Inicio | :: Articulos | Barrick explotará oro con grandes ventajas

Barrick explotará oro con grandes ventajas

Las amplias exenciones fiscales y la exclusión de  responsabilidades en términos ambientales están entre las grandes ventajas contractuales de la empresa Barrick Pueblo Viejo Dominicana Corporation(PDVC), que explotará el oro y otros minerales de la Reserva Fiscal Montenegro, ubicada en  Cotuí y cuya “rentabilidad” para el Estado iniciará a partir de 2015. De acuerdo con el contrato, que ya cuenta con la bendición del Congreso, la PDVC estará “exenta de todas las formas de impuestos y permisos”.

Las amplias exenciones fiscales y la exclusión de  responsabilidades en términos ambientales están entre las grandes ventajas contractuales de la empresa Barrick Pueblo Viejo Dominicana Corporation (PVDC) que explotará el oro y otros minerales de la Reserva Fiscal Montenegro, ubicada en  Cotuí y cuya “rentabilidad” para el Estado iniciará a partir de 2015.

De acuerdo con el contrato, que ya cuenta con la bendición del Congreso, la PDVC estará “exenta de todas las formas de impuestos, permisos, autorizaciones, cuotas y aranceles, impuestos a ventas, sobre ingresos brutos, de valor agregado, de exportación de aduanas y arbitrios respecto a todos los artículos, servicios y derechos producidos, vendidos o arrendados relativos a las actividades a la construcción, operaciones y cierre de propiedades arrendadas”.

También está libre de pago de cualquier contribución municipal, incluyendo  el que establece la ley medioambiental (64-00) que ordena un 5% de los beneficios de la empresa para  los municipios donde está ubicada la mina.

Antes del inicio de la producción, prevista para 2011, todos los pagos de servicios técnicos a personas y empresas, incluyendo filiales, que no fueran residentes en el país para fines de impuestos estarán exentos. Esta exención incluirá a los destinatarios, según el acuerdo.

 Y va más allá, puesto que los servicios técnicos relacionados con la construcción de la mina, serán tratados como si se hubiesen efectuado antes del comienzo de la producción, por lo que también están exentos.

Mientras   la Barrick no cambie de domicilio y se rija bajo leyes comerciales de otra nación, las remesas  a su matriz o propietarios no estarán sujetas a retención, o cualquier otra forma de impuesto.

Otras de las modificaciones al Código Tributario para beneficio de la compañía, es el uso del dólar como moneda para la preparación y mantenimiento de sus  libros y registros, para el cálculo de su renta imponible y su responsabilidad impositiva. También se contemplan otras reformas contables  a los fines fiscales.

Aspecto social   El Estado se comprometió a honrar los pagos pendientes a moradores de la comunidad  de Los Cacaos por el antiguo desalojo llevado cabo por la Rosario Dominicana.  Además asumió el compromiso de reubicar  los residentes de las comunidades El Llagal y Fátima, donde se almacenarán  los desperdicios del procesamiento de los sulfuros. Esto está presupuestado en RD$403.2 millones.

 Este acuerdo de explotación inicialmente fue aprobado en marzo de 2002, pero el pasado mes de julio  el Poder Ejecutivo sometió una enmienda que amplía el convenio.

Las claves

1. Obligaciones

Entre las  obligaciones fiscales que tiene la Barrick está el Impuesto sobre la Renta a una tasa de 25%; un impuesto sobre la participación sobre utilidades netas, una vez el proyecto alcance una tasa de retorno de 10% (2015) y un impuesto sobre retorno neto de fundición de 3.2% sobre las ventas.

2. Empleos

Unos 3,500 empleos, 2,500 de manera indirecta aportaría la minera, según los promotores del proyecto y el Gobierno que alega que  esta explotación minera elevará en un 1% el PIB y reactivará la economía.

En el aspecto ambiental

 Pese a que la Barrick asumirá el 50% del costo de la remediación del pasivo ambiental que dejó la Rosario Dominicana (estimado en 75 millones de dólares),   “en la eventualidad de que el plan de administración medioambiental del Estado no sea aceptable para PVDC, ésta última no estará obligada a ejecutarlo”.

Pero además PVDC, sus empleados y subcontratistas no serán responsables de cualquier pérdida que surja o resulte de tales actividades, excepto que fueran por falta grave o intencional.

También será el Estado dominicano el responsable de la remediación ambiental fuera del sitio de explotación y ante terceros y deberá remover cualquier sustancia peligrosa localizada en, sobre o debajo de la zona que no haya resultado en la evaluación ambiental que  haga la Barrick.

Los US$75 millones  solo  contemplan gasto de capital, por lo que  el Estado tendrá que cubrir costos operacionales. En caso que el Estado no tenga recursos para cumplir su parte PVDC podrá “avanzar y/o prestar las sumas que sean necesarias”, pero sujeto  a ser deducibles de sus obligaciones fiscales.

El plan ambiental será revisado cada cinco años para verificar niveles de cumplimiento y resultados. Podrá ser revisado y actualizado, pero   que en caso de que PVDC no esté de acuerdo con los cambios   lo notificara al Estado y si no logra  ponerse de acuerdo,  la minera puede dar por terminado el convenio, sin responsabilidad.

Por: Odalis Mejia
Hoy Digital 

css.php