Inicio | :: Todo sobre Barrick Gold | Los abogados de la Barrick

Los abogados de la Barrick

 

Osiris de León
Ing. Osiris de León

Los dominicanos compartimos una sociedad donde cada día nos convencemos más de que a usted se le obliga, por las buenas o por las malas, a estar del lado de la perversidad que aplasta deliberadamente a la sociedad o a callarse y ser indiferente frente a cualquier iniquidad, so pena de que se le desacredite para que nunca más vuelva a opinar de nada más.

Recordemos que anteriormente Diandino lo había intentado al decir que nuestras críticas a la falta de estudios para el Metro eran fruto de que le habíamos  presentado una propuesta económica de RD$12 millones, la cual nunca existió; y que el ministro de Medio Ambiente lo había intentado al acusarnos de cuestionar la cementera de los Haitises porque las cementeras privadas nos habían pagado para boicotear la nueva cementera Estrella.

Pero eso no es nada nuevo en un mundo dominado por intereses económicos, políticos y empresariales que utilizan sus dineros para comprar conciencias, acallar verdades y obtener contratos que roban riquezas nacionales.

Recordemos que hace 3,500 años Moisés fue acusado por Ramsés, frente a su padre y faraón Seti, por haberle dado trigo a los hebreos y por haberle asignado a ese pueblo esclavo un día semanal para el justo descanso.

Recordemos que hace 2,000 años Jesucristo fue acusado, juzgado, escupido y finalmente crucificado, simplemente porque predicó palabras que molestaron al status quo del imperio romano, y para colmar la malignidad y la perversidad lo crucificaron en medio de dos ladrones, pues si alguien preguntaba quiénes eran esos crucificados, era fácil decir que se trataba de ladrones. La maldad del ser humano no tiene límites para el descredito.

Recordemos que en 1307 el papa Clemente V se confabuló con el rey francés Felipe IV (el hermoso) para mentir y declarar a Jacques de Molay y a los luchadores templarios como herejes, arrestarlos, quemarlos en la hoguera y así quedarse con todas las riquezas pertenecientes a la Orden del Temple, es decir, que papas y reyes han sido capaces de desacreditar a ilustres ciudadanos simplemente para robarles fama y fortuna.

Recordemos que Juana de Arco, con apenas 17 años de edad, encabezó el ejército real francés en la expulsión de los ingleses de Francia, pero posteriormente fue capturada por los borgoñones y entregada a los ingleses, donde los clérigos la acusaron falsamente de herejía y el duque Juan de Bedford la quemó viva en Ruán, sin embargo, en 1456 se dispuso que se reabriera el proceso y la inocencia de Juana Domrémy fue reconocida y se declaró herejes a los jueces que la habían condenado. Finalmente, en 1909, Juana fue beatificada y posteriormente declarada santa y patrona de Francia, venciendo, de manera póstuma la maldad de su propia sociedad.

Recordemos que en 1861, durante el gobierno de Pedro Santana, Francisco del Rosario Sánchez entró por El Cercado, pero fue emboscado, apresado, falsamente acusado de traición a la patria y fusilado en San Juan, sin embargo, hoy es reconocido como uno de los padres de la patria dominicana.

De ahí que no es extraño, ni nuevo, lo que nos pasó en la última semana del mes de junio del año 2009, cuando recibimos una llamada telefónica de Luis R. Pellerano, uno de los principales abogados y socios de la firma de abogados que representa en nuestro país a la empresa minera Barrick Gold, invitándonos a una reunión en las oficinas de la misma Barrick Gold, en la Av. Winston Churchill, y allí nos presentó al gerente de la línea de alta tensión que irá desde Azua hasta la Barrick Gold, en Pueblo Viejo de Cotuí, y nos explicó la necesidad de la empresa de que le ayudáramos a obtener la licencia ambiental para ese proyecto eléctrico.

El requerimiento que nos hacia el abogado de la Barrick Gold tenía como base de sustentación el hecho de que ya en el año 2008 nosotros habíamos sido contratados por esa empresa minera para realizar los estudios geoeléctricos para las torres de esa línea de Alta Tensión, y ya conocíamos el trazado, y ellos querían que nos encargáramos, junto a otros especialistas locales, de revisar la Evaluación Ambiental hecha por una empresa consultora extranjera, que adecuáramos esa Evaluación a la realidad ambiental de los parques nacionales de la cordillera Central: Armando Bermúdez y José del Carmen Ramírez, así como a la reserva Científica de Valle Nuevo; que organizáramos las vistas públicas con las comunidades emplazadas a lo largo de la línea, y que diéramos seguimiento técnico a todo el proceso hasta obtener la licencia ambiental y hasta terminar la instalación de la línea de Alta Tensión, lo cual podría tomar alrededor de un año.

