Inicio | :: Articulos | Por la vida de los ríos

Por la vida de los ríos

porlavidadelosriossiUn nuevo programa ecológico y social, llamado “Unidos por la vida de los ríos”, promete impactar positivamente en la vida de los comunitarios de los sectores ubicados en las riberas de los ríos Ozama, Isabela y Yaguasa.

Entres sus objetivos figuran buscar soluciones a la polución que convierte a las principales fuentes acuíferas del Gran Santo Domingo en las más contaminadas del país y educar a la población en la cultura del reciclaje y la reducción de desechos.

Este proyecto es la segunda etapa del “Programa de sensibilización puerta a puerta y limpieza de las riberas de los ríos Ozama e Isabela” iniciado el año pasado por el Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (Cedaf) con el apoyo de Banco Ademi en el sector La Zurza.

Ginny Heinsen, directora del programa 3Rs del Cedaf, explica que la iniciativa ha sido exitosa gracias a la sinergia que lograron los ejecutores del plan, que tenía entre sus componentes la creación de multiplicadores, la sensibilización puerta a puerta (en esto contaron con el apoyo de los guardamarinas de la Academia Naval de la Marina de Guerra) y las jornadas de limpieza.

¿Cómo se realizó? Un guardamarina y un comunitario visitaron los hogares puerta por puerta, instruyendo y enseñando a la comunidad a separar y clasificar la basura. Una institución, en este caso la Fundación de Saneamiento Ambiental de La Zurza (Fundsazurza), se encargaría de retirar sistemáticamente las fundas con los desechos.

“Luego de la sensibilización puerta a puerta se realizan jornadas de limpieza y el proyecto concluye, tras dejar un programa establecido, con una limpieza general el Día Internacional de Limpieza de Costas, el tercer sábado de septiembre. ¿Por qué ahí? Porque es el movimiento cívico más grande del mundo, al que cada ser humano se debería incorporar no por limpiar, sino por colaborar, que es lo que debe florecer en el ser humano”, expresa Heinsen.

Réplica
El éxito de La Zurza motivó a replicar el proyecto este año en Capotillo con el apoyo logístico de la Fundación Escoba (Empresa de Saneamiento Comunitaria de Basura), entidad que realiza allí un reconocido trabajo de recolección y manejo de residuos.

Pero sucedió que, al plantear el proyecto ante el consejo de este sector capitalino, los organizadores se preguntaron por qué no hacer un proyecto más amplio que incluyera a todas las comunidades ubicadas en las riberas de los ríos Isabela, Ozama y Yaguasa. Y así, con el apoyo de fundaciones y de instituciones públicas y privadas, especialmente de la Asociación de Empresas de la Zona Industrial La Isabela (Asezili), que decidió incorporarse al programa, nació “Unidos por la vida de los ríos”.

Coordinados por el Cedaf, de ejecutar las principales acciones se encargarán Fundación Escoba, Fundación de Saneamiento Ambiental de La Zurza (Fundsazurza), la Fundación del Programa de Recogida de Basura (Fundaproreba), Fundación de Saneamiento Ambiental Comunitario (Funsaco), Fundación Comunitaria de Saneamiento Ambiental Los Guandules, La Ciénaga, Guachupita y 27 de Febrero (Fucosaguscigua-27) y la Fundación Desarrollo y Medio Ambiente La Puya (Fundemapu).

Como el año pasado, el proyecto cuenta con el apoyo de la Marina de Guerra en las labores de sensibilización.

Escoba y Asezili
“Unidos por la vida de los ríos” beneficiará directamente a las comunidades de Capotillo, La Zurza, Simón Bolívar, Guachupita, La Ciénaga, Los Tres Brazos, Güaley, Las Cañitas y Los Guandules, entre otras, dice Ramón Jiménez (Piro), encargado de Operaciones de Fundación Escoba.

