porno

Inicio | Realidad Climática | ¿República Dominicana está encaminada a reducir las emisiones de CO2?

¿República Dominicana está encaminada a reducir las emisiones de CO2?

Este 28 de enero de celebra el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2

Este 25 y 26 de enero se ha celebrado, de forma virtual, la Cumbre de Adaptación Climática 2021, organizada por Naciones Unidas con cerca de 20 países participantes de diferentes partes del mundo, firmantes del convenio “Adapt Now”, del cual República Dominicana no es participante.

En la Cumbre de Acción Climática del 2019, los líderes mundiales respaldaron un llamado a la acción que aboga por una visión que coloca la adaptación climática en el centro de la toma de decisiones y brinda respuesta al impacto y construcción de resiliencia para el futuro «igual y mayor urgencia».

El trasfondo de la cumbre se basa en que la emergencia climática se está intensificando y las comunidades de todo el mundo tendrán que lidiar con los diversos efectos inevitables. “Incluso mientras se toman medidas acertadas para mitigar el cambio climático y reducir sus causas, debemos prepararnos y adaptarnos a condiciones nuevas y extremas. Las temperaturas más altas, más precipitaciones y el aumento del nivel del mar, entre otros, ya están pasando factura. El gobierno, las empresas y otros líderes deben repensar radicalmente cómo proteger a las personas, el planeta y nuestra prosperidad”, se afirma en la cumbre.

Max Puig, vicepresidente del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Desarrollo Limpio de la República Dominicana, explicó a Diario Libre que se estableció en los años 90 la convención marco sobre el cambio climático, que es el primer compromiso universal para enfrentar este fenómeno y que la República Dominicana, como la mayor parte de los países del mundo, se adhirió a esa convención. Pero el cambio climático se ha venido agravando, lo que condujo a que en el año 2015 la mayoría de países se reunieran y establecieran el Acuerdo de París. En este acuerdo todos se comprometen a mitigar, a tratar de reducir el calentamiento global y se acuerda que lo ideal es que el planeta no se caliente más de 1.5 grados centígrados del promedio histórico.

En 2020, dentro del marco del Acuerdo de París, se hizo una invitación a que cada país mejore su ambición climática. En 2015 República Dominicana se había comprometido a reducir la emisión de gases en un 25% para el 2030 con respecto al 2010. Ese compromiso estaba supeditado a que República Dominicana recibiera un apoyo técnico y financiero de los países desarrollados.

República Dominicana, ahora, aumenta su compromiso de un 25% a un 27%, pero solo un 20% será condicionado y el país se compromete a reducir un 7% de su emisión de gases en base a su propio esfuerzo, en base a recursos nacionales, haya o no apoyo.

Según el Primer Informe Bienal de Actualización de la República Dominicana ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, las tendencia en las emisiones y absorciones de GEI. (Serie 2010-2015)

Las cifras de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) nacionales se expresan que las emisiones de CO2 representan un 69.76% (aumentando 25.49% con respecto al 2010), mientras que el CH4 y el N2O representaron respectivamente el 28.47% y el 1.77% (aumentando 6.20% y 1.62% respectivamente, respecto al año base 2010).

El Informe detalla que el sector Energía es el principal emisor del país, con una contribución del 62.75% a las emisiones totales y con una participación de 90.39% en el balance de GEI en el 2015. En este año, las emisiones alcanzaron las 22,266.69 Gg CO2eq, incrementándose en un 18.05% desde el año base 2010. La principal causa es el aumento sostenido de consumo energético del país. El incremento de las emisiones de CO2, visto anteriormente, está asociado al aumento de la quema de combustibles con fines energéticos.

En las categorías, Actividades de quema de combustible es la de mayor importancia, con el 99.77% de las emisiones, y el restante 0.23% corresponde a Emisiones fugitivas de los combustibles. Dentro de la categoría Actividades de quema de combustible, la subcategoría Industrias de la energía es la más importante, con el 44.8% de participación, seguida de Transporte (34.4%), Industrias manufactureras y de la construcción (12.4%), Otros sectores (7.1%) y No especificados (1.3%). Dentro de la categoría Emisiones fugitivas de combustibles, la subcategoría Petróleo y gas natural es la única presente.

Efectos del cambio climático a futuro en RD

Según la Tercera Comunicación Nacional de la República Dominicana (TCNCC-RD) ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climátco,

la simulación de escenarios climáticos nacionales basado en modelos de las regiones del país seleccionadas, y análisis de la afectación de dichos escenarios a la seguridad hídrica, alimentaria y energética del país. Estos escenarios son proyecciones hacia 2050 y 2070.

En cuanto a los escenarios de la TCNCC tenemos a modo general podemos indicar que: Las temperaturas mínimas aumentarán de entre 1 °C y hasta 3 °C hacia 2050 y alcanzarán valores de cambio de entre 2 °C y hasta 6 °C hacia el 2070, donde sólo la provincia de Independencia (Jimaní) podrá presentar cambios negativos (temperaturas más frías) de entre -1 °C y -2 °C durante el periodo lluvioso.

Hacia el 2070, los cambios aumentarán más de entre 2 °C y hasta 6 °C, siendo más evidentes los cambios en las provincias de Barahona, Monte Plata, La Romana, Hato Mayor y San Juan, siendo este último el más extremo. Las temperaturas máximas tendrán un incremento más marcado, generalizado y podrán aumentar de entre 2 °C y 3 °C hacia el 2050 y de 3 °C a 5 °C hacia el 2070.

