Inicio | Realidad Climática | República Dominicana necesita más de 8,500 millones de dólares para su adaptación al cambio climático

República Dominicana necesita más de 8,500 millones de dólares para su adaptación al cambio climático

República Dominicana necesita invertir USD$ 8,715,787,193 en acciones de adaptación al cambio climático.

La cifra está contenida en la Contribución Nacionalmente Determinada 2020 (NDC-RD 2020), la versión mejorada y actualizada del documento que establece los compromisos climáticos del país al año 2030.

¿Y cómo se conseguirá ese dinero? 

Max Puig, vicepresidente Ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCC), dice que buscar financiamiento forma parte de los objetivos que se plantea el país en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2021 (COP26), a celebrarse del 1 al 12 de noviembre en la ciudad de Glasgow, Escocia.

El exministro de Medio Ambiente asegura que el país ha hecho su tarea con relación a los compromisos que asumió en el Acuerdo de París y muestra de ello es la calidad de la Contribución Nacionalmente Determinada 2020 (NDC-RD 2020).

Los países firmantes del Acuerdo de París (que entró en vigencia el 4 de noviembre de 2016) se comprometieron a formar parte de un esfuerzo global para limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1.5°C para finales de este siglo.

Pero en las NDC, afirma Puig, los países no incluían los propósitos de adaptación al cambio climático, una novedad que aporta República Dominicana al incluir 37 medidas distribuidas en los sectores de seguridad hídrica y seguridad alimentaria, salud, ciudades resilientes (infraestructuras, asentamientos humanos), recursos costeromarinos, turismo y ecosistemas, biodiversidad y bosques.

“Algunos países han cumplido con cinco paginitas, diciendo vamos a hacer tal cosa. República Dominicana hizo su tarea, hizo una contribución”, dijo Puig en el Encuentro Verde de Listín Diario.

Agregó que ahora se está trabajando en el plan de acción de la NDC “porque eso que se dijo ahí hay que traducirlo a hechos, a nivel práctico y por sectores: qué se va a hacer en energía, en agricultura, en soluciones basadas en la naturaleza…”

Para eso se necesita dinero y, según la NDC-RD 2020, el país estima que necesita 8,715,787,193 dólares en inversiones solo para adaptación al cambio climático, “sobre todo en los sectores de seguridad hídrica, seguridad alimentaria y ciudades resilientes”. (p.7-8)

En cuanto a mitigación, el compromiso nacional de reducción de emisiones ha aumentado de un 25 % totalmente condicionado a un 27 %, explica Puig.

Es decir, República Dominicana, según su NDC 2020, “aumenta su ambición climática al comprometerse a la reducción de un 27 % de las emisiones de GEI con respecto al BAU o business as usual al 2030. Este con un objetivo de un 20 % condicionado a finanzas externas y un 7 % incondicionado a finanzas domésticas,  siendo este distribuido en un 5 % correspondiente al sector privado y un 2 % al sector público”. Esto requiere una inversión estimada de USD $ 8,916,950,000 (p. 7).

QUE APORTEN LOS RICOS

Puig comenta que el financiamiento es un punto importante de la Cumbre del Clima o COP26 porque precisamente uno de los temas de discusión está relacionado con daños y pérdidas.

“Es decir, son los países que han generado el cambio climático y que se han beneficiado de esa situación los que están en la obligación de hacer los aportes más importantes. Pero el financiamiento climático internacional es lento, burocrático, hay obstáculos… Una exigencia que se les hace a estos países no es que ellos digan que van a cumplir, es que cumplan efectivamente”, explicó el sociólogo y catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Además de la NDC 2020, para Puig hay otro elemento que confirma el compromiso climático local y es la emisión del Decreto 541-20 que crea el Sistema Nacional de Medición, Reporte y Verificación de los Gases de Efecto Invernadero de la República Dominicana (MRV). 

Con este decreto, República Dominicana se convirtió en el cuarto país del continente en tener un sistema que mide la información climática y que contempla, a su vez, la inversión en acciones de adaptación y  mitigación.

Con estos elementos, expresa Puig, “se puede decir que nos estamos colocando en una posición de responsabilidad y cumplimiento internacional en materia de cambio climático muy alta”.

POLÍTICAS Y PRIORIDADES

El 62 % de las emisiones República Dominicana las aportan los sectores de energía y transporte, informa Puig.

“Esto quiere decir que dentro de las políticas que vayamos a impulsar el 60% del esfuerzo tiene que ir por ahí. Tenemos que trabajar muy de cerca con todas las instituciones que tienen que ver con energía y transporte”.

En ese contexto, señala que hay dos políticas fundamentales: la eliminación de los combustibles fósiles y promover la movilidad eléctrica.

“Nuestra política es una política total y absolutamente favorable a las energías renovables. En estos momentos los países tienen la oportunidad de presentar situaciones de interés para solicitar recursos a nivel internacional y nosotros estamos solicitando recursos.  Estamos presentado solicitud de interés en dos grandes programas: un programa para la superación del carbón y otro de estímulo a las energías renovables”.

¿La otra política? “Como parte del bloque energía y transporte estamos impulsando la movilidad eléctrica, que no es tan sencilla porque, ¿qué ganamos con comprar carros eléctricos si la electricidad que le vamos a meter a eso fue generada con carbón? El carro va a ser eléctrico pero la energía viene del carbón. Estamos en lo mismo”.

EL PRESIDENTE ASISTIRÁ A LA CUMBRE

La delegación dominicana estará encabezada por el presidente Luis Abinader y por representantes de las principales instituciones que conforman el CNCC, entre ellos los ministerios de Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Energía y Minas y Economía.

El mandatario dominicano, presidente a su vez del CNCC, participará en la cumbre de líderes (se espera la representación de unos 107 países) que tendrá lugar durante los primeros tres días de la COP26 y que contará con la participación de la reina Isabel II.

Gobernanza. Puig destaca un hecho que ocurrió en octubre del 2020: por primera vez desde su creación en 2008, un presidente (Abinader) reunió y convocó por primera vez en pleno al Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio.

INFORMAR Y SENSIBILIZAR 

El CNCC está interesado en que la población conozca sus funciones y muy especialmente qué se hace en el país en adaptación y mitigación al cambio climático.

Esta labor la realizan de manera especial en las redes sociales a través de cápsulas informativas y educativas que, en diversos formatos, procuran sensibilizar y al mismo tiempo explicar de forma sencilla algunos temas que pudieran resultar complejos para los usuarios.

“Tenemos el compromiso de visibilizar el gran reto que tiene el país ante el cambio climático y sus vulnerabilidades, pero también las capacidades para hacerle frente”, dice Óscar Guedez, encargado de Comunicaciones del Consejo.

Listín Diario