Aunque en todo momento nos negamos a participar en ese proyecto porque estábamos enfrentando a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente por la Licencia Ambiental emitida a favor de una cementera en Los Haitises, el abogado de la Barrick y el gerente de la línea  eléctrica se esforzaron en insistir que requerían de nuestra ayuda, y que por tratarse de una zona ambientalmente frágil, ellos deseaban que un reconocido entendido en medio ambiente diera garantía de que la construcción de esa línea eléctrica no provocaría impactos ambientales negativos en los alrededores de los parques nacionales referidos.

Fue tanta la insistencia del abogado de la Barrick Gold, y tomando en cuenta nuestra vieja amistad con él, que el día 03 de julio de 2009 remitimos a ellos, vía email, la propuesta solicitada, de la cual nunca más volvimos a tener noticias, ni nosotros nunca más preguntamos por dicha propuesta, no obstante que el abogado de la Barrick nos volvió a llamar varias veces para otras consultas vinculadas a temas ambientales. Como siempre lo hacía.

En octubre de 2009, es decir, tres meses después de que el abogado de la Barrick nos solicitara esa propuesta, la Cámara de Diputados nos remitió el Contrato Enmienda de la misma Barrick Gold para que lo revisáramos y emitiéramos nuestra opinión verbal y escrita frente a la Comisión Especial que estudiaba esa enmienda al Contrato de la Barrick, y luego de leerlo detenidamente estuvimos en desacuerdo con las modificaciones introducidas al Art. 8 de ese Contrato, por entender que lastiman los intereses económicos y ambientales de nuestro país, pero como el Contrato fue aprobado sin haber sido leído, expresamos públicamente nuestra objeción a ese Contrato.

Fue grande la sorpresa nuestra cuando un día escuchamos que el muy simpático Director de Minería andaba diciendo a todo el mundo que nuestra oposición a ese Contrato era fruto de que le habíamos pedido seis mil dólares mensuales a la Barrick y que la Barrick se había negado, ya que nunca nos hemos presentado a las oficinas de nadie a pedir que se nos contrate para tal o cual estudio, como tampoco nunca hemos enviado a nadie una propuesta que no se nos haya pedido, porque afortunadamente en nuestras oficinas de Geofitec, S.A. siempre hemos tenido más trabajos de los que podemos hacer, lo cual nos ha llevado a tener que desestimar muchos trabajos. Por ello le respondimos contundentemente, y por escrito, al simpático Director de Minería, quien siempre habla como si fuese el vocero oficial y el defensor de la Barrick Gold.

Pero el colmo de la perversidad lo percibimos el día 23 de septiembre de 2010, cuando escuchamos a Luis Manuel Rivas, abogado de la firma Pellerano & Herrera, representante legal de la empresa minera Barrick Gold, decir en la audiencia relativa al Recurso de Amparo incoado por seis jóvenes dominicanos ante el tribunal Administrativo, a los fines de que la empresa minera Barrick Gold detenga sus operaciones de instalación hasta tanto se provea de su propia Licencia Ambiental, que los abogados de la Barrick Gold objetan nuestra participación técnica en dicho juicio, en vista de que, según él, el suscrito le ha pedido a la Barrick Gold seis mil dólares mensuales, a lo cual la Barrick Gold se ha negado. Cuánta perversidad y cuánta suciedad hay en esta corrompida y malvada sociedad!

Quienes nos conocen y quienes leen la prensa saben bien que el hecho de que una persona, o empresa, sea, o haya sido, cliente de nuestra empresa, no nos condiciona a apoyar acciones que afecten los intereses del pueblo dominicano, y muestra de ello son las instituciones públicas como el INDRHI, la CAASD, CORAASAN, el INAPA y la Secretaría de Obras Públicas (hoy Ministerio), las cuales han contratado múltiples estudios con nuestra empresa, pero cuando han tomado acciones perjudiciales a la sociedad lo hemos dicho públicamente, al margen de que mantengan vigentes sus contratos de servicios con nosotros, o al margen de que los cancelen.

Al parecer, los abogados de la firma Pellerano & Herrera, quienes ya habían perdido frente a los ambientalistas el caso de la cementera de los Haitises, caso que era llevado en el mismo tribunal Administrativo, pensaron que pidiéndonos una propuesta a nombre de la Barrick Gold para revisar la Evaluación Ambiental de la línea de alta tensión, y darle seguimiento hasta la obtención de la licencia ambiental, neutralizaban cualquier objeción nuestra a un odioso contrato que ellos ya estaban redactando y discutiendo con el Gobierno Dominicano, y que de esa forma evitaban que se repitiera el fracaso que Pellerano & Herrera había tenido frente a los ambientalistas en el caso de la cementera de los Haitises, pero sus cálculos fallaron porque mientras su compromiso es con sus clientes y con sus honorarios, nuestro compromiso es con el país y ese compromiso no es negociable con nada ni nadie.

Via: El Día

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php