cazadores no los detiene una multa, pues como se trata de personas que cazan por hobbies, no les importa el monto de las multas, las cuales pagan gustosos, con tal de satisfacer su medio de diversión.

Por: Eleuterio Martínez
Hoy Digital