Inicio | :: Articulos | La basura en la costa es realidad bochornosa

La basura en la costa es realidad bochornosa

Por: Jorge Gonzalez

Una gran cantidad de la llamada basura costera se observa en gran parte del mar Caribe, en el malecón de Santo Domingo, y el río Ozama, agregando un tipo más de contaminación, a la ya existente en estas aguas.

En la actualidad, el país está produciendo miles de toneladas diarias de desechos sólidos, que se disponen a  cielo abierto, mucha de esta basura, va a parar a las calles y avenidas, para luego pasar a los sistemas de drenaje de la ciudad y de ahí seguir su trayecto hacia el río Ozama, que lo conducirá por último al  mar Caribe.

Botellas plásticas y de cristal, latas de metal, vasos de fom, colillas de cigarrillos, corcho de plásticos, baterías (pilas), galones para agua, aceite y pinturas, bolsas de plásticos, zapatos viejos y una gran variedad de desechos plásticos, de goma y de metal, forman parte del inventario visual realizado, a orillas del mar en el Distrito Nacional.

La contaminación en los mares y ríos por consecuencia directa de desechos, es debido a la degradación del plástico, metales y otros objetos, que con el paso del tiempo y  originado por distintas reacciones, quedan reducidos a pequeños trozos o partículas, que de esta manera son ingeridos erróneamente luego como alimento por organismos marinos, provocando la muerte de los mismos.

Acabar con la basura costera debe ser una tarea preventiva, de acción y de educación, de los gobiernos municipales y autoridades medio Ambientales.

Posiblemente si no se toman las medidas adecuadas, el país tendrá un fuerte desafió para erradicar la contaminación por este tipo de desechos, ya que son materiales que pueden subsistir por mucho tiempo.

Para tener una idea, después de las botellas de vidrios que pueden durar hasta cuatro mil años, los utensilios plásticos son las más rebeldes a la hora de transformarse, al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan, pero este proceso puede durar de 100 a 1000 años, es el caso de las botellas y vasos plásticos.

Una muñeca de material sintético puede durar unos 300 años de degradación y unos zapatos tenis, pueden tener un tiempo de hasta 200 años, las colillas de cigarrillos pueden durar de uno a dos años. Diez año  es el tiempo que tarda la naturaleza en transformar una lata de gaseosa o de cerveza al estado de óxido de hierro.

Las baterías (pilas) por sus componentes son altamente contaminantes y no se degradan, pueden empezar a desaparecer luego de 50 años al aire libre, pero se las ingenian para permanecer como agentes nocivos en el medio ambiente.

La recogida de la basura se ha convertido en uno de los principales problemas de  contaminación de la República Dominica, creada por la deficiencia en su recogida y su tratamiento, por parte de los distintos ayuntamientos y muy especialmente, el de la capital y el  Santo Domingo, por ser éstas las localidades geográficas más importantes y más pobladas.

Operativos

Los ayuntamientos sólo realizan operativos periódicos de limpieza de las playas, por lo que el problema retorna cada semana por la falta de una política permanente de protección ambiental.

Via: El Nacional

css.php