Inicio | :: Articulos | USAID apoya la protección ambiental

USAID apoya la protección ambiental

Por: Mayelin Acosta Gúzman

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) patrocina   el Programa de Protección Ambiental que procura fortalecer las capacidades institucionales  para una mejor protección de la calidad ambiental y de la biodiversidad.

El asesor de políticas económicas de la USAID, Duty Greene, expreso que el capítulo 17 del DR-CAFTA establece que se tiene que fiscalizar las leyes de medio ambiente, es por esto que la USAID esta apoyando al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Además trabaja junto a un acuerdo de cooperación con  The Nature Conservancy (TNC) y con  el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Este programa es un proyecto de cinco años y US$11.8 millones para fortalecer las capacidades institucionales del sector público y privado  para el cumplimiento con la legislación ambiental y la protección más eficiente de la calidad ambiental de la biodiversidad.

Indhira De Jesús, directora del Programa de Protección Ambiental de TNC, al participar en el Encuentro Económico del HOY, junto a Greene y José Contreras Pérez, director Centro de Gestión Ambiental de Intec,   explicó que esta entidad es una ONG a nivel mundial de los Estados Unidos, que se enfoca en la conservación de biodiversidad, tiene más de 15 años en el país.

Destacó que el Programa de Protección Ambiental de la USAID tiene cuatro componentes fundamentales: fortalecimiento Institucional para la efectiva aplicación de la legislación ambiental; conservación de biodiversidad; conservación basada en el mercado y gestión ambiental mejorada en el sector privado.

Dijo que a partir del próximo año se incluirán acciones sobre la adaptación al cambio climático a nivel de ecosistema, ya que es algo que puede llegar a ser un tema elemental para supervivencia de algunas especies, incluyendo la humana.

Fortalecimiento institucional para la aplicación efectiva de las leyes. Este componente está diseñado para fortalecer el sistema de manejo medioambiental del sector público, incluyendo el reforzamiento de de los marcos legales e institucionales para desarrollar, implementar, administra y aplicar las regulaciones, leyes, políticas y estándares de medio ambiente.  Este componente trabajan mucho con la capacitaciones.

Conservación de biodiversidad.  Este componente fortalece la habilidad del país para conservar la diversidad biológica a través de la protección de las especies y el hábitat que son críticos para la sostenibilidad económica y ambienta del país. En este año se han enfocado en la Bahía de Samaná y el Parque Nacional Valle Nuevo en Constanza.

Conservación basada en el mercado.  En este aspecto se busca promover el turismo sustentable y evaluar las oportunidades en la foresta sustentable. Ahora mismo se desarrolla  un programa de trabajo junto con el Ministerio y consensuado con los principales actores del sector forestal. Además se realiza  con apoyo del Servicio Forestal de los Estados Unidos, de un taller sobre la metodología para la Evaluación Nacional de Bosque.

Gestión ambiental mejorada en el sector privado.  A través de este componente se busca reducir, prevenir y mitigar la contaminación mediante la promoción de la adopción de tecnologías de producción más limpias y sistemas de manejo medioambiental en el sector privado a través de Renaepa y Medio Ambiente. Se apoya el Premio Regional de Producción más Limpia y se busca establecer un premio nacional.

Buscan permanencia ballenas en Samaná

A través del Programa de Protección Ambiental de USAID apoyan en el país la biodiversidad y conservación de especies, dentro de este aspecto  trabajan en la Bahía de Samaná, para lograr el aprovechamiento sostenible de las visitas de las ballenas jorobadas y que los sectores se continúen beneficiando de esto.

Indhira De Jesús, directora del Programa de Protección Ambiental de TNC,  dijo este año se han enfocado en la Bahía de Samaná y su entorno, y el principal reto es lograr que todo la actividades económicas que utiliza estos recursos naturales y ecosistema, no deterioren el hábitat hasta un punto tal  que no puedan proteger a las especies que viven en el.

Expreso que la visita de las ballenas jorobadas en Samaná se ha convertido en un recurso económico importante que genera una cantidad de ingreso para la comunidad, pero si no se hace bien puede terminar “matando la gallina de los huevos de oro”.

Agregó que un programa de la USAID elaboró un estudio de la población de ballenas que visitan Samaná, en colaboración de un santuario de nallena de los Estados Unidos, y arrojo que hay un impacto medible en el comportamiento de las ballenas en los lugares que visitan.

Dijo que el estudio dice que se necesita regular la cantidad de botes, la forma en que los botes se acercan a las ballenas y recomendó organizar la llegada de cruceros a la Bahía de Samaná. “Por estos aspectos el animal se lastima y eventualmente pueden abandonar la zona”, resaltó.

Via: Hoy Digital