Inicio | :: Articulos | Reducir, reusar y reciclar: una cultura que se extiende

Reducir, reusar y reciclar: una cultura que se extiende

reducirTradicionalmente los residuos sólidos han sido considerados como basura y su disposición final constituye un gran problema urbano, pero en los últimos años la situación ha ido cambiando y son muchos los que ven en los materiales desechados una oportunidad de hacer negocios.

Con el objetivo de propiciar que los sectores público, empresarial y civil se unan para promover la cultura de reducir, reusar y reciclar (3Rs) y favorecer así el desarrollo de nuevos modelos económicos basados en el reciclaje, y al mismo tiempo minimizar la cantidad de desechos sólidos que se acumulan en los vertederos y contaminan el medio ambiente, se celebró el seminario regional «Cultura de las 3Rs y asociatividad».

El seminario, organizado por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y el Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF), contó con la participación de representantes de los sectores público y privado del país y de varios países miembros de la Comunidad Caribeña (CARICOM), como Antigua y Barbuda, Trinidad y Tobago, Jamaica y Santa Lucía.

Los asistentes participaron en varios paneles de discusión donde analizaron las mejores prácticas de negocios y actividades con base en las 3Rs en República Dominicana y los países del CARICOM. Los temas tratados fueron: la forma de promover la utilización de fondos para fomentar la sociedad entre los sectores público y privado; cómo extender y lograr las relaciones entre clientes y socios; cómo promover impacto social a través de las 3Rs, y la forma de establecer una sociedad amistosa con el sector público.

Al pronunciar las palabras de apertura, el ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, destacó que República Dominicana fue seleccionada como uno de los países con mayor potencial para ser afectados por el cambio climático, por lo que consideró necesario la adopción de políticas y estrategias público-privadas que contribuyan a reducir la emisión de CO2 y los desechos contaminantes, y que a su vez promuevan el principio de las 3Rs.

Para Castillo Saviñón el tema del seminario está directamente vinculado con la visión de país consensuado y que quedó plasmada en la Ley Orgánica de Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030, y con los compromisos y planes que el Industria y Comercio asumió, desde agosto de 2012, a través de su viceministerio de desarrollo industrial para generar iniciativas que fomenten la creación de una cultura nacional que contemple el consumo y la producción sostenibles así como la producción verde y el reciclaje.

«El fomento de una cultura a favor de reducir, reusar y reciclar y la valorización de los residuos constituyen una necesidad imperativa a nivel mundial, y para la República Dominicana y los demás países miembros del CARICOM suponen grandes oportunidades», indicó el funcionario.

Antecedentes de las 3Rs en el país

Ginny Heinsen, directora de proyectos del CEDAF, al hablar de los antecedentes de la 3Rs en el país, explicó que esta filosofía comenzó a aplicarse en la República Dominicana hace unos cinco años, cuando junto al Banco Popular Dominicano iniciaron el programa «Yo reciclo», dirigido a los estudiantes de los centros educativo del país, con el objetivo de que aprendieran a manejar correctamente los desechos sólidos.

Heinsen sostuvo que a partir de la experiencia con los estudiantes, se pensó hacer un clúster de reciclaje, pero que luego vieron la conveniencia de hacer una red; sobre todo, después de conocer la forma de hacer negocios de desarrollo creada Japón a través de las 3Rs.

Es así como el año 2010 la JICA y el CEDAF ponen en marcha la Red de las 3Rs en la República Dominicana (RED 3Rs), la cual reúne a diferentes actores público-privados y crea el espacio para debatir sobre cómo reducir, recolectar, reutilizar y reciclar los residuos y promover un entorno favorable para incentivar a las empresas a participar o invertir en el área de los residuos sólidos, y al mismo tiempo crear nuevos puestos de trabajo y contribuir a la conservación del medio ambiente.

La ambientalista aseguró que el movimiento de la Red 3Rs es cada vez más grandes y que «cada día son más las personas y empresas que se interesan por formar parte de esta revolución y este cambio, en cuanto al manejo de residuos se refiere».

