Inicio | :: Articulos | Barrick Gold defiende inversión en mina

Barrick Gold defiende inversión en mina

Señor director: 
Con sorpresa hemos leído en el Listín Diario de hoy el artículo “Vuelvo con la Barrick Gold”, escrito por la señora Leonor Porcella de Brea, con afirmaciones que nos alarman. Sobre todo, por el cúmulo de desinformaciones que abriga y la especulación que hace sobre las implicaciones de nuestras operaciones, partiendo de elementos falsos o errados.

En primer lugar, la articulista desconoce que nuestras actividades mineras no comenzarán sino hasta finales del 2011, por lo que resulta absurdo responsabilizar a Pueblo Viejo Dominicana Corporation (PVDC)- Barrick Gold, de ningún tipo de contaminación, la cual tampoco se producirá cuando la mina entre en operación, ya que se usará una moderna tecnología probada en diferentes operaciones, y que permitirá una gestión ambiental bajo altos estándares y certificaciones internacionales. Por otro lado, deseamos reafirmar, una vez más, que no ha habido ninguna explosión en nuestras instalaciones.

La intoxicación de los trabajadores que sucediera el 14 de marzo del corriente, fue producto de una bacteria llamada Staphylococcus Aureas, así como lo comprueba una comunicación a nuestros empleados enviada por Sodexo, la empresa que provee los servicios alimenticios en nuestras instalaciones.

Lo que la articulista llama “mínimos beneficios para el país” creemos que es producto de su desconocimiento de los muchos beneficios socioeconómicos y ambientales que nuestras operaciones generarán para el país y para las comunidades cercanas a la mina.

Desde hace dos años nos hemos dedicado a remediar los pasivos ambientales que dejó Rosario Dominicano y que se fueron acumulando desde hace casi tres décadas.

Ya se han removido las sustancias peligrosas y se ha prácticamente concluido la remediación ambiental del área de desarrollo de la mina. Asimismo, PVDC estará contribuyendo al Estado hasta 37.5 millones de dólares para la remediación de los pasivos ambientales históricos fuera del área de desarrollo, sin contraprestación alguna.

Nuestra inversión en remediación y gestión ambiental, que incluye una planta de tratamiento del agua para posibilitar el uso racional y sostenible de los recursos hídricos que requieren las actividades de extracción, será de 375 millones de dólares.

Deseo puntualizar que el daño ambiental histórico de la zona sólo se puede detener y remediar mediante la explotación mineral de la zona de Pueblo Viejo. Quiero precisar que cuando la mina entre en operación nuestra gestión, al igual que en todas las operaciones de Barrick en el mundo, estarán apegadas a las normas y estándares internacionales.

La explotación de los sulfuros de Pueblo Viejo tiene por tanto grandes beneficios ambientales. Además, permitirá incrementar sustantivamente las exportaciones nacionales, estimándose que cuando la mina entre en operación las exportaciones incrementarán en un 20%. A ello se suman los significativos beneficios sociales y económicos que ya se aprecian en la fase de construcción. En estos momentos la generación de empleo supera los 4,500 puestos de trabajo, de los cuales aproximadamente el 80% beneficia a trabajadores dominicanos. Se espera que cuando la mina entre en operación, se mantengan permanentemente unos 1,000 puestos de trabajo directos anuales y 2,500 indirectos durante los 25 años de vida estimada de la mina, en las provincias de Sánchez Ramírez y Monseñor Nouel.

Son muy importantes los efectos multiplicaciones del proyecto en la actividad económica nacional. Desde marzo de 2008 y hasta el 13 de abril de 2010, las empresas dominicanas han podido realizar negocios con PVDC por unos US$423 millones de dólares, lo que involucra a más de 600 empresas dominicanas.

Los beneficios que aportará el proyecto Pueblo Viejo al Estado dominicano no tienen precedentes en América Latina. El contrato establece que desde el inicio de las operaciones, el Estado recibirá el 3.2% de regalías fijas, independientemente de la generación o no de utilidades. Asimismo, entre impuestos y la participación del Estado en las utilidades generadas el país obtendrá el 50% de los ingresos totales de las operaciones de Pueblo Viejo.

Finalmente, quisiéramos aclarar que, al tratarse de un Contrato de Arrendamiento, el Estado tuvo a su cargo la responsabilidad de ejecutar los programas de reubicación y compensación económica a los anteriores propietarios y residentes en zonas que serán afectadas por el proyecto.

Para ello, durante dos años se desarrolló un programa que siguiendo las pautas del Banco Mundial, se implementó con un equipo especializado bajo estándares internacionales. Como resultado, el Estado compensó a 640 residentes de la comunidad de Los Cacaos y 330 familias con propiedades en las comunidades de El Llagal y Fátima. A los que residían dentro del área afectada, se les otorgaron viviendas con diseños elegidos por cada una de las familias y en el lugar seleccionado por ellos. Las compensaciones económicas se definieron a precios del mercado por un equipo de tres tasadores oficiales (designados cada uno por representantes de la comunidad, el Estado y la empresa).

Hay que destacar también los programas innovadores de desarrollo comunitario que venimos implementando y que han marcado un hito en la creación de alianzas público-privadas para articular nuestra responsabilidad social empresarial.

Ya hemos invertido más de un cuarto de millón de dólares en iniciativas que apoyan la agenda de desarrollo comunitario elaborada por los propios actores y que tienen como marco el Convenio suscrito con el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo para ejecutar los planes estratégicos de los municipios de Cotuí, Fantino y Maimón.

Esto permitirá generar un desarrollo local más dinámico, participativo y que contribuya a una mayor cohesión social.

Finalmente Sr. Director, le agradecemos su atención y publicación de esta carta con la que procuramos subsanar la notable desinformación que deja en evidencia el artículo publicado hoy día.

Reciba nuestro agradecimiento y nuestros más sinceros saludos.

Fernando Sánchez Albavera, Director
Ejecutivo de la Barrick Gold.

Via: Listín Diario

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php