Inicio | :: Asi Andamos | China pide a las embajadas y consulados que no publiquen la polución del país

China pide a las embajadas y consulados que no publiquen la polución del país

China ha pedido hoy que las embajadas y consulados extranjeros dejen de publicar los índices de contaminación del aire en el país asiático, ya que la difusión de esas mediciones «viola las regulaciones internacionales y las chinas», según expresó hoy el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores Liu Weimin.

«Esperamos que las legaciones extranjeras respeten las regulaciones chinas y paren de publicar ese tipo de información, especialmente, en internet», señaló hoy en rueda de prensa ordinaria Liu, en una jornada en la que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente.

Aunque el portavoz hace referencia a varias embajadas, sin especificar cuáles, hasta ahora, las únicas mediciones atmosféricas criticadas por el Gobierno comunista habían sido las que realiza y publica la Embajada de EEUU en Pekín, que muchas veces se contradice con la versión oficial y que puede ser consultada a través de Twitter (BeijingAir).

Los datos de la polución del aire difundidos diariamente por la legación estadounidense en Pekín, una de las capitales con mayor contaminación del mundo, son consultados por los pequineses, y, especialmente, por los miembros de la numerosa comunidad extranjera en la urbe.

También en rueda de prensa hoy, el viceministro de Protección Medioambiental Wu Xiaoqing afirmó que «algunas embajadas y consulados extranjeros están monitorizando la calidad del aire y publicando sus resultados», algo que, destacó, es competencia del Gobierno chino, según difundió la agencia oficial Xinhua.

«Esta práctica viola la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas o relaciones consulares y no cumple, además, con las leyes y regulaciones chinas», destacó el portavoz de la cartera de Exteriores, reproduciendo las palabras del viceministro.

«Si las embajadas extranjeras quieren monitorizar el aire para su uso personal, para el de sus trabajadores y el de los diplomáticos, no supone ningún problema, pero no pueden hacer llegar esa información al resto del mundo», señaló Liu.

Tanto Liu como el viceministro criticaron que las monitorizaciones de las embajadas no proporcionaban información «seria» y «científica», ya que «técnicamente» ésta no cumple con los requisitos y estándares internacionales, por lo que no representa «la situación real del medio ambiente en China».

La contaminación es una de las grandes preocupaciones de la población china que, en la capital, se defienden de ella con el uso de mascarillas para salir a la calle.

El Gobierno chino anunció a principios de este año que modernizará sus obsoletos aparatos cuyas cifras crean un creciente malestar en el país por ser poco realistas.

Y es que los actuales aparatos no miden las partículas menores a 2,5 micras (conocidas como PM 2,5), cosa que sí hace la legación estadounidense y que son los datos referentes a partículas más pequeñas que pueden dañar gravemente la salud.

Organizaciones internacionales, incluidas las Naciones Unidas, consideran a Pekín como una de las ciudades más contaminadas del mundo, entre otros factores, por la alta dependencia del carbón como fuente de energía tanto local como nacional.

 

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php