En su intervención, la directora ejecutiva de la JICA, Akiko Oda, explicó que el seminario era la tercera actividad regional continua que se hace a manera de seguimiento a los ex becarios de la capacitación JICA en el manejo de residuos sólidos en la región del Caribe, pero que esta vez invitaron además una gama de actores relevantes en el manejo de residuos sólidos de los países miembros del CARICOM y de la República Dominicana, para reflexionar sobre la importancia de la asociación de los sectores públicos, privados y sociedad civil en torno al tema de las 3Rs.

Dijo que valoraba esta ocasión como la oportunidad para compartir experiencias para buscar formas de mejorar los logros de los demás y para encontrar la manera de cooperar y concretar los esfuerzos de todos. «Estoy segura que las buenas prácticas aquí compartidas serán una contribución significativa al desarrollo de los ambientes de la región del Caribe», puntualizó.

La visión del Gobierno

Domingo Contreras, coordinador de las políticas de residuos sólidos del Ministerio de Medio Ambiente, explicó que el sector oficial está aprovechando la tendencia que ha iniciado el sector privado y las iniciativas comunitarias en cuanto al tema de las 3Rs, para tratar de darle la coherencia y el marco legal necesario para que la República Dominicana pueda afrontar con éxito este reto.

A juicio de Contreras, para conseguir un manejo integral de los residuos sólidos municipales y tener una mirada del proceso completo de los residuos, y que además sea sostenible, hay que generar una cultura, «y yo creo que las 3Rs es un instrumento fundamental, porque es la filosofía del manejo ambiental desde lo personal hasta lo general».

Entre las medidas que se están adoptando, señaló en primer lugar el cambio de tiraderos de basuras por lugares que manejen apropiadamente lo residuos sólidos, para lo cual en los próximos 36 meses llevarán a cabo un proyecto, con apoyo de la JICA, que contempla la transformación de vertederos en 21 municipios, los cuales representan el 80 por ciento de la generación de residuos sólidos en el país. Estos municipios fueron seleccionados por pertenecer a provincias turísticas, minaras, agrícolas o por poseer una alta densidad poblacional.

Contreras señaló que comenzarán a tener en cuenta cuatro elementos en los vertederos: reciclaje, laguna de decantación para el manejo de los lixiviados, sistema de recolección de la producción de metano y otros gases y el tapado correcto del resto de la basura, para lo cual considera necesario que se genere un flujo financiero en los destinos finales como resultado del pago de los ayuntamiento por toneladas de basura que depositan y por el manejo de los materiales reciclables, «lo que permitirá que el sector privado pueda invertir en estos lugares, con contratos que sean el resultado de un proceso de licitación a 20 años».

En la introducción de su exposición, el funcionario expuso que actualmente en el país se producen 11 mil toneladas de basura diaria, y que el hecho de que más personas vivan en las zonas urbanas ha cambiado la composición de los desechos que se generan, porque también se han incorporado nuevos patrones de consumo. Se ha pasado de una composición mayoritariamente orgánica en el 2001 a una donde destacan elementos como papel, cartón, plástico, aluminio y hierro, entre otros.

En total, dijo, hay 350 vertederos, de los cuales unos 10 tienen un manejo ambiental adecuado. Además puntualizó que los terrenos donde se localizan fueron escogidos por los municipios, sin estudios técnicos previos, por lo muchos están asentados en terrenos de alta calidad productiva desde el punto de vista agrícola e hidrológica.

Contreras comentó que la actividad de reciclar se encuentra en un momento interesante en materia de mercado, lo que ha generado cadenas productivas diferentes, que van desde el nivel comunitario hasta el empresarial, con una cuantificación económica importante que crece cada año, y cuyo valor no sólo está en el que posee actualmente sino también en su potencial.

Desde la óptica industrial

Para Carlos Rodríguez, director de proyectos de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, una alternativa para solucionar el problema de la disposición de los residuos sólidos es convertir lo que tradicionalmente se ha considerado como basura en recurso de valor a través del reciclaje. Sostiene que, entre otras cosas, el reciclaje aumenta la competitividad de las empresas, reduce el costo de la materia prima y genera beneficios económicos.