Jiménez asegura que el impacto será enorme porque se estima que el 70 por ciento de la población del Distrito Nacional (unas 700,000 personas) reside en la Circunscripción 3, justo en el polígono limitado al norte por los ríos Ozama e Isabela.

Con una plantilla de 87 empleados, la Fundación Escoba ya tiene 13 años de experiencia en el manejo de desechos en Capotillo y sus alrededores.

“Hemos cambiado la panorámica del barrio en un 90 por ciento, y si no lo hemos hecho en un 100 por ciento es porque falta todavía educación en nuestro país sobre lo que tiene que ver con medio ambiente y cómo manejar los desechos. Nosotros hemos un trabajo a favor de eso y ahora, con la aplicación de este programa de las 3Rs que nos llevó el Cedaf, la gente ha aceptado de manera positiva la disposición de separar los desechos en el origen para que nuestros vertederos sean más duraderos y tengamos menos desperdicios”, comenta.

El interés de la Asociación de Empresas de la Zona Industrial La Isabela (Asezili) en el proyecto tiene que ver con su compromiso de responsabilidad social, indica Tamara Valdez, secretaria general de Asezili.

“La Asociación había decidido que el eje transversal de nuestro trabajo era el medio ambiente y ¿qué mejor decisión, en lugar de irnos, como cada Día Internacional de Limpieza de Costas, a una playa, a la montaña, qué mejor decisión que recuperar nuestros ríos, que nos quedan ahí al lado, y de apoyar a nuestros vecinos?”, señala Valdez.

RESPALDO DE LA SOCIEDAD Y DEL ESTADO
“Escoba está haciendo un trabajo muy meritorio. Aunque nuestra parte como proyecto con fondos de Ademi concluye el 21 de septiembre con la gran limpieza de costas, dejamos unas plataformas establecidas para que el proyecto sea sistemático.

Ese es el compromiso”, apunta Ginny Heinsen, directora del programa 3Rs del Cedaf, sobre la fundación que ejecutará el proyecto. Además del apoyo de las fundaciones, iglesias y centros educativos de cada sector, Heinsen asegura que el programa ha conseguido el respaldo del Palacio Nacional, de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo que dirige Onofre Rojas, del Ministerio de Medio Ambiente y del Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional, cuyos miembros participarán este sábado en una jornada de limpieza de cañadas.

“Queremos resaltar que para que haya desarrollo en un país se necesita de un fuerte sentido de cooperación, de comunitarios, de juntas de vecinos, porque mientras tu problema sea único y tengas una voz, nadie te va a escuchar. Hay que aprender de La Zurza y de Capotillo, de lo que esas comunidades están logrando, y eso es lo que queremos eventualmente replicar en muchos lugares”, dice Heinsen.

RAMÓN JIMÉNEZ
“Al igual que nosotros, el río es una víctima no solamente de los que vivimos ahí. Mucha gente cree que los que contaminan somos los pobres, pero no es así. Si no hay una voluntad, un deseo estatal ñy no estoy siendo pesimista, porque todo el tiempo he trabajado por mi comunidad y lo seguiré haciendo-Ö Pero no hay esfuerzo que valga si no hay una voluntad, una decisión estatal para cambiar ese panorama”.

GINNY HEINSEN
“Se está dando un despertar. Cuando vamos a los lugares la gente quiere seguir escuchando, que le cuenten más noticias. Algunos están medio dormidos, no saben que pueden hacer una diferencia. Yo creo en el ser humano. El seguimiento que les estamos dando en la parte educativa es positivo. Las personas están aprendiendo a clasificar la basura”.

TAMARA VALDEZ
“Este proyecto de sensibilización invita a que nos sentemos todos a la mesa. No solamente los empresarios y la sociedad civil, sino el gobierno; porque el Estado es el que tiene que hacer una política social clara no solamente de la basura, sino de los otros problemas que afectan a nuestros barrios. Este proyecto debe replicarse en todo el país”.

 

Escrito por: Yaniris López

Vía: http://listin.com.do/

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php