Inicio | :: Asi Andamos | Adiós al plástico: el nuevo material biodegradable hecho con huesos de aceituna que ya se usa en juguetes

Adiós al plástico: el nuevo material biodegradable hecho con huesos de aceituna que ya se usa en juguetes

Una diseñadora industrial y un arquitecto han dado con la clave para crear este plástico que varía en flexibilidad, transparencia y textura según el uso que se le quiera dar

El material puede adoptar diferentes texturas, flexibilidad y transparencia en función de los elementos con los que se trabaja el hueso de aceituna.

La carrera por sustituir al plástico está repleta de imaginación. Diseñadores, científicos y biólogos trabajan a contrarreloj para encontrar materiales biodegradables que sustituyan a ese gran invento del siglo XX que en la actualidad es una de las principales amenazas medioambientales. Las posibles alternativas las han encontrado en huesos de aguacate, cáñamo, maíz, hojas de plátano, e incluso, en la proteína del calamar.

A esta larga lista se suma ahora uno de los productos más consumidos en España, la aceituna. El dúo formado por la diseñadora brasileña Silvana Catazine y el arquitecto español Josean Villar han conseguido hacer realidad un compuesto con huesos de olivas biodegradable y reutilizable que opta a ser una alternativa más al plástico.

«Pronto va a haber un clic respecto a la utilización de estos materiales, cuando Ikea o una gran marca similar los utilice, va a ser exponencial», vaticina Villar en conversación telefónica con ICON DESIGN. Bajo la marca Re Olivar comercializan, por el momento, juguetes, muebles y paneles para estands de ferias que cambian de forma.

Los tres años que vivieron en Pipa, una pequeña localidad de playas paradisíacas al noreste de Brasil, fueron claves para despertar su interés por los materiales naturales. «Un día, después una gran tormenta, el mar vomitó un montón de plástico», cuenta Catazine. El impacto fue tal que comenzaron un programa de actividades para concienciar a los turistas de la zona sobre el impacto de los desechos de plástico.

Se mudaron a Barcelona en febrero de 2019. Fue ella la que comenzó a investigar sobre los posibles usos de los huesos de aceituna, dentro del programa de desarrollo de materiales biorgánicos de la Unión Europea que imparte el centro de investigación Fab Lab de Poble Nou.

«Es un material sostenible desde su inicio, lo adquirimos de pequeñas cooperativas de cultivo ecológico y cierra el ciclo a la perfección», comenta Catazine. La materia prima es fácil de conseguir ya que España es el primer productor y exportador mundial, con un 21% del total, según los datos del Consejo Oleícola Internacional (COI).

Tras un proceso de triturado en el laboratorio, añaden varios ingredientes que quedan bajo secreto industrial, para aglutinar el material según la elasticidad, permeabilización y resistencia finales. «Hay una extensa gama de posibilidades», explica la diseñadora.

Para incrementar la sostenibilidad de este nuevo material, cuentan los diseñadores, «Incluimos semillas en su composición; de esto modo, se acelera el proceso de biodegradación cuando ha temrinad osu vida útil».

La apariencia del biomaterial puede ir desde la transparencia, a tener una textura granulada o un aspecto similar a la madera. También está disponible en diferentes colores gracias a un proceso de teñido que utiliza fuentes naturales como la cúrcuma, el aguacate, el índigo o la cochinilla.

La pareja, creadores de la revista para padres Naif Magazine y especializados en arquitectura efímera, han unido sus dos intereses para crear sus primeros productos. En primer lugar, los juguetes, el 90% fabricados con plástico, están entre los artículos con vida útil más corta y son una fuente importante de contaminación. Han creado unas piezas de puzzle en 3D con las que los niños pueden elaborar sus propias formas. «Se puede derretir en una cazuela y transformarlo en otra cosa», explica Catazine.

La segunda opción son unos paneles para estands de ferias comerciales con gran versatilidad de formas, texturas y colores, reutilizables y cuyo su peso ligero los hace más fáciles de transportar que la madera. Por último, han creado cuencos y piezas de decoración. Son conscientes de la dificultad que existe todavía para introducir este tipo de materiales en el mercado, pero confían en que el empujón definitivo surja del aumento de la conciencia social sobre el problema al que nos enfrentamos.

Fuente: elpais.com

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com