Inicio | Realidad Climática | El calentamiento global puede recibir un ‘golpe’ inesperado

El calentamiento global puede recibir un ‘golpe’ inesperado

Washington.– La reducción de emisión de la energía solar, prevista para mediados del siglo XXI, podría detener el ritmo de calentamiento global, pero no lo revertirá, estimaron los investigadores de la Universidad de California, una de las regiones más a riesgo por este proceso a largo plazo.

El Sol podría emitir menos radiación a mediados de siglo, dando al planeta Tierra la oportunidad de calentarse un poco más lentamente, aunque no detener la tendencia del cambio climático inducido por el hombre.

Esta es la conclusión a la que han llegado los investigadores dirigidos por el físico Dan Lubin tras un minucioso estudio financiado por el estado de California sobre la disminución del flujo ultravioleta en ‘un gran mínimo’, publicado por Astrophysical Journal Letters y citado por el portal Phys.Org.El leve enfriamiento sería el resultado de un evento periódico durante el cual el magnetismo del Sol disminuye, las manchas solares se forman con poca frecuencia y llega a la superficie del planeta menos radiación ultravioleta. Los científicos creen que el evento se desencadena a intervalos irregulares por fluctuaciones aleatorias relacionadas con el campo magnético del Sol.

El Mínimo de Maunder

El equipo ha utilizado reconstrucciones basadas en datos geológicos e históricos para atribuir un período frío en Europa a mediados del siglo XVII a tal evento, denominado el “mínimo de Maunder”. Las temperaturas eran lo suficientemente bajas como para congelar el río Támesis con regularidad y congelar el mar Báltico a tal punto que un ejército sueco pudo invadir Dinamarca en 1658 caminando a pie cruzando el hielo marino, cuenta el portal.

Existe un ciclo bien conocido de 11 años en el cual la radiación ultravioleta del Sol alcanza su máximo y disminuye como resultado de la actividad de las manchas solares. Durante un gran mínimo, Lubin estima que la radiación ultravioleta disminuye un 7% adicional más allá del punto más bajo de ese ciclo. El equipo, integrado además por David Tytler y Carl Melis, del Centro de Astrofísica y Ciencias Espaciales de la Universidad de California en San Diego, llegó a su estimación de la intensidad mínima al revisar casi 20 años de datos recopilados por la misión satelital internacional Ultraviolet Explorer. Compararon la radiación de estrellas que son análogas al sol e identificaron las que tenían mínimos.

El adelgazamiento de la capa de ozo

La energía reducida del sol pone en movimiento una secuencia de eventos en la Tierra que comienza con un adelgazamiento de la capa de ozono estratosférico.

Ese adelgazamiento a su vez cambia la estructura de la temperatura de la estratosfera, que luego cambia la dinámica de la atmósfera inferior, especialmente los patrones del viento y el clima. El enfriamiento no es uniforme. Mientras Europa se enfriaba durante el Mínimo de Maunder, otras áreas como Alaska y el sur de Groenlandia se calentaban.

Lubin y otros científicos predicen una probabilidad significativa de un gran mínimo cercano en el futuro porque el patrón de manchas solares descendentes en los ciclos solares recientes se asemeja a las de grandes eventos mínimos pasados.A pesar de cuánto pudo haber afectado el Mínimo de Maunder a la Tierra la última vez, Lubin afirma que un evento venidero no detendría la tendencia actual del calentamiento planetario. El efecto de enfriamiento de un gran mínimo sería solo una fracción del efecto de calentamiento causado por la creciente concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, cuyo aumento comenzó con la Revolución Industrial.

Por lo tanto, una conclusión principal del estudio es que “un futuro gran mínimo solar podría ralentizar pero no detener el calentamiento global”. Así que todos los esfuerzos previstos para combatir el cambio no deberían relajarse.

El País / Sputnik

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com