Inicio | :: Asi Andamos | Francia pone fin al plástico, ¿cuánto aporta esta industria a la economía?

Francia pone fin al plástico, ¿cuánto aporta esta industria a la economía?

No hace mucho tiempo los envases plásticos de usar y tirar gozaban del respaldo social de los grandes inventos. Resultaban prácticos, económicos, ligeros, resistentes y fáciles de producir. No había que fregarlos ni almacenarlos. El problema es que cerca del 79 % de este material ha terminado en vertederos o en el medio ambiente.

En ese sentido, la agenda de sostenibilidad implantada por varios Estados del mundo tiene como objetivo principal establecer una estrategia de manera conjunta que permita invertir el impacto que tiene el uso de los plásticos en el medio ambiente y en la salud de las personas.

¿Qué impacto económico puede provocar la limitación de este material a los países productores y en nuestro país?

Actualmente, el efecto del plástico en la economía es fundamental, considerando que un consumidor promedio usa diversos productos de manera cotidiana ya sea para consumo personal o bien para uso en otras actividades productivas. En cuanto a la desarrollo, los datos por región arrojan una alta competitividad donde China se mantiene como el máximo productor con 24 % del total.

Tienda de juguetes de plástico en Yiwa, China, la capital internacional del plástico. FOTO: National Geographic

Si se toma en cuenta que Japón y el resto de Asia contribuyen en conjunto con 21%, el continente asiático se está configurando como la región más importante del mundo en este rubro. Mientras tanto, Europa y América del Norte, con 20 % del total de la producción cada una, representan 40 % del total.

En República Dominicana, en tanto, la manufactura de plásticos y sus productos derivados se ha destacado por ser uno de los principales impulsores de la industria manufacturera del país. En los últimos años, la participación de la actividad en fabricación de productos de caucho y plástico sobre el valor agregado de la manufactura local ha aumentado en 1.1 puntos porcentuales, pasando de 4.5% a un 5.6%.

Para el periodo 2009-2019, el crecimiento promedio anual de la referida actividad ha sido de 4.4 %, equivalente a 1.2 puntos porcentuales por encima del crecimiento promedio de la manufactura local de 3.2 %. Ante la crisis económica ocasionada por las medidas sanitarias aplicadas para disminuir la propagación del covid-19, el sector de plásticos mostró su resiliencia al experimentar un aumento interanual de su valor agregado de 0.9% para el año 2020, por encima de la manufactura local, que se contrajo en 2.2 %.

Por su parte, las ventas de la actividad Elaboración de Plástico, para el periodo 2015-2019, representaron en promedio el 4.8 % de las ventas totales manufactureras y tuvieron un crecimiento promedio anual de 8.3 %. En 2020, se registraron operaciones totales por un monto de RD$45,332.9 millones, equivalente a un 5.2% de las operaciones totales del sector manufacturero, ubicando dicha actividad en el sexto lugar de 23 actividades.

Efectos económicos

La resiliencia del sector de plásticos ante los efectos económicos del covid-19 en términos del crecimiento del valor agregado y las ventas se tradujo en un aumento en las recaudaciones fiscales. Para el 2020, el sector generó RD$3,511.5 millones en recaudaciones internas, aumentando en 16.5 % en comparación al año anterior.

Esto representó el 2.9 de las recaudaciones internas manufactureras, aumentando su participación en 0.5 puntos porcentuales en comparación al 2019. Durante el periodo 2011-2020, la participación sobre las recaudaciones internas manufactureras se ha duplicado, pasando de 0.9% de las recaudaciones en 2011 a 2.9% en el 2020.

FOTO: Marvin del Cid

Por otro lado, las recaudaciones de gravámenes relacionadas al comercio exterior de la fabricación de plásticos tuvieron un crecimiento promedio anual durante el periodo 2014-2019 de 12%. En 2020, dichas recaudaciones alcanzaron los RD$1,400 millones, experimentando una disminución de 1.7% en comparación al 2019 e interrumpiendo la senda de crecimiento que había experimentado en los últimos 6 años.

En el 2020, fue el séptimo rubro de mayor exportación a nivel nacional, el tercero de mayor exportación entre los productos nacionales y el octavo en el régimen de zonas francas.

Para el periodo 2015-2020, las exportaciones de “plásticos y sus manufacturas” han presentado un crecimiento promedio anual de 4.1 %, pasando de US$320.5 millones a US$400.0 millones. Este crecimiento ha sido impulsado en mayor medida por bienes de consumo.

Un panorama local en que este sector debe estar mirando con mucha atención los acontecimientos que suceden en el mundo con respecto a la limitación de este material.

Europa, el comienzo del fin de los envases de plástico

Desde el pasado 3 de julio de 2021, la Unión Europea ha dicho adiós a los plásticos de un solo uso, lo que se traduce en que ya no se pueden vender bastoncillos de algodón para las orejas, cubiertos, varillas para batir, palos de sujeción de globos y envases de poliestireno, entre otros. Tampoco podrán comercializarse las bolsas oxodegradables de plástico que son publicitadas como biodegradables, pero que, según la UE, se descomponen en microplásticos que no lo son.

FOTO: EAD

La medida tiene como objetivo final lograr un modelo de economía circular, en el que los plásticos desechables que sigan usándose puedan ser reutilizables o reciclables en 2030.

Francia, por su parte, prohibirá los envases de plástico para frutas y verduras a partir de enero de 2022. Esta disposición forma parte de un programa gubernamental de varios años para eliminar el plástico, ya que el país galo, prohibirá, además, los vasos y cubiertos de plástico, así como las cajas de poliestireno para llevar.

Las frutas que se venden cortadas, así como un número limitado de frutas y verduras delicadas, pueden seguir vendiéndose con envases de plástico por ahora, pero eso se eliminará gradualmente a finales de junio de 2026. (RM)

Revista Mercado