Inicio | :: Agenda Verde | Ambiente retoma plan para convertir cordillera central en reserva de biósfera

Ambiente retoma plan para convertir cordillera central en reserva de biósfera

El área que ahora socializa el Ministerio de Medio Ambiente con las comunidades es un poco menor que la que presentaron en 2016 La reserva se llamará Madre de las Aguas

Los recursos hídricos son abundantes en la cordillera.

El Ministerio de Medio Ambiente retomó los contactos con las comunidades para proponer la idea de que toda la cordillera central sea convertida en la reserva biósfera Madre de las Aguas.

Así lo informó el despacho ministerial durante una reunión realizada a finales de la semana pasada en Constanza con habitantes de esa zona.

Se trataría de un espacio con una extensión de 9,674.27 kilómetros cuadrados, divididos en zonas núcleos, zonas de transición o desarrollo sostenible y zonas de amortiguamiento.

El Ministerio de Medio Ambiente está presentando el plan para lograr el apoyo social y comunitario de las zonas que están en la cordillera, con la idea de que el país logre el objetivo de que el Programa de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declare la cordillera central como reserva de biósfera Madre de las Aguas.

La división

Las zonas núcleo que estarían dentro de la reserva estarían compuestas de 20 áreas protegidas ya existentes que ocupan 43.46 % de la reserva propuesta.

Entre tanto, la zona de amortiguamiento se trataría de una franja de 300 metros de ancho que cubriría toda la superficie de las llamadas zonas núcleos, y que representaría 3.23 % del territorio de la nueva reserva de biósfera.

Luego, en la zona de transición, que representaría 53.31 % del espacio de la reserva, “se fomentará mayor apoyo a las actividades sostenibles como café bajo sombra, cacao, frutales, plantaciones forestales, apicultura, ecoturismo y agricultura intensiva y ganadería en los suelos apropiados para estas actividades”, al igual que otras actividades “amigables con el medio ambiente”, señala la propuesta para crear la reserva de biósfera Madre de las Aguas que el ministerio está presentando a las comunidades.

El desacuerdo ambientalista

Allí es donde los ambientalistas de la zona de Constanza mostraron su disconformidad, pues el actual manejo de las áreas de protección por parte del Ministerio de Medio Ambiente no les ha cerrado las puertas a explotaciones agrícolas agresivas o en las cabeceras de ríos, según dijeron durante el encuentro.

“Es mejor que hagan cumplir las leyes que ya existen”, dijeron voceros de los movimientos ambientalistas de la zona que fueron consultados por Diario Libre y pidieron no ser identificados.

Esta es la segunda vez que el despacho medioambiental intenta declarar la cordillera central como una reserva de biósfera.

En diciembre del año 2016 ya había presentado la propuesta públicamente, sobre la base de que la reserva protegería a los complejos hidroeléctricos Tavera-Bao, Jigüey-Aguaca- te-Valdesia-Las Barias, Hatillo, Sabaneta, Rincón y Río Blanco, según indicó en diciembre de ese año el entonces director de Áreas Protegidas del Ministerio de Medio Ambiente, Pedro Arias.

No obstante, lo que ahora propone el despacho ministerial es un espacio menor. El plan de hace poco más de tres años hablaba de 20 áreas naturales protegidas, mientras que el actual detalla que serían 17 áreas naturales protegidas.

Recursos hídricos

Uno de los puntos que el Ministerio de Medio Ambiente destaca en su plan actual es que en esa cordillera nacen las siete principales cuencas de la isla desde las cuales se produce casi 98 % de la energía hidroeléctrica del país. Igualmente, un 87 % de la superficie irrigada para agricultura depende de las fuentes que nacen en la cordillera.

República Dominicana, al igual que otros países de la región, está enfrentando un largo periodo de sequía que ha provocado, incluso, la paralización o restricción en la siembra agrícola en algunas zonas del país, a fin de ahorrar agua.

Desde los ríos y arroyos de la cordillera central se abastece al 52 % de las plantas potabilizadoras que existen en el país, de acuerdo con datos incluidos en el plan del Ministerio de Medio Ambiente.

Según indicaron asistentes en Constanza a la presentación del plan de reserva de biósfera Madre de las Aguas, el despacho ministerial prometió asistencia financiera para sustentar las actividades económicas que se realizan actualmente y también para los proyectos sostenibles que se autoricen una vez que la reserva sea creada.

¿Qué es una reserva de biósfera?

Según lo presentado por el Ministerio de Medio Ambiente, las reservas de biósfera son zonas compuestas por ecosistemas terrestres o marinos y costeros, reconocidas por la Unesco. “En cada una de ellas se fomentan soluciones para conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible, el desarrollo económico, la investigación y la educación. El despacho medioambiental aclara que una reserva de biósfera no es un área protegida, por lo que ciertas actividades están permitidas. La reserva estaría administrada o gestionada por un comité de Medio Ambiente responsable ante la Unesco, además del despacho medioambiental, e incluye un consejo de gestión central compuesto por gobiernos, oenegés y otras organizaciones sociales.

Diario Libre