e altyazılı porno

LO ULTIMO
Inicio | :: Asi Andamos | Abejas en resina que se extinguieron antes de ser descubiertas

Abejas en resina que se extinguieron antes de ser descubiertas

Dos nuevas especies de abejas sin aguijón han sido descubiertas encerradas en resina de árbol y copal, y probablemente se extinguieron antes de que pudieran ser halladas con vida.

Los bosques del este de África y los bosques costeros de Madagascar se encuentran entre los ecosistemas más amenazados del mundo. Más del 90 por ciento de la tierra forestal ha sido talada; solo en 2020, se perdieron 241 kilohectáreas de árboles en Madagascar.

«Sin embargo, estas áreas todavía se consideran ‘puntos críticos de biodiversidad'», explica en un comunicado la Dra. Mónica M. Solórzano Kraemer del Instituto de Investigación Senckenberg y el Museo de Historia Natural de Frankfurt, y continúa: «Sin embargo, su biodiversidad era incomparablemente mayor en el pasado: como hemos aprendido de las inclusiones de insectos en resinas fosilizadas, entre otras cosas».

Junto con un equipo de España (Universidad de Barcelona e Instituto Geológico y Minero de España-CSIC), Estados Unidos (Universidad de Kansas) y Alemania (Helmholtz-Zentrum Hereon-DESY), Solórzano Kraemer examinó varias de estas resinas de árboles (así -llamadas «resinas de defaunación») y copales. Dentro de las resinas, los investigadores encontraron inclusiones de abejas sin aguijón (Meliponini), la más joven que data de 2015, la más antigua de hace unos 3.000 años.

Entre los 36 especímenes estudiados, los investigadores identificaron tres especies ya conocidas por la ciencia, así como dos especies no descritas anteriormente: Axestotrigona kitingae sp. nov. y Hypotrigona kleineri sp. nov..

«Hoy, África oriental y el este de Madagascar son paisajes muy fragmentados. Por lo tanto, asumimos que las especies recién descubiertas ya están extintas en este momento», dice Solórzano Kraemer, y explica: «Las especies de Meliponini son muy sensibles a los cambios ambientales, ya que estas especies de abejas sociales que viven en colonias dependen del polen, el néctar y la resina de la flora circundante. Por esta razón, además de los extensos cambios antropogénicos en el hábitat durante los últimos 150 años en todo el este de África, parece poco probable que estas especies aún sobrevivan».

En su estudio, los investigadores se refieren a una «pérdida oculta» de biodiversidad: la extinción de especies antes de que puedan ser descubiertas y descritas en su entorno natural.

«Hasta ahora, la ciencia se ha centrado principalmente en las inclusiones en el ámbar. Sin embargo, la resina y los copales conservan los organismos en condiciones comparativamente buenas, lo que los convierte en herramientas importantes para rastrear los cambios en los conjuntos de fauna. Nos revelan cómo era el mundo de los insectos antes del comienzo del Antropoceno, la edad de influencia humana, y por lo tanto definitivamente debería recibir una mayor atención», agrega Solórzano Kraemer como conclusión.

Listín Diario