Inicio | :: Articulos | La destrucción de la reserva biológica Loma Charco Azul, segunda parte

La destrucción de la reserva biológica Loma Charco Azul, segunda parte

La destrucción de la reserva biológica Loma Charco Azul, segunda parte Desde nuestra última entrada, hemos reunido más datos, los cuales lamentablemente confirman que la reserva biológica Loma Charco Azul está sufriendo una fuerte degradación ambiental.

El satélite Landsat 8 ya ha pasado al menos 2 veces desde la destrucción de la “trocha de zoquete” en julio pasado, por lo que resulta oportuno mostrar dicha prueba, además de que es una buena excusa para hacer un recuento de los impactos más destacados en los últimos años.
Hagamos un repaso diacrónico y visual, poniendo atención en la dinámica de la vegetación del borde norte de la reserva biológica, justo al sur del lago Enriquillo y al este de la laguna de Limón. También observemos el crecimiento de la superficie ocupada por el lago.
Comencemos en 2000, concretamente el 15 de septiembre, fecha de adquisición de esta imagen del satélite Landsat 7.

charcoazul

 

Mapa del límite septentrional de la reserva biológica Loma Charco Azul, mostrando parte del lago Enriquillo y de la laguna de El Limón (hacer clic para una versión de mayor resolución), sobre una imagen del satélite Landsat 7, de fecha 15 septiembre de 2000. Elaborado por José Ramón Martínez Batlle, Ph.D
No se observan impactos destacables por tumba o quema en el matorral xerófilo ni en el bosque seco. Además, se aprecia el lago Enriquillo con un nivel muy por debajo del actual y una ribera intensamente cultivada. Dichas tierras las habían “ganado” los agricultores al lago, por lo que no se podría alegar propiedad sobre ellas, toda vez que las mismas pertenecen al área de influencia del lago. Lamentablemente, para este cuerpo de agua no se ha establecido una cota de referencia, por debajo de la cual deberían limitarse los derechos adquiridos. Nadie ocupa la bajamar ni la pleamar; pues de la misma manera, no se debería permitir la ocupación de esta área de influencia del lago.

Esta otra imagen, del 10 de febrero de 2011, muestra cómo en la reserva se habían registrado ya, para esa fecha, algunos impactos sobre el bosque, con aclareos atribuibles tanto a la preparación de tierras como al carboneo y a la producción de leña.

charcoazul2

Mapa del límite septentrional de la reserva biológica Loma Charco Azul, mostrando parte del lago Enriquillo y de la laguna de El Limón (hacer clic para una versión de mayor resolución), sobre una imagen del satélite Landsat 7, de fecha 15 septiembre de 2000. Elaborado por José Ramón Martínez Batlle, Ph.D

No se observan impactos destacables por tumba o quema en el matorral xerófilo ni en el bosque seco. Además, se aprecia el lago Enriquillo con un nivel muy por debajo del actual y una ribera intensamente cultivada. Dichas tierras las habían “ganado” los agricultores al lago, por lo que no se podría alegar propiedad sobre ellas, toda vez que las mismas pertenecen al área de influencia del lago. Lamentablemente, para este cuerpo de agua no se ha establecido una cota de referencia, por debajo de la cual deberían limitarse los derechos adquiridos. Nadie ocupa la bajamar ni la pleamar; pues de la misma manera, no se debería permitir la ocupación de esta área de influencia del lago.
Esta otra imagen, del 10 de febrero de 2011, muestra cómo en la reserva se habían registrado ya, para esa fecha, algunos impactos sobre el bosque, con aclareos atribuibles tanto a la preparación de tierras como al carboneo y a la producción de leña.

charcoazul3

Mapa del límite septentrional de la reserva biológica Loma Charco Azul, mostrando parte del lago Enriquillo y de la laguna de El Limón (hacer clic para una versión de mayor resolución), sobre una imagen reciente del satélite Landsat 8, de fecha 10 de agosto de 2013. Elaborado por José Ramón Martínez Batlle, Ph.D
Los aclareos, destacados en polígonos huecos de borde rojo, se han extraído mediante interpretación visual y sin chequeo posterior en terreno. Todavía se observan cicatrices de los realizados en años anteriores, porque no ha habido tiempo para la recuperación total.
El aclareo más reciente, situado al norte y muy próximo al lago Enriquillo, en la denominada “trocha de zoquete” y a orillas de la carretera Baitoa-El Limón, fue iniciado en julio pasado, hecho que llamó la atención de la opinión pública y que ha quedado perfectamente registrado en esta escena de Landsat 8.
Preliminarmente se obtienen las siguientes superficies afectadas en este sector de la reserva biológica Loma Charco Azul:Hasta febrero de 2011: 4267 tareas, que equivalen a 268.34 Ha. Hasta agosto de 2013 (acumulativo): 6922 tareas, que equivalen a 435.33 Ha. Cabe destacar que todos los aclareos fueron iniciados hace 4 años o más, al principio quizá de forma manual, pero más tarde utilizando presuntamente maquinaria pesada contratada por el IAD, hecho éste que fue denunciado por el Grupo Jaragua y que puede consultarse aquí

http://www.grupojaragua.org.do/LomaCharcoAzul.html

http://www.grupojaragua.org.do/LomaCharcoAzul.html

A continuación, algunas fotografías facilitadas por esta ONG.

charcoazul4Leña sobre restos de carbón en la reserva biológica Loma Charco Azul. Cortesía de Yolanda León, marzo de 2011

charcoazul5

Recogida de leña previamente cortada en la reserva biológica Loma Charco Azul. Cortesía de Omar Reynoso, marzo de 2011
En situaciones críticas, las áreas protegidas terminan pagando, con sus valiosos recursos, las medidas mal adoptadas por tomadores de decisiones no informados.
Sólo hemos documentado un pequeño sector de una de las múltiples unidades del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de República Dominicana. Lamentablemente, el resto está corriendo igual suerte.
Dr. José Ramón Martínez Batlle (Ph.D)

Puede visitar esta entrada en la siguiente dirección
http://www.geografiafisica.org/2013/08/13/la-destruccion-de-la-reserva-biologica-loma-charco-azul-segunda-parte/

 

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com