Inicio | :: Articulos | No matemos al bubí

No matemos al bubí

No matemos al bubí

Desde hace cinco años para el Ministerio de Medio Ambiente ha sido una prioridad la conservación de los sitios donde anidan los bubíes. Específicamente en los Cayos Siete Hermanos y en Alto Velo.

Para esa tarea fue encomendado el Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa), organismo encargado de la prevención del delito ambiental.

Estas aves están siendo  objeto de monitoreos desde hace casi una década, debido a la depredación de que son objeto sus nidos, ya que entre dominicanos y haitianos existe la creencia de que sus huevos son afrodisíacos.  

Estas aves están protegidas mediante el decreto 32-87, pero su conservación está siendo amenazada porque tanto dominicanos como haitianos se dedican a las prácticas destructivas y recolectan sus huevos.

El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales,  Jaime David Fernández Mirabal, y el director del Senpa, coronel Francisco Santos Tolentino, dijeron que esa   práctica ha diezmado la población de bubíes en las Antillas Mayores, Las Bahamas y Florida, hábitats naturales de la especie. 

Los bubíes construyen su nido sobre el suelo desnudo o en una acumulación de palitos, piedras o algas, sobre una superficie nivelada, poniendo dos huevos azules cretáceos en la tierra en un montón de cáscaras y de la vegetación quebradas.

 Desde la última semana de abril, el coronel Julio Rodríguez Burgos, subdirector del Senpa, está a cargo de un equipo de prevención y protección de las zonas donde anidan los bubíes, a fin de que la reproducción se haga sin tráumas.

 El año pasado, el programa contó con la colaboración de la Marina de Guerra y del Ministerio de Hacienda, lo que permitió que se lograra un aumento sustancial en el número de nidos de bubíes y una ampliación significativa de la población en comparación con años anteriores, equivalente a un 58%.

Entre los objetivos de este programa se encuentra garantizar la reproducción de las especies de bubíes que anidan en el cayo Tuna; cuantificar el número de individuos, nidos, huevos y pichones de las especies, así como determinar los tipos de aves que viven asociadas a los bubíes en los referidos cayos.

Para este año se espera un aumento en los porcentajes de la reproducción en las diferentes especies de bubíes, lo que requerirá una labor efectiva y una vigilancia permanente durante el período de monitoreo para garantizar la protección del 100 por ciento de los huevos, pichones y adultos, así como evitar la perturbación provocada por la presencia de pescadores e intrusos en este Refugio de Vida Silvestre.

Qué son

El Bubí (Sula leucogaster) es un ave marina grande de la familia del gannet, Sulidae.

El Bubí adulto alcanza cerca de 76 cm. (30 adentro.) en longitud. Su cuerpo principal y superior se cubre en marrón oscuro, con el resto siendo un blanco que pone en contraste.

Los Bubí jóvenes son de color gris marrón y oscurecimiento en la cabeza, las alas y la cola.

Mientras que estos pájaros son típicamente silenciosos, los vigilantes de pájaro han divulgado los sonidos ocasionales similares a gruñir.

. Sus picos son absolutamente sostenido y contienen muchos bordes dentados. Alas cortas y colas largas, afiladas.

Por: José A. Torres
El Nacional 

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php