Inicio | :: Asi Andamos | Caso Cotubanamá: ¿Cuales deberían ser las preguntas de la investigación?

Caso Cotubanamá: ¿Cuales deberían ser las preguntas de la investigación?

A propósito de la Comisión designada para investigar la «legalidad» del otorgamiento del permiso ambiental a Pepe Hidalgo para el Proyecto Bayahibe Leaf, hemos entregado a los integrantes de la Comisión, Lic. Gustavo Montalvo Franco y Flavio Dario Espinal, como funcionarios a cargo, unas cuantas preguntas (y posibles pistas) que «por necesidad» deberían hacerse para que los resultados sean completos, confiables y objetivos.

Primera cuestión:

¿Fue correcto el procedimiento seguido por el Ministerio de Medio Ambiente para otorgar «el permiso ambiental» a Globalia para construir «Bayahibe Leaf»?

– Es obvio que «la respuesta oficial» del Ministerio es que SI. Pero entonces de ahí derivan varias interrogantes:

A) Sobre el proceso seguido:

– ¿Porqué le otorgan un «permiso ambiental» (que lleva menos requisitos) y no una «Licencia ambiental» (más rigurosa) ante un proyecto claramente dentro de un área protegida categoría V y en la zona de amortiguamiento de un Parque Nacional Categoría II y que además está  en el litoral costero-marino?

– ¿Cual fue «la ruta» el procedimiento seguido a lo interno del Ministerio para otorgar ese permiso?

–  ¿Es cierto que el proyecto no cumplió la norma de pasar por «Comité Técnico Evaluador» (dos veces) y el «comité de validación» (otras dos veces), como se estila?

– ¿Quienes asistieron a la reunión del CTE cuando aprobaron el proyecto y cuál fue la opinión de cada uno de ellos?

– ¿Sabían o no sabían que estaba en el Área Protegida?, ¿Conocieron el documento de DIARENA que establece la ubicación del mismo, emitido en octubre de 2019?

– ¿Que hay de cierto en que nisiquiera le cobraron «debida la fianza» a los desarrolladores del proyecto?

(Si la respuesta es que lo pagaron): ¿Donde está el recibo, de qué fecha?)

B) Sobre las vistas públicas:

– ¿Porqué se hicieron bajo la coordinación de un «recién nombrado» Director Provincial de la Altagracia y no directamente por la Dirección de Participación Social?

– ¿Es cierto que nisiquiera se invitó la Junta Municipal de Bayahibe?

– ¿Porqué se celebraron en «otro hotel» propiedad de Pepe Hidalgo?

– ¿Tienen la lista de asistentes?, (Sería interesante proceder a entrevistarlos).

– ¿Es cierto que semanas después del proceso, la Dirección de Participación Social aún no recibía el informe íntegro de la vista pública?

C) Sobre la consulta pública a la «Declaración ambiental» del Proyecto:

– ¿Se Publicó (como manda la Ley 64-00) la notificación para poder consultar y opinar sobre el proyecto?

– ¿Cuando, donde?

– si no hay nada que ocultar, ¿Porqué se ha negado reiteradamente el acceso a «la declaración de impacto ambiental»?

D) Sobre el «marco legal»:

– ¿Conocía el Ministro Estévez de la existencia de la  resolución 0009-2018, de su propio Ministerio, que prohíbe la construcción de infraestructuras en esa y otras Áreas Protegidas?

– ¿Está o no vigente el Plan de Manejo que rige el Parque Nacional Cotubanamá, incluyendo a Guaraguao-Punta Catuano?

– De ser así: ¿Porqué la violó aviesamente? ¿Porqué no la derogó?

– Si no es así: ¿Sigue ahí sus asesores y la Dirección Jurídica de su Ministerio?

– ¿Porqué siguió adelante con el otorgamiento de este permiso, a pesar de haber sido alertado mediante acto de alguacil de su irregularidad?

Segunda cuestión:

Para solicitar un permiso o licencia ambiental se requiere tener la titularidad de una propiedad:

¿Es Globalia el dueño de la parcela 24-A?

Según el Tribunal Constitucional su «titularidad» es legal, sin embargo y a La Luz de investigaciones recientes, se trata de un derecho ilegítimo y muy cuestionable:

– ¿Como hicieron para obtener en cinco días el traspaso de un título adquirido el 28 de octubre de 2000 y obtenido el 3 de noviembre? (A lo mejor esa respuesta debe ser buen insumo para que José Dantes y Titulación del Estado agilicen “así de rápido” sus procesos)

– ¿ A que se debe la «adulteración» ¡con liquid paper! del Título de propiedad emitido en el 2000?

– ¿Porqué -aún sabiendo oficialmente- que el terreno estaba en un Parque Nacional, insistieron por años en tener esa propiedad?

– ¿ Es cierto que GLOBALIA descontó «a los vendedores» la «comisión» pagada a funcionarios y legisladores para «cambiar de categoría» el área protegida? (Los propietarios originales, intermediarios, algunos senadores oficialistas  y Max Puig podrían ayudar a esclarecer esa pregunta)

Sobre el procedimiento judicial en el que el Estado Dominicano se oponía al otorgamiento del Título:

– ¿Quienes y porqué emitieron y permitieron los fallos judiciales a favor de Globalia en diferentes instancias?

– ¿Porqué el Estado Dominicano, luego de someterlo a la justicia, no le dio el debido calor y seguimiento a ese proceso, a todas luces fraudulento? (De Frank Moya a Jaime David, sería bueno preguntarles ese asunto)

– ¿Porqué no sometieron al Sr. Hidalgo (o lo someten) por fraude, colusión, falsedad en escritura pública y otros probables delitos?

Tercera cuestión:

Detalles generales sobre los posible resultados de este proceso:

¿Está la Comisión designada (y el propio presidente Medina) conscientes de que si dan por bueno y válido este permiso, no quedará ni un sólo metro de las “Áreas Nacionales de Recreo”,  libres de proyectos?

¿Vale la pena, para Globalia y el Gobierno,  todo este trauma para sumar «a penas» 96 unidades de hospedaje?

¿Cuantos «movimientos» de acreencia de títulos en áreas protegidas (en especial en Cotubanamá) se siguen dando a pesar de las restricciones de Ley?

¿Van a creerle «la buena fe y promesas de respeto ambiental» a una empresa que por más de 20 años ha conspirado y se ha confabulado abiertamente contras las Leyes ambientales?

¿Quienes son los supuestos propietarios de las otras parcelas de esa área protegida y cuales son sus planes en los predios que poseen?

Y por último (y no menos importante)

¿No les resulta curioso que otros siete Ministros de Medio Ambiente -aún contraviniendo disposiciones presidenciales- mantuvieran una actitud vertical contra este tipo de Proyectos por estar en Áreas Protegidas y que de buenas a primera «uno» cambió de opinión, así nomás?

¿Que sabe Angel Estévez que eso otros siete no sabían? ( o al revés!)

¿Porqué el Sr. Ministro de Medio Ambiente se ha convertido en el más ferviente defensor del proyecto?

Con la mejor disposición de colaborar en el esclarecimiento de estas y otras interrogantes, quedan de ustedes muy sinceramente,

Fundación Acción Verde, Inc.