Inicio | :: Asi Andamos | CNDH denuncia deforestación en terrenos del CEA próximos al río Magarín

CNDH denuncia deforestación en terrenos del CEA próximos al río Magarín

CNDH denuncia deforestación en terrenos del CEA próximos al río Magarín
Los taladores ilegales usan motosierra. Roberto Guzmán/Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), filial El Seibo, denunció este lunes la forma desaprensiva como supuestos dirigentes campesinos están desmontando árboles en terrenos del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y el Instituto Agrario Dominicano (IAD) en Magarín, El Seibo.

De esta acción criminal tiene conocimiento la oficina del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Seibo sobre la tumba de árboles centenarios y desmonte con el uso de equipos pesados en el referido lugar a orillas del río Magarín”, reza un comunicado de la CNDH de El Seibo, firmado por su presidente, José Guzmán.

También los funcionarios del CEA tendrían conocimiento de la situación, y, sin embargo, no han hecho nada al respecto.

Según la nota, “el río Magarín bordea estos terrenos, los cuales ocupan una porción de más de 9 mil tareas (que) han sido invadidos recientemente por terratraficantes y lumpenes dedicados al robo de tierra del Estado”.

Estas personas estarían actuando con el apoyo del síndico del municipio, Gerardo Casanova Jiménez, aduciendo que “ellos también tienen derecho”, según la misma nota.

Campesinos organizados en el Movimiento Campesino del Este, junto a la CNDH de El Seibo, iniciaron este año un proceso de reforestación de la rivera del río Magarín, plantando árboles de cacao.

“En la actualidad se han plantado más de 20 mil plantas de cacao y se tiene previsto sembrar más de 100 mil en los próximos meses”.

Guzmán recordó que en marzo de este año, organizaciones cívicas de El Seibo realizaron un viacrucis desde ese municipio hasta el Palacio Nacional para denunciar ante el Presidente –mediante un documento- la venta de terrenos del CEA y el IAD en la zona a precio de vaca muerta, “que ahora están siendo destruidos no solo con la tumba indiscriminada de árboles, sino con la introducción de equipos pesados, dañando la capa vegetal de estas ricas tierras”.

Fuente:  Acento