Existe la excepción de las provincias de Samaná e Independencia las cuales podrán mostrar cambios, pero con valores cercanos a su variabilidad natural, que hoy en día muestra cambios de entre 1 °C y 3 °C. Se destaca que serán las provincias de Barahona, Monte Plata, Distrito Nacional, Hato Mayor y San Juan donde podrán ser más notorios estos cambios.

La temporada de secas (diciembre-abril) podrá intensificarse aún más hacia el 2050 y 2070. A nivel puntual y bajo cualquier tipo de forzamiento radiativo, los modelos coinciden mayormente en una disminución en la lluvia total de hasta 50 % respecto a los valores históricos en las provincias de Independencia, Puerto Plata, San Juan y Santiago, así como disminuciones de entre 10 y 30 % en provincias como Samaná, Distrito Nacional, La Altagracia, Barahona y Hato Mayor.

Un bote amarrado en el lecho de la laguna de Cabral en 2016.

El inicio de las lluvias podría presentar un aumento súbito en la lluvia total acumulada tanto hacia el 2050 y 2070. Existe coincidencia en los resultados de los modelos en ambos horizontes de tiempo de presentar incrementos de más del 100 % (principalmente en Herrera, Barahona y San Juan). Este resultado es coherente con la ocurrencia de un ciclo diurno más intensificado y con mayor capacidad para presentar eventos extremos de lluvias.

La precipitación total anual hacia el 2050 disminuirá un 15 % al promediar en todo el territorio nacional, agravándose a valores de 17 % hacia el 2070, en comparación con los valores históricos de 1961-1990. La consistencia de los resultados entre los modelos bajo un forzamiento radiativo de 8.5 W/m2 es del 87 %. – Las provincias del sur y oeste del país serán las más afectadas por la disminución en las precipitaciones hacia el 2050 y 2070, mientras que las provincias del este y norte podrían inclusive mostrar hasta pequeños cambios positivos. La condición de disminución en la precipitación total anual podría acentuarse aún más hacia el 2050/2070 en las regiones: Ozama (18 %/20 %), Valdesia (17.5 %/20 %), Enriquillo (17 %/20 %), Higuamo (16 %/18 %) y Cibao Sur (15 %/17 %). Las demás regiones podrían experimentar cambios menores a 15 %. Solo un modelo muestra valores positivos hacia el 2050 en Cibao Noroeste (1.3 %), Cibao Norte (0.9 %) y Yuma (0.1 %) donde incluso sólo se incrementa en Yuma (4.5 %) hacia el 2070.

Nuestra Contribución Nacionalmente Determinada 2020 (NDC-RD 2020)

A finales de diciembre República Dominicana presentó la NDC-RD 2020, con la cual aumenta su ambición climática al comprometerse a la reducción de un 27 % de las emisiones de GEI para el 2030, con un objetivo de un 20 % condicionado a finanzas externas y un 7 % Incondicionado a finanzas domésticas, siendo este distribuido en un 5 % correspondiente al sector privado y un 2 % al sector público.

Se presentan 46 opciones de mitigación distribuidas en: 27 opciones identificadas y evaluadas para el sector de Energía (enfocadas en generación de electricidad, eficiencia energética y transporte carretero), 4 opciones identificadas y evaluadas para el sector de Uso de Productos y Procesos Industriales (IPPU), 10 opciones identificadas para los sectores de Agricultura, Silvicultura y Otros Usos del Suelo (AFOLU) y 5 para el sector Desechos.

El país propone lograr, a partir de opciones de mitigación evaluadas y propuestas, reducir 13,853.71 Gg CO2eq lo que representa 27.16 % con respecto al escenario BAU 2030, estimado en 51 mil Gg CO2eq, con una inversión requerida estimada de USD $ 8,916,950,000.00 expresada de forma condicionada e incondicionada.

En cuanto a adaptación al cambio climático, se incorporan importantes ajustes incluyendo medidas en ámbitos de especial urgencia para construir un país más resiliente, incorporando metas medibles para los nuevos sectores priorizados. Las prioridades se presentan en 37 medidas distribuidas en los sectores de seguridad hídrica, seguridad alimentaria, salud, ciudades resilientes (infraestructuras, asentamientos humanos), recursos costeromarinos, turismo y ecosistemas, biodiversidad y bosques.

El país estima una inversión ascendente requerida para adaptación al cambio climático a USD$8,715,787,193 expresada en inversiones, sobre todo en los sectores de seguridad hídrica, seguridad alimentaria y ciudades resilientes. Mientras que en los demás sectores se refleja una inversión menor y se fundamenta más en robustecer los marcos habilitantes para la implementación de las medidas de adaptación en el periodo 2021-2030.

Leer aquí el NDC-RD 2020 en PDF

“Para eso vamos a tener que cambiar los hábitos, las formas de producir, va a haber que cambiar, en el mundo entero, las formas de producción, de distribuir los bienes y las formas de consumo. Estamos produciendo cosas absolutamente innecesarias que al final de cuentas nos dañan a nosotros mismos y dañan al planeta, entonces esto es una cruzada universal a favor de la humanidad, a favor de la vida”, Expresó Max Puig.

Diario Libre

 

 

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php