Inicio | :: Articulos | Al Ministerio de Medio Ambiente no le preocupa el Parque Nacional Jaragua, dejando al Sur una bomba de relojería.

Al Ministerio de Medio Ambiente no le preocupa el Parque Nacional Jaragua, dejando al Sur una bomba de relojería.

Por: Darío José Pozo Ruz

No es la primera vez que desde en CEAM (Centro de Estudios Ambientales Dominicano) vengo preocupándome de denunciar públicamente lo que está pasando en el corazón del Parque Nacional, como consecuencia  de la grave dejación en sus funciones del Ministerio de Medio Ambiente, que ha permitido desde el 20 de febrero del 2003 que se abandonara  un petrolero en malas condiciones de navegación a 40 metros de Isla Beata, frente a la costa de Pedernales en una posición que cuestiona los argumentos dados en alguna ocasión por autoridades implicadas en el caso.

No ha sido fácil conseguir el Informe Técnico emitido por la Academia de Ciencias Dominicana de mayo del 2007 ( cuatro años después ) y su lectura pone de manifiesto graves irregularidades en las actuaciones oficiales, subrayando:

  • La posición del barco revela o deja indicar que el mismo fue intencionalmente o deliberadamente, por alguna razón, que desconocemos, varado allí, o puesto en esa dirección en donde terminó encallado, ya que, la proa está hacia la Isla Beata orientada a su costa este, y la lógica indica que ningún capitán que llevara otra ruta o destino, trazaría una dirección que lo llevara a colapsar con la Isla, por lo que es incomprensible que se diga venía desde Jamaica y por colapso de su maquinaria y con auxilio de la Marina de Guerra se les ayudó a abandonar en este punto.
  • Está lleno de combustible ( hidrocarburos: Asfalto, fuel oil y aceites minerales )  una AMENAZA SERIA para derramar o verter el contenido que carga sobre las aguas marinas, costas y ambiente terrestre expuestos, y producir una contaminación de grandes proporciones en estos ecosistemas.
  • De derramarse la sustancia contenida en los depósitos (¡14!) de este barco, las corrientes del mar lo terminarían arrastrando a la costa este de la Isla Beata, en el Parque Nacional Jaragua, con su consecuente afectación a la diversidad biológica, al ecosistema terrestre y al marino.
  • El deterioro que sufre el casco de este buque-tanque que desde 1992 debería tener doble casco por normativa internacional, permite que el agua de mar ya haya penetrado y no sabemos si se están produciendo pérdidas.
  • Sabemos que gentes imprudentes e ignorantes incursionan y desmontan chatarra metálica para vender, sin saber que este tipo de residuos generan gases que pueden incendiarse y provocar otra catástrofe en las personas que manipulan el expolio. No es difícil saber las personas que se dedican a esto en Paraíso, Juancho, etc.
  • ¿ Que tipo de auxilio facilitaron nuestras autoridades que no reportó ni pérdidas materiales. Ni físicas de los tripulantes.
  • Parece ser que el Capitán, Georgio Vasileiadis-Vasilogiorgis de nacionalidad Greca, declaró que la embarcación  de matrícula Hondureña y propiedad de “Konstantino Kalantzis” estaba  entregada a las autoridades de Marina.
  • ¿ Porqué no se dio a conocer la copia del Conocimiento de Embarque, y del Diario de Abordo del buque para evitarnos  hacer mas conjeturas sobre el origen y el destino y posibilidad de que existieran intereses en desplazarnos el problema?
  • ¿ No es lícito sospechar (por la ubicación del barco encallado)  que se le obligara a abandonar aguas del Este, dejándolo en el Sur profundo?
  • El propio informe de la Academia de Ciencias  ya hace cuestionamientos  muy graves:
  • Esta acción de abandonar el barco en territorio del Parque Nacional Jaragua implica violaciones a numerosos artículos de las leyes ambientales del país y a la de Áreas Protegidas.
  • El CEAM no comprende ni la tardanza ni la omisión existente, o el silencio de instituciones que deberían haber alertado tanto de la Sociedad Civil: Grupo Jaragua, Sociedades Ecológicas de Pedernales y Barahona que al fin y al cabo administran recursos para preocuparse por la protección de nuestras Reservas Naturales.
  • Parece ser que en un Programa audiovisual en Santo Domingo en estos días el Grupo Jaragua va a hablar del tema… pero el problema con ser de interés nacional está aquí en el sur y debieran considerar organizar un foro donde otras organizaciones podamos plantear preocupación e interrogantes DE UN PROBLEMA QUE AFECTA ESPECIALMENTE A ESTE TERRITORIO, tan marginado en planes de desarrollo y ahora con esta preocupación  mayor.
  • Hay, y existen muchas interrogantes al manejo del problema, cuando los tripulantes abandonaron el barco por supuesta avería, al desconocerse como se manejó el caso, para que pudieran irse, dejarse en libertad sin que mediara un trámite de carácter legal o un compromiso de resolver la situación retirando el barco.

¿Quién hizo la primera inspección?

¿Dónde fueron conducidos los tripulantes?

¿Se les abrió un expediente?

¿Cómo explican que se abandone un barco con su contenido e instrumentos y

equipos, solo porque se encalló, y no haya un esfuerzo de su propietario por

recuperarlo?

¿Quiénes son esos tripulantes?

¿Qué informaron y decidieron con estos infractores las ¿Qué informaron y decidieron con estos infractores las autoridades  actuantes?

¿Cómo se explica que ese barco tenga allí ya ocho años conteniendo una sustancia peligrosa, con riesgo de contaminación a los recursos costeros marinos, en un área protegida con recursos de biodiversidad frágiles y no se haya tomado una medida, primero con los causante de ese daño y segundo con el barco retirándolo del lugar, y aún permanece  como si no representara ninguna amenaza?

¿Qué dicen los informes militares y de inteligencia al respecto? Es que hay sobre esto muchas nebulosas que las autoridades el tendrán que aclarar en el curso de las investigaciones.

  • El barco Konstantinos no debe permanecer mas tiempo en este lugar, pues cada día que pasa expone a la zona y al Parque Nacional a una contaminación de grandes proporciones, cuyos efectos serán difíciles, por no decir imposibles de reparar, aún se esta a tiempo, si se actúa rápido, ya que hay que advertir que en la muestra que tomamos, se advierte que el hidrocarburo está ligado con agua, lo cual hace suponer que en el fondo de la embarcación, producto de la corrosión hayan filtraciones que estén poniendo en contacto el agua con la sustancia contenida en los depósitos.
  • Si el Estado (Marina de Guerra) no justifica su inacción, podría ser demandada por omisión como señala el Informe de la Academia de Ciencias, por  cualquier organización de la comunidad inmediatamente afectada y relacionada con el Medio Ambiente,¿ tendrá que ser un español representando una ONG ecologista la que presente una demanda judicial ante la pasividad de tantas y tantas instituciones?
  • El Ministerio de Medio Ambiente recibe una importante ayuda todos los años “ARAUCARIA XXI” de la Cooperación Española para aplicarla en esta zona ¿ no podrían haber sugerido una acción que evite este fuerte riesgo contra nuestro Parque Nacional Jaragua?