A su juicio existe a nivel mundial una gran necesidad de incrementar el acopio y el reciclaje de residuos sólidos, tanto así que ya países como Canadá, Estados Unidos, Colombia y Costa Rica han aprobado leyes para el manejo de residuos. Inspirado en estas legislaciones, en el Segundo Congreso de la Industria Dominicana, introdujeron el tema de las buenas prácticas en el manejo de residuos y lo incluyeron en los siete ejes de la Política Industrial 2012-1017.

Dijo que se plantearon como objetivos motivar y asesorar a los ayuntamientos para que inviertan en infraestructura para el manejo y clasificación de los residuos sólidos, desarrollar un programa de concientización a través de los medios de comunicación, asociaciones gremiales e instituciones del Estado en la cultura de la 3Rs, así como motivar a los industriales a organizarse y participar en actividades de reciclaje, proponer a las academias la creación de s sobre desarrollo sostenible, promover una estrategia nacional que contribuya a la industria del reciclaje y propiciar una mesa de trabajo para la creación de una ley de manejo de residuos.

Rodríguez indicó que el sector industrial trabaja en dos grandes temas en cuanto al reciclaje, y que primero es la consultoría para el incremento de la competitividad por la reducción de costos de materias primas, y el segundo, tiene que ver con el desarrollo una campaña de comunicación para promover la cultura de las 3Rs, conjuntamente con el Ministerio de Medio Ambiente, Cedaf y otras asociaciones industriales.

Sostuvo que a raíz del proyecto de reciclaje que desarrollaron en el 2012-2013, se formaron tres grandes bloques de industrias, que son los clústeres de cacao, plástico y productos de belleza.

El proyecto «Las 3Rs, hacia basura cero», que desarrollaron conjuntamente con el CEDAF, inició con visitas a las empresas para identificar cuál era el estado del manejo de los residuos, luego impartieron cursos de capacitaciones, y posteriormente desarrollaron los encadenamientos o vínculos entre las diferentes industrias que participaban con recicladores formales e informales, a quienes entonces podía venderles los residuos que generaban. El programa también contempló la capacitación de recicladores informales.

El ejecutivo de la Asociación de Industrias, destacó especialmente dos empresas que participaron en este proyecto, las cuales lograron una aplicación óptima del programa: Mercasid y Plásticos Multiform. La primera logró aprovechar los residuos generados en un 94 por ciento, mientras que la segunda, de 40 metros cúbicos mensuales de desechos no aprovechados pasó en enero de este año a 15 metros cúbicos, y la meta para el 2014 es de reducirla a menos de 10 metros cúbicos.

Entre los beneficios que obtienen las industrias que implementan el reciclaje, señaló la protección y ampliación de los empleos de fabricación, aumento de la competitividad, reducción de la necesidad de vertedero y del proceso de incineración. También mencionó que evita la contaminación causada por la fabricación de productos y materiales, ahorra energía, reduce la emisión de gases de efecto invernaderos que contribuyen, disminuye el uso de recursos naturales como es el uso de la madera, y ayuda a mantener en buen estado el medio ambiente para generación futuras, además de contribuir a la buena imagen de una empresa y a los trabajos que hacen a nivel de responsabilidad corporativa.

Principio de las 3Rs

La llamada cultura de las 3Rs consiste en reducir la generación de desechos, y reusar y reciclar los recursos. Los sistemas de producción y los modos de consumo se orientan hacia el mejor aprovechamiento de los limitados recursos naturales. El objetivo es promover una producción y un consumo responsables.

En junio del 2004, durante la conferencia del G8, el primer ministro del japonés, Junichiro Koizumi, presentó la iniciativa 3Rs por primera vez.

Japón tiene desde el 2001 la Ley Fundamental para establecer una Sociedad de Ciclo Sano de Materiales con el objetivo de facilitar políticas para la promoción de una sociedad que reduzca al mínimo el consumo de los recursos naturales y el daño medioambiental, evitando que los recursos se transformen en residuos de descarte y asegurando una disposición adecuada de los mimos.

Vía: http://www.diariolibre.com

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php