Inicio | :: Articulos | CONSULTORIO ECOLÓGICO

CONSULTORIO ECOLÓGICO

eleuterio_postP. Profesor, ¿qué ha pasado con la última cumbre mundial sobre el clima que acaba de concluir en Varsovia?

R. Nada nuevo bajo el Sol. La cumbre climática más insustancial de las que ha organizado Naciones Unidas desde la Cumbre de Río (ECO – 92), en la que se estableció el Acuerdo Marco sobre el Clima Global, es la que acaba de celebrarse en Varsovia, la capital de Polonia, donde los mismos anfitriones fueron los primeros en rechazar los compromisos para que tengamos un planeta vivible en los próximos años.

Si por algo habrá que recordar esta Conferencia de las Partes 2013 (cop. 19), es por el abandono masivo, un día antes del fin oficial de la cumbre, por parte de ONG y sindicatos, hecho que no había ocurrido antes en ninguna Cumbre sobre el Clima.

Esta cumbre, celebrada entre el 11 y el 22 de noviembre, acaba de concluir con escasos avances y una decepción generalizada. La Conferencia fue abandonada a lo largo de su desarrollo por el bloque de 133 países en desarrollo, de los 192 que asistieron y por las ONG ambientalistas.

El ministro de Agricultura y Medio Ambiente español, Miguel Arias Cañete, se quejó un día antes de concluir esta cita con el destino climático de la humanidad, señalado que “no se han hecho progresos suficientes para reducir las emisiones de gases contaminantes”. “No ha ocurrido nada relevante que haga sentirnos optimistas”.

El evento logró reunir a más de 9.000 representantes de unos 192 países, entre ellos un total de 134 ministros de todo el mundo. Aunque los científicos se mostraban reacios a relacionar directamente el cambio climático con fenómenos meteorológicos extremos, no dejó de parecer paradójico que la Cumbre se iniciara marcada por la tragedia del tifón en Filipinas.

“En solidaridad con mis compatriotas que están luchando para encontrar comida que llevar a casa, voy a comenzar un ayuno voluntario por el clima”, dijo al inicio de la Conferencia Yeb Sano, máximo representante de la delegación filipina. “Voy a abstenerme de ingerir comida durante esta cumbre, hasta que se vislumbre un resultado significativo”, explicó Sano. “Lo que mi país está pasando como resultado de este fenómeno climático extremo es una locura, la crisis climática es una locura. Y podemos pararla, aquí mismo, en Varsovia. Por favor, paren esta locura”.

Sin embargo, sus palabras cayeron en oídos sordos. ¿Dónde iremos a parar?.

Por ELEUTERIO MARTÍNEZ

Envíe sus preguntas  eluterioporlavida@gmail.com

Vía: http://hoy.com.do

css.php