Inicio | :: Asi Andamos | Consultorio Ecológico: Superficie boscosa superior al 43% según el inventario forestal 2018

Consultorio Ecológico: Superficie boscosa superior al 43% según el inventario forestal 2018

P. Profesor, hablando de bosques ¿qué es un estudio científico? Pues, según la ciencia, el inventario forestal 2018 presentado al país, existe una superficie boscosa superior al 43%.

R. La ciencia es razón de método. Es decir, es el método utilizado, el rigor del levantamiento de la data y el proceso de interpretación quienes le dan la condición de ciencia a los resultados de una investigación. En el caso de un inventario forestal existe una disciplina científica denominada “dasonomía” que se ocupa de determinar los volúmenes de madera que puede tener un bosque; la cual se auxilia de otras ramas del saber forestal denominadas “dendrología y silvicultura”, quienes aportan la información necesaria sobre la naturaleza y la condición de los bosques.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, asistido por la GIZ alemana y la FAO, acaba de presentar al país una “estimación de la superficie forestal nacional”, basada en el método de “interpretación visual de puntos de muestreo”, donde se determinó que la República Dominicana posee una cobertura de 21,036 kilómetros cuadrados (43.22%) de vegetación tipo forestal.

Pero eso no es un inventario forestal, donde se establecen los tipos de bosques, la densidad de árboles en pie, los rodales y sus respectivos doseles, los volúmenes de madera aprovechables actuales o proyectables por períodos futuros, según la planificación prevista. Me imagino que el Ingeniero Forestal Ramón Rodríguez, una reliquia técnica que todavía conserva el Ministerio de Medio Ambiente y que participó en el único inventario forestal realizado por la FAO en el territorio nacional (1968-1971), se pondría las manos en la cabeza si le decimos que este es un inventario forestal.

No se cuestiona la metodología utilizada para este estudio, ni su validez, ni pertinencia porque su propósito no era realizar un inventario forestal, sino calcular stock de carbono contenido o almacenado en las distintas coberturas forestales o de vegetación que existen en el territorio nacional y por eso se incorporan al análisis, los matorrales de distintos tipos, áreas de barbecho, cocoteros, plantaciones frutales (mango, aguacate…).

Este estudio aporta datos de CO2 pero no de madera, el fin último de todo inventario forestal, que pueda dar paso a un Plan de Manejo o de Gestión Forestal. Para la República Dominicana es de cardinal importancia conocer el estatus de sus bosques y es muy poco o nada lo que aporta este estudio. Tenemos bosques secundarios genéticamente erosionados y muestras relictas de bosques primarios.

Eleuterio Martínez
Periódico Hoy

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com